NoticiasTrabajo logo ¿Cómo preparar una oposición por libre? 3 claves infalibles para conseguirlo con éxito

¿Cómo preparar una oposición por libre? 3 claves infalibles para conseguirlo con éxito

¿Cómo preparar una oposición por libre? 5 claves infalibles para conseguirlo Técnicas para aprobar unas oposiciones
Trinidad Rodríguez
Trinidad Rodríguez
Actualizado a:

Preparar unas oposiciones por libre no es una tarea sencilla para nadie, ni siquiera para aquellos que más número de horas pasan entre libros, subrayadores y apuntes. No cabe duda de que sea cuál sea la convocatoria pública de empleo, se requiere invertir muchas horas de estudio unido al esfuerzo pero, sobre todo, contar con un plan estratégico para afrontar este largo camino.

Y es que sin organización puede ser imposible. Pero nada más lejos de la realidad. Existen 5 claves infalibles para aprobar una oposición por su cuenta con éxito y conseguir una plaza en algunas de las Administraciones Públicas. Hay un punto clave al respecto. Cuando se prepara un proceso de selección en la que la organización depende exclusivamente de uno mismo, el grado de responsabilidad es muy alto. También el sentimiento de culpa si se falla.

Entre otras cosas, claro está, porque no existe un tutor determinado que guíe y de las pautas concretas al respecto. Pero no imposible. Si se siente identificado con este caso o simplemente busca preparar una Oferta Pública de Empleo (OPE), lo mejor es que apunte estos consejos que le serán muy útiles. 

Trucos para aprobar unas oposiciones por libre 

Justo antes de comenzar, conviene señalar que la inmensa mayoría de los expertos recomiendan hacerlo junto a un preparador o academia, pero en determinadas ocasiones, ya sea por falta de dinero o bien por incompatibilidades horarias, no siempre se puede contar con esta ayuda extra.  

De todas formas, no siempre es necesario. Lo primero de todo es conseguir el temario, los test y, como no, estar atento a las actualizaciones que sufra la convocatoria. Por lo que existen ciertos aspectos que siempre se deben tener muy presentes. Estos puntos tienen que ver con los temas, el calendario con fechas claves, los foros, así como el entorno favorable y la motivación. Esta última razón parece un hecho, pero no siempre lo es y conviene tenerlo presente. 

Temario

En primer lugar, habrá que conseguir el temario actualizado. Para averiguarlo, se puede comprobar la página web oficial de la oposición que se busque preparar o, incluso, consultar las academias online. Normalmente lo tienen abierto al público para que los estudiantes sientan curiosidad y pidan información.  

También sirve echarle un vistazo a los temas presentados en otros años, aunque será importante saber que en muchas ocasiones el temario puede verse actualizado. Otra opción económica es apuntarse al sindicato CSIF, que lo suele ofrecer por una cuantía de no más de 12 euros. 

Tener siempre a mano un plan 

Antes de ponerse a estudiar, es de vital importancia crear una buena planificación. Parece obvio, aunque no siempre lo es y se cae en el error de ir improvisando cada día. Es más, es uno de los puntos más complicados, incluso por encima de los aspectos técnicos. Conviene contestar a algunas cuestiones con total sinceridad: 

  • ¿Cuántas horas de estudio se van a dedicar al día?
  • ¿Cuáles son los objetivos a cumplir durante esa semana?
  • ¿Cuántos días a la semana se va estudiar?
  • ¿Qué elementos se necesitan para llevarlo a cabo sin distracciones?
  • ¿Se cuenta con el material adecuado para ponerme a estudiar sin problema?
  • ¿Cuál será el entorno donde se plantea el estudio diario? 
  • ¿Qué ocurre con los días festivos y fines de semana? Cómo enfrentarse a estos días
  • ¿Qué otras tareas necesitan ser cubiertas de forma imprescindible y cuánto tiempo conllevan?

Eliminar las distracciones

Puede parecer obvio, pero no siempre es así. Un error que se suele comenter por parte de muchos opositores es no tener un lugar concreto de estudio. Esto dificulta enormemente la capacidad de concentración. No se trata de tener un sitio intocable, pero sí fijo.