NoticiasTrabajo logo ¿Qué horas efectivas de trabajo se tienen en cuenta para las vacaciones?

¿Qué horas efectivas de trabajo se tienen en cuenta para las vacaciones?

Los desplazamientos hasta el puesto de trabajo o el tiempo para almorzar no se consideran horas de trabajo efectivo para las vacaciones.

¿Qué horas efectivas de trabajo se tienen en cuenta para las vacaciones? La jornada laboral pactada nunca podrá ser superior a 40 horas semanales
Trinidad Rodríguez
Trinidad Rodríguez
Actualizado a:

Las vacaciones están a la vuelta de la esquina. Lo cierto es que con el inicio del mes de mayo y sus suaves temperaturas invitan a que muchos trabajadores se cuestionen qué horas efectivas de trabajo se tienen en cuenta para cogerse los que serán sus próximos días de descanso.

Pues bien, lo primero que se debe saber es que el Estatuto de los Trabajadores establece que serán los contratos o los convenios colectivos dónde se pacte la duración de la jornada de trabajo de los empleados. En cualquier caso, la jornada laboral pactada nunca podrá ser superior a 40 horas semanales de trabajo efectivo de promedio en cómputo global.

En términos globales corresponde a 1.826 horas y 27 minutos. Pero es aquí cuando hay que hacer un parón en el camino, porque cabe preguntarse qué es el tiempo efectivo de trabajo. Pues bien, responde a ese tiempo dentro de la jornada laboral en la que el empleado se encuentra realizando sus funciones o se encuentra en su puesto de trabajo.

Por otro lado, se garantiza un descanso mínimo de 11 horas consecutivas por cada 24 horas. De hecho, esta resolución establecida por la Unión Europea se puede consultar en el BOE. No obstante hay momentos que aunque se consideran laborales, es decir, no se contabiliza cómo tiempo de trabajo efectivo. Se detallan las más a comunes a continuación.

Situaciones que se consideran horas de trabajo efectivo para las vacaciones

El tiempo de trabajo efectivo es aquel en el que la persona se dedica estrictamente a su labor como trabajador. Sin embargo, existen ciertos límites que a menudo suelen dar lugar a confusiones. No entran a formar parte del mismo las siguientes situaciones: 

  • Desplazamientos hasta el puesto de trabajo.
  • Pausas para descansar, como puede ser el caso de parar para almorzar o fumarse un cigarro.
  • El momento dedicado a realizar el fichaje.
  • Cambio de indumentaria e higiene personal.
  • Periodos de guardia. 

Por el lado contrario, las formaciones fuera del lugar de trabajo sí se consideran horas de trabajo efectivo. Un apunte rápido al respecto. También es así en algunos desplazamientos. Esto es, el que realiza el empleado o empleada si el transporte está relacionado con su actividad laboral. Para ejemplificar, este puede ser el caso de un periodista que tiene que acudir desde su empleo hasta una rueda de prensa a una hora de distancia.