NoticiasTrabajo logo Cada español paga 250 euros en la factura de la luz por el cambio climático

Cada español paga 250 euros en la factura de la luz por el cambio climático

La crisis climática cuesta casi 250 euros al año solo en aire acondicionado y podría aumentar 70,74 euros más.

Factura luz cambio climático
Trini Rodríguez
Trini Rodríguez
Actualizado a:

El recibo eléctrico se dispara y el cambio climático tiene mucho que ver. Los veranos son ahora más largos que hace 40 años según la Agencia Estatal de Meteorología, lo que se ve reflejado directamente en el precio de la factura eléctrica. En España, la época estival se está alargando unos 9 días de media por cada diez años a causa de la crisis climática, lo que suma una cantidad de casi 250 euros que los ciudadanos gastan solo en aire acondicionado. 

Esto significa que las temperaturas son cada vez más altas, lo que propicia que los españoles se vean obligados a tener los sistemas de refrigeración, como ventiladores y aparatos de aire acondicionados, encendidos todo el día. Pero sobre todo por la noche, cuando el calor se convierte especialmente sofocante. Así lo demuestran los datos proporcionados por un estudio realizado por Raisin España, una plataforma de ahorro europea. 

Atendiendo al precio medio actual del kWh, en torno a los 0,30346 euros, esas cinco semanas adicionales de consumo eléctrico incrementa la factura en 97,50 euros sólo teniendo en cuenta los tres meses más cálidos del año. Por lo tanto, a final de año se suma una cantidad de casi 250 euros en aire acondicionado. 

Cómo afecta la crisis climática en el recibo eléctrico

La demanda eléctrica en España cambia de estación. Si bien hasta hace poco esta preocupante situación estaba asociada al invierno, en las próximas décadas cambiará al verano debido a la inminente crisis climática que conllevan las imparables emisiones de gases de efecto invernadero a largo plazo. 

Para 2050 podríamos estar hablando de otra subida de 70,74 euros, sin tener en cuenta la inflación de la factura eléctrica que esta misma semana ha vuelto a alcanzar su récord histórico. Sin embargo, el mayor aumento de días extremos de demanda eléctrica dependerá de la región en la que se encuentre puesto que las proyecciones sugieren un menor calentamiento en el noroeste de España. 

La ecuación es simple. Al aumentar la temperatura de la tierra, crece la necesidad de instalar sistemas de climatización. Esto se traduce en un aumento en la factura de la luz, que tendría un mayor impacto sobre todo en zonas del sur de Europa, como es el caso de Extremadura o Andalucía.