Pensiones

Este es el nuevo impuesto que llegará en 2023 para pagar las pensiones

Este nuevo mecanismo entrará en vigor en enero de 2023 para sustituir al “ factor de sostenibilidad” de las pensiones. Tendrán que pagarlo tanto los trabajadores autónomos como los asalariados.

Este es el nuevo impuesto que llegará en 2023 para pagar las pensiones
Una mujer contando el dinero de su pensión
Paola Vargas López
 

Con la llegada del nuevo año 2023, también llegará el nuevo Mecanismo de Equidad Intergeneracional (MEI) para completar la reforma de las pensiones. El Gobierno de España pretende llenar la hucha y afrontar las garantías de pago de las pensiones entre los años 2032 y 2050 (las de los “baby boomers”). Son más de 20 millones de trabajadores asalariados en la Seguridad Social los que verán cómo en su nómina aparece esta nueva cotización o impuesto. Se pretende recaudar alrededor de 22.000 millones de euros.

Es importante señalar que se trata de un impuesto que se aplicará para mejorar las futuras pensiones de jubilación, por lo que no afecta de ninguna manera a los pensionistas que actualmente están cobrando su prestación contributiva de jubilación.

Llegan tiempos difíciles para las pensiones en España y es que el envejecimiento de la población en nuestro país, la tasa de desempleo, la inflación, la inminente llegada de las jubilaciones del baby boom y con el fondo de reserva de las pensiones prácticamente vacío. Y es que cabe recordar que han pasado de tener 67.000 millones de euros a los 2.000 millones de euros actuales.

¿Qué es el Mecanismo de Equidad Intergeneracional (MEI)?

Fue el pasado mes de diciembre de 2021 cuando se publicó en el BOE la aprobación de la aplicación del MEI dentro del primer paquete de reforma de las pensiones del ministro de la Seguridad Social, Jose Luis Escrivá. Garantizar el poder adquisitivo de los futuros pensionistas es el objetivo de este nuevo sistema que entrará en vigor el próximo 1 de enero de 2023.

Conseguir que los Fondos Reservados de la Seguridad Social, es decir, la hucha de las pensiones, vuelvan a crecer para poder afrontar las nuevas prestaciones por jubilación que llegarán a partir del año 2032 y que corresponden a los llamados “baby boomers”. Esta generación son los nacidos entre finales de los cincuenta y finales de los años setenta y además de ser la generación más numerosa, también se jubilarán con las pensiones más altas.

La aplicación del MEI supondrá un incremento del 0,6% en las cotizaciones sociales que paga cada trabajador, independientemente de su nivel salarial. De este 0,6%, el trabajador asumirá un 0,1% y la empresa el 0,5% restante. Esta subida se verá aplicada en el concepto de la nómina llamado “contingencias comunes”, por el que actualmente las empresas pagan un 23,6% y en empleados un 4,7%.

Por lo que aplicada la subida de este 0,6%, a partir del próximo 1 de enero de 2023, las empresas empezaran a pagar un 24,1% y los trabajadores un 4,8%. En el caso de los trabajadores por cuenta propia (autónomos) deberán de asumir este incremento del 0,6% ellos mismos.

Si tomamos el ejemplo de una cotización de unos 2.000 euros de salario de un empleado, este incremento del 0,6% supondrá una cotización mensual de 12 euros totales, de los cuales 10 euros pagaría la empresa y los otros 2 euros los asumiría el empleado.

¿Cómo afecta el MEI a las pensiones?

Según palabras del ministro de Seguridad Social, que dirige, Jose Luis Escrivá, se pretende que sigan existiendo las pensiones de jubilación. Que los pensionistas tengan asegurado su poder adquisitivo, evitando posibles problemas futuros de escasez de recursos económicos dentro de la hucha de las pensiones actuales.

Este impuesto, que se empezará cobrar a partir de 2023, será asumido por los actuales trabajadores pensando en sus pensiones futuras, en ningún caso por los actuales pensionistas, los cuales a día de hoy tienen sus pensiones aseguradas.

ARCHIVADO EN: