La cotización máxima a la Seguridad Social sube un 30% desde 2010

La cotización máxima a la Seguridad Social sube un 30% desde 2010

La Seguridad Social fija un nuevo tope de cotización al alza: 4.129,50 euros mensuales para los trabajadores del régimen general. La cotización máxima sube un 30% desde 2010.

Aumento de las cotizaciones a la Seguridad Social
Esperanza Murcia
Actualizado a:

La base de cotización máxima ha crecido casi un 30% desde 2010. Después de que estuvieran congeladas durante la pandemia, desde 2019 hasta 2021, la Seguridad Social fijó un nuevo tope de cotización al alza: 4.139,40 euros mensuales para los trabajadores adscritos al régimen general, tal como hizo público el pasado mes de marzo. Esto, a efectos prácticos, supone una subida del 29,4%. 

Hace una década, las bases máximas rondaban los 3.200 euros mensuales, por lo que son casi 950 euros los que protagonizan este crecimiento. Un incremento que, además, ha sido constante en el tiempo, a excepción del trienio previo a esta subida. Tras la actualización publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) en marzo, las bases se actualizaron unos 70 euros desde los 4.070 que se establecieron. 

‘Destope de las pensiones’

La reforma de las pensiones que pondrá en marcha el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones este año, si se cumplen las previsiones, es otro punto clave a tener en cuenta. La misma pasa por destopar las bases máximas. De ese modo, también se ampliarían las pensiones máximas, algo que tienen que pactar desde el Gobierno con Europa dentro del Plan de Estabilidad. 

Como recoge El Economista, las retribuciones máximas actuales son de 2.819,18 euros mensuales y 39.468,52 euros anuales, tal como se establece en el Real Decreto 65/2022, que recoge la actualización de las pensiones. Por ello, el aumento de las cotizaciones del 0,6% anunciado por el Gobierno para proveer el fondo de reserva de las pensiones, a partir de 2023, se verá potenciado con el destope de las bases máximas de cotizaciones. 

Se trata de una segunda medida que, según un informe de la consultora Willis Towers Watson España, supondrá un aumento de 5.600 millones de euros en los ingresos de la Seguridad Social. No obstante, como apunta el estudio, elaborado en colaboración con el Grupo de Investigación en Pensiones y Protección Social de la Universidad de Valencia y de la Universidad de Extremadura, estos ingresos solo cubrirían un 16% de las transferencias que el Ejecutivo debe hacer a la Seguridad Social este año. 

A este respecto, el director del Instituto Santalucía, José Manuel Jiménez Rodríguez, afirmó en conversaciones con El Economista que el destope de las cotizaciones también elevarán las pensiones máximas, como se ha citado anteriormente, pero con un aspecto clave que no puede pasar desapercibido: también elevará el gasto, a no ser que el Gobierno decida no destopar las pensiones y la medida se aplique solamente a los ingresos. 

La reforma también afectará al tope mínimo de cotización para las contingencias de accidente de trabajo y enfermedad profesional, que equivaldrá al Salario Mínimo Interprofesional (SMI) vigente en cada momento. Este se verá incrementado por el prorrateo de las percepciones de vencimiento superior al mensual que perciba el trabajador, con la norma de que no podrá ser inferior a 1.166,70 euros mensuales, como explica el citado diario. 

Por último, las bases medias de cotización también han visto un aumento. En concreto, han subido algo más de un 11% desde 2018, llegando a los 1.979 euros en el cuarto trimestre de 2021, según datos del Ministerio de Seguridad Social. Si se mide por los tipos de contratación, los contratos indefinidos a jornada completa es que el mayor retribución media ofrece a los trabajadores. En el lado contrario se encuentra el fijo-discontinuo, con 75 euros por debajo del temporal a jornada parcial.