Cómo reclamar una pensión por incapacidad permanente denegada

Cómo reclamar una pensión por incapacidad permanente denegada

Así se puede reclamar una pensión de incapacidad permanente
Diego Fernández
Actualizado a:

Cuando una persona ha sufrido un accidente laboral o no laboral, o incluso tiene una enfermedad, ya sea profesional o común, y esto le impide trabajar tal y como lo venía haciendo hasta el momento actual puede ocurrir que sea afectado por una incapacidad permanente. Siempre y cuando se trate de una discapacidad con la que el trabajador deba vivir el resto de su vida, ya que no hay posibilidad a que se recupere totalmente de esta invalidez.

Pero, ¿qué ocurre si se solicita una pensión y se deniega? La respuesta es sencilla, el trabajador afectado por un grado de invalidez de al menos el 33 % debe reclamar esta pensión contributiva al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS). Un trámite que se debe realizar por internet a través de la sede electrónica de la administración mediante unos sencillos pasos que se explicarán en las próximas líneas para así evitar posibles errores.

Se trata de un hecho que se debe realizar una vez el trabajador que ha sufrido una incapacidad permanente es conocedor de que la Seguridad Social le ha rechazado la concesión de la prestación. Algo que ocurre una vez presentada previamente la solicitud y acude a la cita que le exige el Tribunal Médico de la administración pública, ya que es este órgano el que se encarga de determinar si el grado de discapacidad es suficiente como para ser beneficiario o no de una pensión contributiva que abona la institución a los que cumplen los requisitos.

¿Cuáles son los pasos para reclamar una pensión por incapacidad permanente?

Si se ha solicitado y posteriormente el Instituto Nacional de la Seguridad Social ha rechazado la concesión de la pensión contributiva por incapacidad permanente, ya sea del grado parcial, total, absoluto o gran invalidez, hay que poner una reclamación a la administración. Aunque para ello es importante tener en cuenta que el reclamante debe tener claro que cumple con los requisitos mínimos establecidos por la normativa de la administración para ser beneficiario de cualquiera de los cuatro grados de invalidez que ha impuesto.

Para ello es tan sencillo como realizar una serie de pasos a través de la sede electrónica de la Seguridad Social. Y, por lo tanto, lo primero que hay que hacer es entrar dentro de ese apartado web en el que, una vez dentro, el interesado debe dirigirse a la parte derecha de la pantalla, donde está situado el apartado ‘sugerencias y quejas’. Una vez ahí hay que descargar el formulario de solicitud que hay que completar con una serie de datos, como son los siguientes: 

  • Nombre y apellidos.
  • Domicilio.
  • Población.
  • Código postal y provincia.
  • DNI.
  • E-mail y teléfono de contacto.
  • Fecha de la reclamación.
  • Motivo de la reclamación.

Después de completar esta solicitud hay que entregarla, también por la sede electrónica de la Seguridad Social. Para ello hay que acceder dentro del apartado de sugerencias y quejas, donde hay que identificarse, pudiendo hacerlo por diferentes métodos y, una vez se entra, es necesario completar un nuevo formulario y adjuntar la solicitud descargada anteriormente con la reclamación que se quiere imponer ante la administración pública.

¿Cuánto tiempo tarda en responder a la reclamación la Seguridad Social?

Una vez la Seguridad Social recibe la queja impuesta por parte del trabajador afectado por una incapacidad permanente es necesario esperar un periodo de tiempo. Esto no será demasiado, ya que, por ley, la institución tiene que contestar en un máximo de 20 días hábiles, aunque lo cierto es que suele hacerlo en un tiempo menor, ya que el interesado obtiene una respuesta sobre su reclamación a los 10 días de presentarla.