NoticiasTrabajo logo ¿Qué hago con el dinero si gano la Lotería de Navidad? Así debes de invertirlo para generar más

¿Qué hago con el dinero si gano la Lotería de Navidad? Así debes de invertirlo para generar más

Según un estudio de la Universitat Oberta de Catalunya (OBC), el 70% de los ganadores de la Lotería de Navidad acaba arruinándose a los cinco años. Estas son las recomendaciones de los expertos.

¿Qué hago con el dinero si gano la Lotería de Navidad? Así debes de invertirlo para generar más Las mejores ideas para invertir el premio de la Lotería de Navidad
Javier Martín
Javier Martín
Actualizado a:

¿Qué hacer si ganas la Lotería de Navidad? Una vez haya bajado la espuma de la alegría y la euforia que desborda una vez conocida la noticia de que se es millonario, y según recomiendan los expertos, es debido estabilizar la situación para analizar cómo gestionar con inteligencia financiera esa ingente cantidad de dinero inesperado.

De hecho, Según un estudio de la Universitat Oberta de Catalunya (OBC), el 70% de los ganadores de lotería acaba arruinándose a los cinco años. Una vez se ha cobrado el décimo, que podrá hacerse en Administraciones de Lotería siempre que no sobrepase los 3.000 euros, en cuyo caso habrá que acudir a cualquier entidad bancaria, uno de los consejos de los expertos económicos en finanzas es el análisis.

Tanto de la situación patrimonial y las necesidades de liquidez a corto, medio y largo plazo. Puede suceder que se quieran satisfacer deudas o tapar pequeños ‘agujeros’. Es decir, primero satisfacer necesidades inmediatas. Posteriormente, valorar si se quiere ahorrar o invertir. Pero antes de ello habrá que tener en cuenta la fiscalidad, es decir, tener presente que es debido restarle el 20% del premio total que le corresponde a Hacienda en los tres primeros ganadores del sorteo y conocer del dinero total del que se dispone una vez cubierto el corto plazo.

Una vez dados estos dos primeros pasos, se recomienda acudir a un asesor financiero en caso de optar por invertir. La clave, según Estefanía González, de la plataforma de ayuda ‘Kelisto’ es “tener en cuenta el riesgo que se desea asumir en la explotación de ese dinero”. A partir de ahí se cuentan con diferentes opciones.

¿Cómo invertir el dinero de la Lotería?

¿Garantizarte una renta extra para el día de tu jubilación?, ¿maximizar tus ahorros pensando en tus herederos? ¿O adquirir una casa para posteriormente alquilarla y exprimir los beneficios? Muchas son los caminos para aumentar en mayor medida la ya de por sí gran cantidad de dinero y no solo gastarlo en pasivos, uno de los grandes motivos de despilfarrar todo el premio del sorteo.

Pero claro, eso lleva un riesgo y unos plazos. Ese riesgo que se mencionaba, frecuentemente, va de la mano de la rentabilidad. A mayor riesgo, mayor rentabilidad. Por ello, la rentabilidad, que suele aumentar con el tiempo en el que esté ese dinero trabajando autónomamente, es otro de los aspectos a tener en cuenta.

Renta variable: fondos de inversión, bonos y acciones, deuda pública

Toño García, asesor financiero de Iahorro recomienda los fondos de inversión globales ya que invierten “de forma pasiva y activa”. Estos son asociaciones dirigidas por expertos en los que se invierte una determinada cantidad de dinero para que sean estos los que buscan las mejores oportunidades de inversión en activos, es decir, dinero que trabaja por sí mismo en el mercado financiero.

Esta estrategia de inversión se planea previamente, ya que se puede elegir una vía más arriesgado, la renta variable, o, por el contrario, más conservadora, como la renta fija. Entre estos dos caminos está el fondo mixto. Una de sus ventajas es que no están gravados por impuestos hasta que el dinero vuelve a la cuenta.

Los bonos, comprar deuda de una entidad, son más indicados para aquellos inversores más conservadores. Las acciones, participaciones, son recomendadas para inversores agresivos, los que no temen las fluctuaciones o volatilidades del mercado. En estas últimas, no se comprobará el porcentaje de rentabilidad hasta que no se vuelvan a vender, mientras que en los bonos el interés que generará ese dinero viene prefijado.

La deuda pública es otra de las opciones si se desea invertir en renta variable. Están las letras del Tesoro, emisiones de deuda a corto plazo con vencimientos de 3, 6, 9 y 12 meses, las Obligaciones el Estado, más orientadas a largo plazo, con vencimientos entre 10 y 30 años, o los Bonos del Estado, un punto medio, con posibilidad de medio y largo plazo.

Otras vías en las que invertir el premio 

También se aconsejan los planes de pensiones o jubilación. Estos dos métodos permiten aumentar los ahorros una vez finalizada la vida laboral. Pero hay diferencias entre ambos. Mientras que los de pensiones solo permiten retirar el dinero en determinados casos y ofrecen exoneraciones y deducciones en la Renta, los de jubilación suelen dar una rentabilidad menor y no permiten ventajas fiscales.

Andrea Carreras-Candi, directora de la Asociación Europea de Asesoría y Planificación Financiera, señala que cuanto antes empecemos a ahorrar para la jubilación, “menor será el esfuerzo y mayor margen tendremos para asumir riesgos que aparejen una mayor rentabilidad. El interés compuesto juega a nuestro favor”.

¿Se debe usar el premio de la Lotería de Navidad para préstamos o hipotecas?

Aunque suele ser uno de los primeros pensamientos y, en teoría, de los más lógicos, hay que tener en cuenta varios aspectos. Desde la Asociación Europea de Asesoría y Planificación Financiera a que hay que confirmar que “el tipo de interés sea superior a la rentabilidad que nos daría otro activo financiero”, si hay costes por cancelación anticipada o si perdemos desgravaciones fiscales. Por tanto, sale más a cuenta si llevamos pocos años pagándola por verse sometidas a comisiones de amortización anticipada.

También encontramos los depósitos a plazo fijo o las cuentas remuneradas. Pero no es, momentáneamente en España, una baza recomendada ya que su rentabilidad media estimada es del 0,38% TIN y, si se miran las previsiones de inflación venideras, puede resultar hasta negativo, perdiendo dinero.

Los extranjeros poseen mayor rentabilidad. En cuanto a las cuentas remuneradas, desde la misma entidad se recomienda un híbrido de cuenta nómina y cuenta remunerada. Aunque aclaran que hay que pagar por retirar las ganancias y suele haber requisitos como contratar productos y servicios extra. 

Bienes inmueble y oro

Aunque son la opción menos indicada, también están los activos no financieros: las propiedades. En este sentido, unas de las indicaciones suelen ser invertir en ladrillo. Comprar para posteriormente alquilar. Más teniendo en cuenta que “los tipos de interés están por los suelos”.

También hay otras opciones como locales, garajes o viviendas de segunda mano. El oro, cuyo valor es más estable y cuyas transacciones suelen estar desgravadas de IVA, es otra vía que ofrece total liquidez por su posibilidad de venderlo en cualquier momento.