NoticiasTrabajo logo Motivos por los que la Seguridad Social puede retirar la pensión de viudedad

Motivos por los que la Seguridad Social puede retirar la pensión de viudedad

Pese a que la pensión por viudedad es una ayuda vitalicia, la Seguridad Social puede llegar a retirarla en algunos casos.

¿Cuándo pueden quitar la pensión de viudedad?
Diego Fernández
Diego Fernández
Actualizado a:

La pensión de viudedad es una prestación contributiva que paga la Seguridad Social y recibe la persona que haya tenido un matrimonio o haya sido pareja de hecho del fallecido. Esta ayuda económica es de carácter vitalicio, aunque existen casos en los que el propio Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) puede llegar a retirarla

Para poder recibirla se tienen que dar una serie de requisitos mínimos que deberán cumplirse en todo momento para poder mantenerla, ya que, en caso de cambiar alguno, puede suponer la pérdida de la misma. Aunque es cierto que desde la Seguridad Social apuntan a que existen algunas excepciones por las que, pese a modificar ciertos requisitos mínimos, se puede seguir cobrando.

Los requisitos no solo los debe cumplir el cónyuge del fallecido, sino que el propio fallecido debe haber cumplido con una serie de condiciones para que su pareja pueda ser beneficiaria del cobro de esta ayuda. Además, se trata de una prestación que también se puede compatibilizar con otras, salvo excepciones. 

Motivos para la eliminación de la ayuda

Existen una serie de motivos por los que una persona puede dejar de recibir esta pensión por viudedad por parte de la Seguridad Social. Tal y como indican desde el propio INSS, aquella persona que reciba la cuantía correspondiente a esta pensión, ya sea por ser cónyuge o pareja de hecho, tiene que cumplir una serie de condiciones durante todo el tiempo que la reciba. En caso contrario, podría suponer la pérdida del dinero correspondiente a la prestación contributiva. Los motivos que pueden ocasionar una pérdida de la pensión por viudedad son: 

  • Por contraer un nuevo matrimonio o una pareja de hecho: Se trata de uno de los motivos principales, si una persona que esté recibiendo una pensión de viudedad por fallecimiento de su cónyuge vuelve a certificar un matrimonio, perderá el derecho a cobrar esta cuantía económica. Aunque, en estos casos, existen algunas excepciones que se explicarán a continuación. 
  • Por ser el culpable, en una sentencia judicial, de la muerte del fallecido. 
  • Por fallecimiento del beneficiario de la pensión.
  • Por comprobarse que el trabajador “fallecido” no falleció realmente. 
  • Por tener una condena penal de haber cometido un homicidio, en cualquiera de sus formas, a la persona fallecida para cobrar la pensión por viudedad. 

Excepciones para recibirla pese a contraer matrimonio

Dentro de los motivos por los que se puede retirar el pago de la prestación contributiva por viudedad, hay que detenerse en el primero de ellos. Y es que, pese a que uno de los motivos por los que se puede perder la pensión de viudedad es contraer matrimonio o constituir una pareja de hecho, existen algunas excepciones dentro de esta normativa por las que se podría seguir cobrando esta prestación de la Seguridad Social. Estas excepciones son:

  1. Ser mayor de 61 años.
  2. Ser menor de 61 años y tener reconocida una pensión de incapacidad permanente absoluta o de gran invalidez. 
  3. Ser menor de 61 años y tener un grado de discapacidad igual o superior al 65%. 
  4. La pensión por viudedad debe ser la principal fuente de ingresos del pensionista. Es decir, la cantidad económica que se cobre por este motivo debe suponer, como mínimo, el 75% de los ingresos totales del pensionista de manera anual.
  5. El matrimonio o pareja de hecho no puede tener unos ingresos anuales que superen dos veces el importe total del Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

En este último punto, para aquellas personas que puedan tener alguna duda sobre cuál es dicha cantidad límite que no supere “dos veces el Salario mínimo Interprofesional” hay que recalcar que, para que la persona beneficiaria de la pensión de viudedad pueda seguir cobrándola, el matrimonio o la pareja de hecho no puede superar los 22.800 euros de ingresos anuales. Esta es la cifra que supera, por dos, el SMI.