Sociedad

Caixabank prejubila a este sector de empleados: indemnizaciones de 358.000 euros

La Fundación La Caixa prejubila al 6% de la plantilla con despidos millonarios, lejos de las indemnizaciones por los ERE del año pasado.

Caixabank prejubila a este sector de empleados: indemnizaciones de 358.000 euros
La Fundación La Caixa ha prejubilado al 6% de su plantilla
Trinidad Rodríguez
 

Nuevo giro de puertas, aunque esta vez de salida. En concreto, para un sector de trabajadores de La Fundación La Caixa. La entidad bancaria dueña del 30% de Caixabank prejubila al 6% de la plantilla de su institución benéfica, según ha adelantado ‘THE OBJECTIVE’. 

La fundación bancaria española, presidida en la actualidad por Isidro Fainé, busca anticipar la retirada laboral de aquellos trabajadores que hayan superado la barrera de los 58 años durante el pasado año. Un proceso que pone el foco sobre 24 empleados de en torno a unos 400 trabajadores en plantilla. 

Para hacer frente a esta medida, La Caixa sufraga este plan de prejubilaciones con una cartera de 8,6 millones de euros. Por lo que cada trabajador percibirá unos 358.000 euros, lo que supone una cifra sustancialmente más alta que lo aportado por la banca de origen catalán durante la ejecución de los últimos despidos. 

Caixabank acelera las jubilaciones anticipada: indemnizaciones astronómicas

Según los cálculos estimados, las indemnicaciones superan en un 65% a la media que tuvieron que hacer frente con respecto a los ERE pactados el ejercicio pasado y que, recordemos, afectaron a más de 19.000 empleados en España. Por lo que llegados a este punto, cabe preguntarse el porqué de este notable aumento en el dinero a percibir por los empleados. 

Pues bien, obedecen a que estos efectivos estarían acogidos al plan de prejubilaciones. Dicho de otro modo, las plazas llevan décadas ocupando el mismo puesto de trabajo en la antigua caja de ahorros. Hay que recordar que entonces englobaba todos los negocios, incluída la obra social.

El motivo de esta decisión viene motivado a querer reducir los costes operativos de cara a ser más eficientes en los próximos años y que ayudará a compensar la subida de la inflación que se ha generado en los últimos meses tras la invasión rusa en Ucrania. 

Lo cierto es que ahora la hoja de ruta del banco con sede social en Palma de Mallorca pone foco en la generación del negocio sostenible, la gestión de los riesgos climáticos y la reducción de los impactos ambientales. Estas son las tres grandes líneas de actuación de la estrategia diseñada por CaixaBank para transitar hacia una economía verde que promueva el desarrollo sostenible y la inclusión social. 

ARCHIVADO EN: