NoticiasTrabajo logo Los chicles adelgazantes de Mercadona a debate: ¿es publicidad engañosa?

Los chicles adelgazantes de Mercadona a debate: ¿es publicidad engañosa?

A los chicles adelgazantes de Mercadona les llueven las críticas en redes sociales por su polémico reclamo efecto “reductor”.

Chicles adelgazantes Mercadona
Trini Rodríguez
Trini Rodríguez
Actualizado a:

Los nuevos chicles adelgazantes de Mercadona han llegado a colmar los titulares de decenas de medios de comunicación en cuestión de días. ¿El motivo? Esta novedad, bajo el sello de la marca blanca de Hacendado y en forma de suplemento alimenticio, refleja la palabra “reductor” en su caja. Un potente reclamo publicitario de cara a conquistar a miles de clientes potenciales. 

Pero las críticas a este producto a base de Zinc y Probióticos no se han hecho esperar en las redes sociales por parte de reconocidos nutricionistas de la talla de Carlos Ríos, creador del movimiento Realfooding. ¿De verdad se puede perder peso mientras se mastican unos simples chicles? Lo cierto es que antes de aventurarse a verter una opinión sobre este fenómeno viral con miles de críticas en redes sociales hay que saber leer entre líneas. 

Chicles adelgazantes Mercadona funciona

La parte de atrás de este complemento alimentario de la empresa valenciana señala que su principal ingrediente es el Zinc, un principio activo que en palabras de la empresa valenciana “contribuye al metabolismo normal de las grasas y de los macronutrientes”. Exacto.

De toda la frase, a lo que hay que prestar especialmente atención es a la palabra “contribuye” y es que para saber si la compañía de Juan Roig está incitando a la publicidad engañosa, lo primero que hay que conocer es cuál es la normativa de los suplementos alimenticios en España. ¿Se está confundiendo realmente al consumidor?

¿Son los chicles de Hacendado un complemento alimenticio?

Como su propio nombre indica, un complemento alimenticio es aquel producto cuyo fin es complementar la dieta normal con fuentes concentradas de nutrientes, principalmente vitaminas y minerales, comercializadas en forma de cápsulas, pastillas, tabletas, píldoras y otras formas similares como los chicles. Así lo recoge la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), bajo la Directiva 2002/46/CE del Parlamento Europeo

Posteriormente, se regularía en nuestro país con la puesta en vigor del Real Decreto 1275/2003, referido a los complementos alimentarios. Teniendo toda esta legislación en cuenta, los suplementos alimenticios son similares a los medicamentos pero en ningún caso debe indicar en su etiquetado y presentación las propiedades de prevenir, tratar o curar patologías, ya que esto corresponde exclusivamente a las propias medicinas.  

etiquetado chicles adelgazantes mercadona

Si se atiende a la definición de complemento alimenticio, reflejada en el artículo 2 del Real Decreto 1275/2003, los chicles adelgazantes de Mercadona son un suplemento alimentario. El motivo no es otro que su principio activo con mayor concentración en su fórmula, es decir, el Zinc que define sus propiedades como “contribuye al funcionamiento normal de las grasas y los macronutrientes”. 

Chicles efecto reductor de Hacendado: ¿Es publicidad engañosa?

Si se atiende a la definición de complemento alimenticio, dicho en el artículo 6 del Real Decreto 1275/2003, que se refiere al etiquetado, presentación y publicidad, no sería publicidad engañosa. Es decir, la clave está en que simplemente favorece al funcionamiento óptimo, en este caso, de las grasas y macronutrientes.

"El etiquetado, la presentación y la publicidad no atribuirán a los complementos alimenticios la propiedad de prevenir, tratar o curar una enfermedad humana, ni se referirán en absoluto a dichas propiedades". Art. 6, Real Decreto 1275/2003, de los suplementos alimenticios.

La compañía española no manifiesta el hecho de que masticar estos chicles supongan tratar una enfermedad en sí, como puede ser el exceso de grasa en nuestro organismo. Sin embargo, el debate sigue en el candelero. Si bien cumple todos estos parámetros, lo cierto es que la palabra “reductor” en la cara más visible de su empaquetado, como principal estímulo visual para el consumidor, puede llevar a grandes confusiones.

En este sentido, hay que ser conscientes de que masticar estos chicles no harán que se pierda peso como tal. Simplemente ayudan a mantener los niveles normales de las grasas de nuestro cuerpo.