NoticiasTrabajo logo Leroy Merlin creará 2.000 empleos para reforzar la campaña de verano en España

Trabajar en Leroy Merlin durante la época estival ahora es posible gracias a las ofertas de empleo con las que la cadena quiere paliar el desempleo y buscar salida a aquellos que se encuentran en paro. La crisis del coronavirus ha hecho que muchos trabajadores se vean abocados a pedir prestaciones o ayudas. Algo que la empresa de decoración quiere paliar con estas ofertas de empleo.  

Debido a ello, la empresa plantea a quien quiera trabajar en Leroy Merlin la posibilidad de que lo haga mediante el lanzamiento de 2.000 puestos de trabajo con los que reforzar la plantilla de cara a la temporada de verano. De esta opción se benefician las 132 tiendas que esta compañía tiene repartidas por España.

Ya en el mes de marzo, esta empresa lanzó una amplia oferta de trabajo en la que contemplaba 800 puestos, con sueldo de 1.070 y 1.300 euros , más los pluses por horas extra o antigüedad. Asimismo, presentó también varios tipos de contrato, variables, siendo algunas de ellas de jornada completa o media jornada. Pinchando en el link anterior, además, puedes consultar los requisitos necesarios para optar a estos puestos.

La desescalada ha arrojado muy buenos números para la empresa. Por eso trabajar en Leroy Merlin se convierte en muy buena opción. Muchos clientes han esperado a los cambios de fase anunciados por el Ejecutivo central para poder realizar sus compras o reformas.

La temporada estival abarca los meses de junio, julio y agosto. Aquellos que sean seleccionados por la idoneidad de su currículum deberán pasar por un curso de formación en el que los responsables les explicarán, especialmente, las medidas adoptadas en los establecimientos para mejorar la seguridad tanto del trabajador como el cliente en lo referente a la prevención del Covid19.

La variedad de puestos ofertados es muy grande, pero entre ellos priman los que tienen que ver con el mobiliario exterior y la jardinería. Esto puede ser provocado por la experiencia vivida por los ciudadanos durante el Estado de Alarma, que ha acrecentado la necesidad de disfrutar al aire libre.