NoticiasTrabajo logo De dónde proviene el dinero de las pensiones de la Seguridad Social

De dónde proviene el dinero de las pensiones de la Seguridad Social

De dónde proviene el dinero de las pensiones de la Seguridad Social La Seguridad Social explica cómo recaudan el dinero para pagar las pensiones.
Isabel Gómez
Isabel Gómez
Actualizado a:

Actualmente, alrededor de diez millones de personas reciben una pensión contributiva por el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), lo que representa un gasto de 10.251.52 millones de euros, según datos ofrecidos por dicha administración pública. El Gobierno de España está en plena remodelación del sistema de pensiones, por lo que muchos beneficios se han preguntado de dónde proviene el dinero que perciben cada mes en sus entidades bancarias. Una cuestión que se detallará más adelante.

Actualmente, los pensionistas están un poco preocupados por los malos datos económicos que sitúan el IPC en un 8,7% al acabar abril. Sin embargo, el ministro de la Seguridad Social, José Luis Escrivá ha sido entrevistado hoy, 2 de junio, donde ha expuesto varios temas, como el de la reforma de las pensiones. El titular del INSS ha asegurado que “las pensiones se actualizarán con el IPC.” Así, ha dado respuesta a la incertidumbre que ha habido también estos días por las exigencias de la Comisión Europea en materia de reforma de pensiones. 

Saber de dónde proviene todo ese dinero es algo que sigue estando en la mente de los pensionistas. El sistema de pensiones español se financia, por regla general, a partir de las cotizaciones sociales que pagan los trabajadores de los diferentes regímenes que forman parte de esta administración pública. Pero, ¿cómo funciona de forma específica?

¿Cómo se obtiene el dinero de las pensiones de la Seguridad Social?

Además de todas esas cotizaciones al INSS, también el modelo está basado en la conocida solidaridad intergeneracional. Esto quiere decir que los trabajadores tienen derecho a cobrar una pensión gracias a sus cotizaciones a lo largo de sus trayectorias laborales. Sin embargo, esta no se cobra con ese dinero, sino con las cotizaciones de los trabajadores actuales. 

Estas varían en función de la base de cotización del trabajador y del tipo de cotización correspondiente a cada contingencia. Cuando es por causas comunes, se hace por el 28,30% de la base en 2022. Por tanto, corresponde a la empresa aportar el 23,60% y al asalariado un 4,7%. Cifras que fija el organismo público en cada año. A la cotización anterior deben unirse, aunque no se destinen a las pensiones, las cotizaciones por:

  • Desempleo.
  • Formación profesional.
  • Fondo de Garantía Salarial.

La base de cotización sobre la que se aplican los mencionados porcentaje, corresponde con la remuneración mensual bruta que los trabajadores reciben en metálico como en especie cada mes. Pero no computan todos los ingresos, sino que existen unos topes mínimos y máximos que se recogen en los Presupuestos Generales del Estado. Una libertad que sí tienen los autónomos y pueden elegir la base por la que cotizar. 

A continuación se va a explicar con un ejemplo. Si una persona asalariada cuenta con una base de cotización de 1.000 euros mensuales, 74 euros van a aportarse a la Seguridad Social, mientras que su jefe aportará otros 236 a la cuenta común. Por tanto, 283 euros al mes son los que recibe el INSS. Si se suman en todos los meses del año, se descubre que, anualmente, se destinan 3.396 euros para financiar las pensiones en ese año.

¿Cuánto aportan los desempleados que cobren el paro a la Seguridad Social?

Los trabajadores desempleados que cobren la prestación por desempleo, el paro, del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), también están realizando cotizaciones para las pensiones en el INSS. No ocurre lo mismo con las personas que cobran los subsidios por desempleo de ese organismo perteneciente al Ministerio de Trabajo. Aunque sí que hay dos excepciones:

El modo empleado para cotizar de los desempleados será igual que el modelo explicado anteriormente. Como explican desde la Seguridad Social, "si se está cobrando el paro, se seguirá cotizando a la Seguridad Social con una base de cotización igual o parecía a la que se tenía cuando se estaba en activo."

La base de cotización para quienes cobren el subsidio de mayores de 52 años es el 125% de la base de cotización mínima vigente cada año. Desde el 1 de enero de 2022, la base mínima ha pasado a ser de 1.166,70 euros al mes, por lo que los beneficiarios cotizarán por el 125%, es decir, por una base de 1.458,37 euros al mes.