Así se pide la jubilación si se cobra el subsidio para mayores de 52 años

Así se pide la jubilación si se cobra el subsidio para mayores de 52 años

Estos son los pasos para pedir la pensión de jubilación si se está cobrando el subsidio para mayores de 52 años. Hay que entregar estos documentos.

Pasos para solicitar la jubilación cobrando el subsidio para mayores de 52 años.
Isabel Gómez
Actualizado a:

Existen momentos en los que las personas con una cierta edad se encuentran en una situación de vulnerabilidad económica y laboral y saben que no van a reincorporarse al mercado de trabajo. Si han agotado la prestación por desempleo, puede que estén cobrando el subsidio por desempleo para mayores de 52 años del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). Por tanto, se preguntan cómo pueden pedir una pensión de jubilación anticipada de la Seguridad Social. Algo que es posible si cumplen con unos requisitos mínimos.

Lo primero que necesitan es haber cotizado al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) durante un mínimo de 15 años. Hay que recordar que los subsidiarios mayores de 52 años son los únicos que les cotiza para la jubilación, concretamente por el 125% de la base reguladora. Además, deberán acreditar que no tienen ingresos mensuales mayores al 75% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), por lo que presentarán al SEPE una declaración anual de rentas.

Si todavía les falta tiempo para llegar a la edad ordinaria de jubilación, es decir, 65 años si han cotizado 37 años o más, pueden plantearse acogerse a una jubilación anticipada. Algo que se da siempre que cumplan una serie de condiciones muy específicas. También depende de la cantidad de años que el trabajador haya cotizado a la Seguridad Social. Un dato muy importante porque en función de este se podrá acceder a la pensión antes o después.

Pasos para pedir la jubilación anticipada cobrando el subsidio para mayores de 52 años 

Antes de acudir al INSS a solicitar la pensión contributiva, se deben cumplir una serie de requisitos para poder acogerse a una jubilación anticipada cuando se hace de forma voluntaria. Estos hacen referencia no solo a la cantidad de tiempo que se debe haber cotizado, sino también a la edad, aunque se presupone que si ya se está cobrando el subsidio para mayores de 52 años se sobrepasará esa edad. Actualmente, se resumen en cuatro condiciones generales:

  • Haber cotizado un mínimo de 35 años a la Seguridad Social, dos de los cuales deben estar dentro de los últimos 15 años.
  • Estar dado de alta o en una situación asimilada al alta.
  • Haber cotizado dos años menos de la edad legal de jubilación, por tanto:
    • Se puede solicitar a los 63 años, cuando se hayan cotizado más de 37 años y seis meses.
    • Se puede solicitar a los 64 años y dos meses, cuando no se ha llegado a ese periodo.

El importe de la cuantía a percibir, debe ser mayor a la cantidad mínima. Un requisito que se cumple sobradamente. Los subsidiarios del SEPE cobran una cuantía fija mensual de 463,21 euros. 

Una vez que se tiene claras todas las condiciones impuestas, los beneficiarios de la futura pensión anticipada deberán seguir estos pasos. Lo primero es descargar el formulario de solicitud correspondiente a este tipo de ayuda contributiva de la Seguridad Social. 

Para descargarlo, el interesado deberá acudir a la Sede Electrónica del INSS y dirigirse al apartado ‘Prestación Seguridad Social’. Una vez dentro, el sistema le obligará a identificarse por una de estas cuatro vías:
Cl@ve PIN.
DNI electrónico.
Certificado digital.
A través de un SMS.

Una vez identificado en ‘Tu Seguridad Social’ se debe acceder al apartado ‘Trabajo’ y pulsar en la opción ‘Pedir tu jubilación’ y completar los campos a rellenar con la información necesaria. 

¿Qué documentos son necesarios para solicitar la jubilación anticipada?

Según recoge la Seguridad Social, es obligatorio que todos los documentos que se especifican a continuación se acompañen del formulario de solicitud y de una copia compulsada, excepto los que sirvan para identificar al futuro pensionistas. Así, toda la documentación requerida se recoge en:

  • DNI, NIE o pasaporte.
  • Un justificante de pago de cotizaciones de los últimos tres meses y el cese en el trabajo si se ha producido en el momento de la solicitud. En este caso, los beneficiarios del subsidio para mayores 52 años o más, deberán entregar un justificante de cobro del subsidio por desempleo.