NoticiasTrabajo logo Guerra Rusia-Ucrania: los Mango, Ikea y H&M rusos cierran sus establecimientos

Guerra Rusia-Ucrania: los Mango, Ikea y H&M rusos cierran sus establecimientos

Multitud de empresas cierran sus establecimientos en el país dirigido por Putin como signo de solidaridad a los ucranianos y de condena a los rusos. Algunos han llevado a cabo acciones solidarias.

Guerra Rusia-Ucrania: los Mango, Ikea y H&M rusos cierran sus establecimientos Solidaridad con Ucrania del pueblo ruso
Javier Martín
Javier Martín
Actualizado a:

El conflicto armado entre Rusia y Ucrania con la invasión de los primeros sobre territorio ucraniano no está propiciando únicamente el éxodo masivo de miles de personas que buscan huir de la guerra y sus consecuencias, sino también de empresas. La mayoría de ellas, no precisamente a causa de los horrores del belicismo, sino en suelo ruso. Una especie de castigo y reconocimiento a los invadidos.
 
En las últimas horas, Mango ha anunciado que clausurará sus 120 establecimientos. También Ikea y su entramado de 17 tiendas. Y no serán las únicas. Al igual que H&M, una de las últimas en unirse a la tendencia y que cerrará a la mayor brevedad sus 168 tiendas rusas. Incluso el sustancial conglomerado empresarial de Zara, de casi 527 establecimientos, se comprometerá con la causa.

Mango dona ropa a los refugiados ucranianos

La multinacional española fundada por Isak Andic fue de los primeros en confirmar que bajaba la persiana a las 120 tiendas, 65 de ellas franquicias, distribuidas en territorio nacional ruso. Al menos hasta que acabe la guerra, no recibirán más stock de productos desde España. Así que, podrán seguir vendiendo hasta agotamiento de existencias, pero no tienen la obligación explícita de cerrar. Únicamente, se les borrará del mapa comercial.
 
Asimismo, se procederá a donar ropa de la firma para la crisis de refugiados, para lo que la cúpula directiva de la entidad ya se ha puesto en contacto con organismos y entidades para preparar y gestionar posibles entregas benéficas de material que puedan servir de ayuda humanitaria.
 
"Por responsabilidad con nuestros 800 compañeros en Rusia, así como con nuestros franquiciados y 'partners', hemos tratado de proteger la operativa en el país hasta el último momento", asevera Mango en un comunicado. Al tiempo, se compromete "a garantizar la cobertura y el apoyo a sus empleados durante los próximos meses". 100.000 euros ha sido la donación realizada al Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja.

Ikea cierra en Rusia: 15.000 trabajadores, en el limbo

Que la guerra tiene múltiples consecuencias más allá de las puramente humanas o materiales, las más consecuentes a simple vista, se puede comprobar en la gran cantidad de empleados que se verán abocados a la incertidumbre. Con el país en el que viven en mitad de una guerra y, ahora, sin trabajo.
 
Al menos, de forma temporal, como ha anunciado que será el cierre de sus sucursales la firma sueca de muebles y decoración. Asimismo, también ha confirmado que suspende las importaciones y exportaciones de y desde Rusia y Bielorrusia. Este último otro de los actores secundarios del conflicto geopolítico.
 
Como Mango, también se comprometerá con las causas benéficas y solidarias. En su caso, la compañía ha indicado que la Fundación Ikea, que está financiada por la Fundación Ingka, donará veinte millones de euros en concepto de asistencia humanitaria a los desplazados de Ucrania a causa del conflicto. Una respuesta a la petición de ayuda de Acnur, la Agencia de la ONU para los refugiados.

H&M, “intranquilo”

La multinacional sueca de moda, complementos y cosmética ha afirmado estar "muy intranquilo por los trágicos acontecimientos en Ucrania" y simpatizar con los afectados. Por ello, ya cerró todos sus establecimientos en suelo ucraniano, cerca de 168. Sin embargo, y ahora sin fecha de reapertura, lo hará también en Rusia, aunque con distintos motivos.