Pensiones

Estas son las 3 opciones de Escrivá para reformar el periodo de cálculo de las pensiones

El ministro Escrivá ha dado a conocer las tres vías que estima necesarias para reformar el cálculo de pensiones. Esto supone subir el periodo de 25 a 35 años.

Estas son las 3 opciones de Escrivá para reformar el periodo de cálculo de las pensiones
Periodo cálculo pensiones Escrivá
Isabel Gómez
Actualizado a:

El titular del Ministerio de la Seguridad Social, José Luis Escrivá, tiene un duro otoño al que hacer frente. El curso político ha arrancado con varios retos en cuanto a materia de pensiones del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), como el destope de las bases máximas de cotización o la reforma del periodo de cálculo de las pensiones contributivas. Justamente de esta última cuestión ha mostrado sus cartas recientemente y ha expuesto las tres opciones que contempla para llevarlo a cabo.

El titular de dicha administración pública ha explicado que actualmente se barajan tres fórmulas diferentes y es que, según Escrivá, "hay varios elementos con los que se puede jugar para enfrentarse a la realidad de que, desde la crisis financiera, las carreras laborales no son tan lineales y los últimos 10 o 15 años antes de acceder a una pensión de jubilación pueden tener una volatilidad salarial."

Entre todas ellas, ha hecho referencia a la ampliación del periodo de cómputo, la exclusión de los "peores" años o el ajuste del "tratamiento de lagunas de cotización." Por lo que habrá que exponer cuáles son esas fórmulas que se plantean desde la Seguridad Social.

Las tres fórmulas de Escrivá para modificar el periodo de cálculo de las pensiones

El ministro ha sido claro en cuanto a las vías que barajan para modificar el cálculo de las pensiones. Y es que se está estudiando subir este periodo a los 35 años para calcular la cotización y que, si las personas tuvieran mucha volatilidad a lo largo de su carrera laboral, se prevé que puedan solventar esas lagunas (tiempo sin estar activos en un empleo) con un tiempo mayor al actual. Estas tres fórmulas corresponden con las siguientes:

  • Una ampliación de los años, que podría ir hasta los 35 años.
  • La adecuación del cálculo de la retribución de los jubilados a las nuevas carreras laborales: aquí se incluye la opción de elegir los 25 mejores años laborales para cotizar y tener la mejor base de cotización y, por ende, una mayor cuantía de pensión de jubilación.
  • Hacer un tratamiento de las lagunas de cotización, algo a lo que todavía quedaría por especificar desde la Seguridad Social.

Para llevar a cabo todas estas opciones, se estima que se comparta primeramente un borrador definitivo con los agentes sociales, los sindicatos y la patronal. Y es que así se completaría el compromiso de la Comisión Europea donde se recoge “la adecuación del periodo de cómputo para el cálculo de la pensión a las nuevas carreras profesionales, con el objetivo de reforzar la contributividad del sistema de pensiones y hacerlo más equitativo”. También se incluye el destope de las bases máximas de cotización.

¿Qué supone subir a los 35 años el periodo de cálculo de la cuantía de la jubilación?

Una de las mayores cuestiones que deben tener los trabajadores que se retiren del mercado laboral y se conviertan en jubilados tiene que ver a qué base reguladora tienen derecho, indicador clave para que la cuantía de la pensión contributiva sea mayor o menor. Actualmente, el periodo en que se fija la Seguridad Social es de los últimos 25 años antes de cumplir con la edad ordinaria o legal de jubilación.

Este periodo se está estudiando que pase a ser a los 35 años. ¿El motivo? El gran aluvión de pensionistas pertenecientes a la generación ‘baby boom’ y que se espera que incrementen el gasto en pensiones en los próximos años. Hay que recordar que la estructura poblacional española es de pirámide invertida, donde la población activa que soporta el sistema de pensiones es menor y los beneficiarios de una ayuda contributiva cada vez mayor. Además, los mayores han tenido sueldos más altos y han estado profesionalmente cada vez más preparados.

Aunque todavía no existen muchos detalles de esta propuesta, la medida supondría que desde su implantación en el sistema de cálculo del importe de la pensión se incrementaría el número de años considerados. Eso sí, como se han mencionado, se valora la posibilidad de que sea el perceptor del importe quien elija sus mejores 25 años, según lo trabajado.

ARCHIVADO EN: