Prestación por desempleo o subsidio para mayores de 52 años ¿Cuál elijo?

Prestación por desempleo o subsidio para mayores de 52 años ¿Cuál elijo?

Los mayores de 52 años pueden cobrar un subsidio hasta su jubilación
Isabel Gómez
Actualizado a:

Las personas desempleadas con 52 años o más se enfrentan a una difícil situación cuando pierden su empleo, aunque no están desprotegidas por el Estado. En España, tienen el derecho de acceder a las prestaciones y subsidios que otorga en Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y que suponen una ayuda económica a todos estos demandantes de empleo que acuden a sus oficinas.

Lo que ofrece el SEPE para los desempleados con más de 52 años es una prestación económica que puede llegar a extenderse hasta alcanzar la edad de jubilación y que les permite seguir cotizando. Eso sí, se debe de cumplir una serie de requisitos que se detallarán más adelante.

Las últimas cifras de desempleo cerraron el primer trimestre de 2022 con datos positivos en el régimen del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), según explicaron desde el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. Estas cifraron en 2.921 personas en marzo la bajada del número de parados, lo que supuso una bajada de la tasa de paro de un 0,09% con respecto a febrero. Aunque el porcentaje no es elevado, sí que consideran que es significativo, teniendo en cuenta el contexto económico en el que se encuentra España a nivel europeo.

La situación de desempleo puede ocasionar ciertas dudas sobre cuál es la mejor opción en cuanto a las ayudas económicas, si una prestación por desempleo o un subsidio para personas con 52 años o más.

Qué se debe de pedir primero, el paro o el subsidio para mayores de 52 años

Por regla general, lo más conveniente es que los desempleados hayan agotado la prestación por desempleo y, posteriormente, acudan a solicitar el subsidio por desempleo específico que más se adecúe a sus necesidades. Concretamente, el destinado a los trabajadores sin empleo con más de 52 años.

Todos los desempleados con 52 años o más deben acudir al Servicio Público de Empleo Estatal para registrarse, en primer lugar, como demandantes de empleo. Este es un requisito principal para figurar como parados en los ficheros del INEM. Una vez registrados, comenzarán a percibir su prestación por desempleo hasta que lleguen a agotarla, en el peor de los casos.

Cuando los beneficiarios de esa prestación por desempleo ya han agotado toda la ayuda, puede ocurrir que no tengan los ingresos suficientes que desde el SEPE se consideran necesarios para vivir. Es ahí cuanto entran en escena los subsidios por desempleo, para los que han agotado la ayuda del paro. Existe un subsidio especial para los mayores de 52 años y que puede extenderse hasta alcanzar la edad correspondiente de jubilación.

Requisitos y cuantías para el subsidio para mayores de 52 años

Para acceder a este subsidio, hay que cumplir una serie de requisitos, aparte de la edad mencionada. Deben haber agotado la prestación por desempleo y sus ingresos no deben ser mayores al 75% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Este se sitúa actualmente en los 1.000 euros anuales, por tanto, los beneficiarios de la ayuda no deben contar con ingresos superiores a los 750 euros al mes. En cuanto al tiempo cotizado exigido, los subsidiarios con 52 años o más deben tener 15 años cotizados, de los cuales dos deben haberse cotizado en los últimos 15 años.

La carencia de rentas propias es otro requisito importante porque, puede que los subsidiarios no ingresen el SMI por un trabajo remunerado, pero posean unas rentas superiores, por ejemplo, por alquiler de una segunda vivienda. Lo bueno para los desempleados en este rango de edad es que no se tienen en cuenta los ingresos del resto de miembros de la unidad familiar, ni cuando se solicita ni mientras su vigencia.

La cuantía de la prestación es similar a los demás subsidios por desempleo, con un importe de 463,21 euros mensuales y se puede cobrar hasta que el beneficiario se jubile o consiga un empleo antes de los 65 años. La retribución que perciba se hará de forma íntegra, durante 12 meses y sin reducciones por parcialidad. En 2022, el Gobierno de España ha incrementado en un 2,5% el subsidio, con respecto a 2021.