NoticiasTrabajo logo Así debes aplicar el IRPF en la nómina para no pagar por la declaración de la Renta

Así debes aplicar el IRPF en la nómina para no pagar por la declaración de la Renta

Dependiendo de cómo se aplique el IRPF en la nómina, la declaración de la Renta saldrá a pagar o devolver. Qué porcentaje corresponde según los tramos del impuesto.

Así debes aplicar el IRPF en la nómina para que la declaración de la Renta no salga a pagar Aplicación del IRPF en la nómina
Esperanza Murcia
Esperanza Murcia
Actualizado a:

La retención del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), es una de las partes más importantes de la nómina. Se trata de un adelanto que se va pagando de forma mensual a Hacienda sobre lo que tocará después abonar con la presentación de la declaración de la Renta. Por este motivo, dependiendo de las retenciones, el resultado saldrá a pagar o a devolver. 

Explicado de forma más sencilla: si las retenciones del IRPF en la nómina han sido menores de lo que correspondían, tocará pagar a la Agencia Tributaria. Por el contrario, si han sido mayores, la declaración saldrá a devolver. De ese modo, conviene que mes a mes se ajuste este impuesto lo máximo posible. Al respecto, conviene señalar que es un impuesto progresivo: cuanto más se gane, mayor será el porcentaje a aplicar en las retenciones. 

Por su parte, para saber cuáles son las retenciones que corresponde aplicar en la nómina, solo hay que consultar los tramos del IRPF. Y, en concreto, fijarse en los tipos totales que son el resultado de sumar los tramos estatales y los autonómicos (estos últimos varían dependiendo de la comunidad). Conviene señalar que las empresas están obligadas a ejecutar estas retenciones, informar a sus empleados de cuáles son e ingresar a Hacienda dichos importes. 

Tramos del IRPF: retención en la nómina 

Como se ha explicado, el IRPF es un impuesto progresivo. Por este motivo, conforme se va aumentando el nivel de ingresos, también sube el tipo (porcentaje) que se tiene que aplicar en la nómina como retenciones. En este sentido, cabe recordar que el pasado año, 2021, se creó un nuevo tramo destinado a las rentas más altas. Con esta novedad, así han quedado los tramos del IRPF en 2022 para las rentas del trabajo (nóminas): 

  • Hasta 12.450 euros: 19%. 
  • De 12.450 euros a 19.999 euros: 24%.
  • De 20.200 euros a 35.199 euros: 30%.
  • De 35.200 euros a 59.999 euros: 37%.
  • De 60.000 euros a 299.999 euros: 45%.
  • A partir de 300.000 euros: 47%.

Asimismo, conviene señalar que a la hora de aplicar las retenciones del IRPF se tienen en cuenta otra serie de factores además de los ingresos: la situación familiar del contribuyente (si está casado, soltero, viudo, tiene hijos…), las rentas del cónyuge (si procede), si se cuenta con discapacidad, duración del contrato… Aspectos que, además, tienen que aparecer correctamente en el borrador que se entrega a Hacienda. 

Calculadora del IRPF de Hacienda 

La Agencia Tributaria, a través de su página web, pone a disposición de los contribuyentes la “Calculadora del IRPF”. Un servicio que, tras rellenar los datos solicitados, comunica qué retenciones de este impuesto corresponde aplicar en la nómina. En concreto, hay que rellenar los siguientes campos: datos personales, ascendientes y descendientes, datos económicos y datos de regulación. Después, solo hay que pulsar en “resultados”, confirmar el envío de datos y aparecerá el IRPF que corresponde pagar. Asimismo, también se puede acceder al simulador de Hacienda, un servicio para adelantarse al resultado de la declaración de la Renta.