NoticiasTrabajo logo Qué es el Mecanismo de Equidad Intergeneracional y cómo afecta a las pensiones

Con la reforma de las pensiones ya en marcha, el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones que dirige José Luis Escrivá presentó el nuevo Mecanismo de Equidad Intergeneracional (MEI). Una medida que pactaron el Gobierno de España y los sindicatos UGT y CCOO pero sin el apoyo de las organizaciones empresariales como CEOE o CEPYME y que entrará en vigor próximamente con una serie de reformas que afectarán a los trabajadores actuales de cara al futuro de las pensiones.

Este mecanismo de equidad llega para mejorar el sistema había actualmente implantado en España y que afectaba a los pensionistas. Y es que, en palabras del propio Escrivá, el actual factor de sostenibilidad “es un elemento muy mal diseñado y no respondía a los retos del sistema”. 

Con este nuevo sistema de reforma de las pensiones, el ejecutivo nacional pretende llevar a cabo diferentes iniciativas y medidas para poder garantizar el poder adquisitivo de los futuros pensionistas. Entre ellos, la generación ‘baby boom’, que alcanzará la edad de jubilación a partir de 2032 y por lo que ya se han tomado las primeras medidas para volver a rellenar la hucha de las pensiones, como es subir la cuota de cotización a empresas y trabajadores.

¿Qué es el Mecanismo de Equidad Intergeneracional?

No es fácil definir al nuevo Mecanismo de Equidad Intergeneracional elaborado por el ministro José Luis Escrivá, y es que se trata de un sistema que tiene diferentes ‘frentes abiertos’ pero todos ellos con un objetivo común. Tal y como se ha asegurado desde el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), se pretende conseguir que los Fondos Reservados de la Seguridad Social, es decir, la hucha de las pensiones, vuelvan a crecer para poder afrontar las nuevas prestaciones de jubilación que llegarán a partir del 2032.

Y es que, tal y como aseguró Escrivá, dichos fondos han pasado de tener 67.000 millones de euros a los 2.000 millones actuales. Por ello, desde el Ministerio han establecido una serie de retos que pretenden afrontar con esta nueva reforma de las pensiones que ya se ha iniciado.

¿Qué retos pretende afrontar?

A la hora de hablar de los retos a los que se les va a hacer frente en esta nueva reforma, hay que diferenciar dos aspectos distintos. Por un lado, un reto que tiene una naturaleza estructural, y, por otro lado, el que tiene una naturaleza transitoria, dando respuesta a los nuevos acontecimientos que ocurren con el paso del tiempo.

  • Naturaleza estructural: Es el destinado al avance progresido de la esperanza de vida en la población. Como respuesta para el mantenimiento de las pensiones se pretenden dos objetivos concretos, que son:
    • Aumentar la edad de jubilación hasta alcanzar los 67 años.
    • Aproximar la edad efectiva con la edad ordinaria a la hora de acceder a la jubilación, tratando de disminuir los casos de jubilación anticipada.
  • Naturaleza transitoria: Este reto es temporal y, todo hace prever que se cumplirá en el año 2050. El ministro Escrivá aseguró que, actualmente, el tamaño de la generación que accede a la jubilación y la que está en edad de trabajar está desajustado. Por lo que puede ocasionar problemas de cara al cobro de las prestaciones, aunque, con este Mecanismo, se reforzará el sistema y esto dejará de ocurrir en el año 2050.

¿Qué medidas se han implantado hasta el momento?

De momento no son muchas las medidas que el Gobierno de España ha elaborado para llevar a cabo este Mecanismo de Equidad Intergeneracional, aunque lo cierto es que no falta la polémica en alguna de las iniciativas ya llevadas a cabo. Entre ellas, desde la Seguridad Social se mantiene el aumento de la edad de jubilación, que todo apunta a que se alcanzarán los 67 años en el próximo 2027 como edad legal para jubilarse sin vivir penalizaciones.

Pero no solo eso, y es que, hace unos días, el Gobierno de España llegó a un acuerdo con los agentes sociales para llevar a cabo la segunda de las medidas, aunque este hecho no contó con el apoyo de los agentes económicos. Se trata de la subida de las bases de cotización al Instituto Nacional de la Seguridad Social, que iban a verse aumentadas un 0,6% de manera anual durante 10 años, desde 2023 hasta 2032. Este aumento se iba a ver repartido entre empresarios, a los que se les subiría un 0,5% anual y los trabajadores, que subirán un 0,1%, aunque, de manera indirecta, serán los empresarios con trabajadores a cargo quienes aumentarán sus gastos en la totalidad de dicho 0,6%, debido a que, pese a la subida de la cuota, el sueldo del trabajador no puede ser menor. 

¿Cómo afecta el MEI a las pensiones?

A la hora de hablar sobre cómo va a afectar este Mecanismo de Equidad Intergeneracional a las futuras pensiones hay que ser claros. Y es que, con esta medida, se pretende que sigan existiendo las pensiones de jubilación, por lo que afectará de manera directa a la existencia y cobro de las futuras prestaciones de jubilación. Con ello, se pretende que los pensionistas tengan asegurado su poder adquisitivo, evitando posibles problemas futuros de escasez de recursos económicos dentro de la hucha de las pensiones, algo que ocurre a día de hoy de cara a las pensiones futuras, tal y como aseguraba Escrivá.