NoticiasTrabajo logo Este es el momento perfecto para pedir la jubilación con la pensión más alta

Este es el momento perfecto para pedir la jubilación con la pensión más alta

Como recomienda la Seguridad Social, más que el mes, lo importante es fijarse en el coeficiente reductor o en el extra de la pensión de jubilación

Este es el momento perfecto para pedir la jubilación con la pensión más alta A pesar de la subida del IPC en marzo, así pueden saber los trabajadores la fecha idónea para jubilarse.
Isabel Gómez
Isabel Gómez
Actualizado a:

Cuando se acerca la edad de jubilación, todos los futuros pensionistas intentan hacer malabares para recibir la pensión de jubilación más alta del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS). Estas acrobacias se sustentan bajo dos pilares fundamentales para todo aquel que haya formado parte del sistema contributivo español: haber cotizado los años suficientes y conseguir la mejor base reguladora, poniendo el foco en el coeficiente reductor. No hay reglas infalibles para saber cuál es el momento perfecto, aunque a continuación se darán unas directrices para poder hacer el retiro del mercado laboral con la pensión más alta.

En términos generales, aunque depende de la situación personal del beneficiario, los meses comprendidos en la segunda mitad del año, concretamente, entre julio y noviembre, es cuando el Índice de Precios al Consumo (IPC) experimenta una mayor subida. Por tanto, puede que se consiga una mejor base reguladora y, con ello, la cuantía de la pensión sea más elevada al tener una nómina más alta. Justo ese sería el momento idóneo para solicitarla y comenzar el descanso laboral.

En el primer cuatrimestre del año, la inflación se ha situado en un 8,4%, como recogen los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). En España se ha podido observar una subida estacional marcada por la subida de precios de los alimentos, de la electricidad y de los carburantes. Unos hechos que, generalmente, siempre se han producido a final de año, ya que ahí es donde se acumulaba más consumo. Con esta subida actual, los futuros jubilados podrían hacer cálculos porque, para que el importe de la pensión sea más alto, influye tanto la base reguladora como la inflación.

Cómo se calcula la base reguladora de la pensión de jubilación

Como explican desde la Seguridad Social, en el presente año, la base reguladora se calcula con la suma de las bases de cotización de los últimos 25 años. Es decir, sumando los últimos 300 meses previos a la solicitud. El resultado que se obtenga se divide entre 350 y el resultado, será la dicha base que tenga cada trabajador.

A partir de ahí, se calculará la cuantía de la pensión aplicando el porcentaje correspondiente a dicha base reguladora y el tiempo de cotización que se haya obtenido. Así:

  • Con 15 años cotizados, se percibirá el 50%.
  • Con más de 15 años, se deberá tener en cuenta la siguiente norma: en los primeros 106 meses extra, se acumula un 0,21% de la base por mes cotizado; a lo largo de los 146 meses posteriores, se acumula un 0,19% de la base por mes cotizado.

Cómo se calcula la paga de pensión de jubilación

La Seguridad Social tiene a disposición de todos los futuros pensionistas un simulador de la jubilación en el que todos los trabajadores pueden, independientemente del régimen contributivo al que pertenezcan, calcular de cuánto será la cuantía a percibir en el momento que ellos estimen oportuno. Hay que matizar que son cálculos orientativos, que se hacen con la información que este ente público tiene en ese momento del trabajador. Por eso es importante que toda la información sea correcta.

Para acceder al simulador, hay que entrar en la web del INSS e identificarse con certificado digital, DNIe o Cl@ve. En la pantalla aparecerá el tiempo cotizado a lo largo de toda la vida laboral y el interesado verá cuáles son sus cotizaciones detalladamente en la pestaña ‘Ver tus cotizaciones.’

También hay un contador donde se muestra el tiempo que queda para acceder a la jubilación. Si se pulsa la pestaña ‘Simular tu jubilación’, aparece una ventana donde se debe confirmar toda la información recogida en el sistema sobre las circunstancias personales del interesado. Por último, se acepta y se verá directamente el resultado de cómo quedará la cuantía de la pensión a recibir con esos datos introducidos.