NoticiasTrabajo logo Tres días de teletrabajo para los funcionarios a partir del 1 de enero

Tres días de teletrabajo para los funcionarios a partir del 1 de enero

María Jesús Montero, ministra de Hacienda y Función Pública, avanzó que se está perfilando la normativa para aumentar los días máximos de teletrabajo de uno a tres días a la semana.

 

Tres días de teletrabajo para los funcionarios a partir del 1 de enero Mas de 230.000 funcionarios podrán teletrabajar 3 días semanales
Javier Martín
Javier Martín
Actualizado a:

Los funcionarios podrán teletrabajar tres días a partir del 1 de enero de 2022. La práctica común durante la pandemia de Covid-19, y la más recurrente en los últimos meses, pero que ahora se verá regulada mediante normativa legal en la Administración General del Estado (AGE). A partir de esa fecha, parte de los 230.395 empleados estatales tendrán derecho a más de un día a la semana de teletrabajo, como contemplaba el actual contexto.

"Estamos trabajando con las organizaciones sindicales para hacer posible que esa norma se pueda aprobar y que entre en vigor en enero del próximo año", avanzó María Jesús Montero, ministra de Hacienda y Función Pública, a su salida del Congreso de los Diputados, después de otra etapa de la negociación del texto final entre Gobierno y sindicatos, en el que el primer borrador contemplaba tres días de teletrabajo a la semana. 

Después de los cuatro días de trabajo fuera de los límites de la oficina que se acordaron una vez se estableció la nueva normalidad y el Gobierno ordenó la vuelta a la presencialidad permitida en septiembre, el cambio de ministerio de Miqel Iceta dejó en ‘stand by’ la nueva norma alcanzada seis meses después, en abril. Un punto medio entre los cuatro días y el día actual como máximo permitido, que aunque todavía no es definitiva tienen todos los visos de serlo, apuntan fuentes de Hacienda.

Teletrabajo para funcionarios: estímulo para la ‘España vaciada’

Ese texto todavía en proceso embrionario y que no se llegó a plasmar en el Boletín Oficial del Estado (BOE) mediante Real Decreto no solo tiene la intención de satisfacer la petición mayoritaria popular de implantar un marco normativo legal que regule el teletrabajo que tan alto grado de aceptación disfrutó durante la pandemia, si no también cambiar el escenario para la denominada ‘España vaciada’.

funcionaria teletrabajando

Función Pública pretende tratar de "compatibilizar la prestación de servicio, pero incorporando una mayor flexibilidad laboral y capacidad de conciliación". De esta manera, examinará caso a caso y puesto a puesto el grado de compatibilidad, eficiencia y eficacia de los máximos días de teletrabajo. 

María Jesús Montero ha indicado que la implantación oficial del teletrabajo en la Administración tiene como objetivo que los funcionarios tengan la posibilidad de asentarse en “zonas despobladas”. Este es uno de los objetivos generales del Ejecutivo.

“Voluntariedad” del teletrabajo para funcionarios

El borrador redactado en la etapa de Miqel Iceta tenía como principio marcado en rojo la “voluntariedad” de esta modalidad de trabajo. Es decir, el funcionario que considere más idóneo acudir a la oficina en lugar de teletrabajar los tres días a los que pretende dar derecho como máximo el nuevo real decreto podrá hacerlo. En otras palabras, el teletrabajo no será obligatorio.

Funcionarios excluidos del teletrabajo

Naturalmente, y al mismo tiempo, el texto normativo también indicaba la imposibilidad de compaginar sus funciones rutinarias con el teletrabajo para algunos trabajadores de la Administración. Así, miembros de las Fuerzas Armadas, de la policía o de los juzgados, por sus particularidades laborales, quedan descartados. Por tanto, se estima que unos 230.395 funcionarios podrán acogerse a esta modalidad.