NoticiasTrabajo logo Las técnicas de estudio efectivas recomendadas por la Universidad de Harvard

Las técnicas de estudio efectivas recomendadas por la Universidad de Harvard

5 técnicas de estudio recomendadas por la Universidad de Harvard con las que no temerás a ningún examen Técnicas recomendadas por la Universidad de Harvard para estudiar con éxito
Esperanza Murcia
Esperanza Murcia
Actualizado a:

Cualquier estudiante quiere aprobar los exámenes. Y algunos con buena nota. Así, la ansiedad puede ser una compañera frecuente en las personas que tienen que enfrentarse a pruebas eliminatorias. Ya sea para superar unas oposiciones, pasar de curso en el instituto o aprobar la temida selectividad. 

Si no quieres perder el tiempo, pues no hay refrán más cierto que eso “del tiempo es oro”, te interesará saber los métodos de estudio más efectivos que recomienda la prestigiosa Universidad de Harvard. Aumentarás tu rendimiento, aprovecharás al máximo las horas que eches (nada mal para tener un poco de ocio, también necesario) y retendrás la información mucho más fácil olvidándote de pasar las horas muertas frente a los libros. En definitiva, todo lo que puede desear un estudiante. ¡Toma nota! 

Grupo de alumnos usando técnicas de estudio en las escaleras

¿Cuáles son las mejores técnicas de estudio según Harvard?

Hay todo tipo de métodos circulando por internet para estudiar con éxito. Entre tanta sobre información, siempre atentos a las redes sociales, puede ser difícil saber a qué consejos hacerles caso. Con las técnicas de estudio de Harvard ya puedes dejar de buscar, pues tendrán algo de razón si lo dice una de las universidades más importantes del mundo, ¿no? Y claro, una vez que termines de leerlas, no te olvides de ponerlas en práctica. 

Estudiar varias materias a la vez

Lo normal es estudiar según los exámenes. Si se tiene, por ejemplo, examen de Lengua el viernes, pues estar estudiando dicha asignatura toda la semana. Aunque sea lo más frecuente, no es lo mejor. Si se van alternando distintas materias en un mismo día, el cerebro es capaz de retener la información más fácilmente. Con este método también se facilita la comprensión, lo más importante a la hora de aprender. No te asustes si crees que así estás avanzando menos, pues en realidad estás aprendiendo mucho más de lo que crees. 

Dejar pasar tiempo entre las horas de estudio 

No vas a conseguir aprenderte el temario entero si haces una única sesión infinita. De esta forma es imposible que no te canses, cayendo en distracciones cada vez más suculentas por el uso del móvil. No hay nadie que no haya caído en la tentación de ver las últimas publicaciones de Instagram, TikTok y demás redes sociales con los apuntes esperando muertos de risa encima de la mesa. 

Lo mejor es que hagas pequeños descansos cada cierto tiempo: reposarás lo estudiado, podrás memorizarlo y no será tan aburrido estar estudiando. Tu mente y cuerpo también lo notarán, ya que acumularás menos cansancio. 

Tomar apuntes a mano 

Puede que no resulte atractivo en la era digital, pero tomar apuntes a mano ayuda más a memorizar que si lo haces tecleando en un ordenador. ¿Por qué? Porque te obliga a leer y transcribir con tus propias palabras el temario, no que si lo haces digitalmente lo más común es caer en el clásico “copia y pega”.

Pero ojo, escribir manualmente no significa que tenga que ser menos divertido, ya que puedes fomentar tu creatividad aplicando técnicas como el lettering que están muy de moda en la actualidad. Aquí entran también los esquemas. Hazte con un buen arsenal de colores, bolígrafos y subrayadores y llena tus apuntes de color. 

Utiliza reglas mnemotécnicas

Son las que más se utilizan para memorizar rápido. En concreto te servirán para recordar conceptos que siempre se te olvidan relacionando números, datos o palabras entre sí. Hay un montón de técnicas que puedes aplicar, desde la historia hasta la creación de pistas o acrósticos. Puedes encontrarlas con ejemplos prácticos en este artículo especial de ayuda a la memorización, para lo que solo tienes que pulsar en el anterior enlace. 

No releas el texto, ¡la repetición no siempre es buena! 

Siempre se ha dicho que hay que leer un texto una y otra vez para conseguir memorizarlo. Error. Lo mejor para retener la información es leerlo una sola vez pero analizando el contenido, así al hacerte preguntas y dándoles respuesta estarás comprendiendo el temario, por lo que lo memorizarás mejor. Para probar lo que has conseguido aprender puedes escribir en un papel las cosas de las que te acuerdas, aunque también puedes estudiar en grupo para comentarlo entre todos, haciendo que sea más entretenido.