NoticiasTrabajo logo Préstamos para el Black Friday: todo lo que debes de saber antes de pedir uno

Préstamos para el Black Friday: todo lo que debes de saber antes de pedir uno

El Black Friday es una fecha para la que muchos consumidores piden préstamos, pero no siempre son tan rentables como parecen.

Esto es lo que debes conocer antes de pedir un préstamo por el Black Friday 2021 Hay que fijarse en los tipos de interés de los préstamos del Black Friday
Esperanza Murcia
Esperanza Murcia
Actualizado a:

El Black Friday, que se celebrará este viernes 26 de noviembre, es la fecha que eligen cada vez más consumidores para realizar las compras pendientes o de Navidad. Lo que antes era solo un día, el “viernes negro”, ahora se ha convertido en toda una semana de descuentos que finaliza con las rebajas del Cyber Monday. Una fiesta del consumismo por la que algunas personas se plantean pedir un préstamo. 

Pero, ¿es bueno hacerlo? Y, si se hace, ¿en qué hay que fijarse? Son varias las opciones que existen en el mercado para aplazar las compras, ya que además de estos préstamos las marcas ofrecen financiación a plazos bajo, supuestamente, ningún tipo de interés. A esto se le añade que algunas entidades bancarias permiten retrasar las compras que se efectúan con tarjeta de crédito. Antes de que te decantes por alguno de estos métodos, conviene conocer los aspectos básicos a tener en cuenta a la hora de pedir un préstamo por el Black Friday 2021

¿Cuáles son los intereses de financiación?

Si hay algo en lo que hay que fijarse obligatoriamente cuando se va a pedir un préstamo, incluso aunque no sea para realizar las compras del Black Friday, es en los intereses de financiación. Para ello, es estrictamente necesario conocer el TIN y la TAE. Ahora bien, ¿qué son? El TIN, que significa Tipo de Interés Nominal, es el porcentaje fijo que se acuerda como concepto de pago por un dinero que ha sido prestado, correspondiente al tanto por ciento que se lleva el banco por prestar dicho dinero. 

Por su parte, la TAE es el tipo de interés correspondiente al coste o rendimiento efectivo de un producto. Por este motivo, valora aspectos como el TIN, los plazos de los pagos y cómo van a efectuarse (mensuales, trimestrales…), las comisiones bancarias por amortización así como los gastos de operación, entre otros. Atendiendo a ambas, como consumidor lo más importante es saber el TAE ya que es lo que indica cuánto va a costar realmente un préstamo.

Es crucial conocer este detalle porque tanto en los préstamos como en las financiaciones a plazos de muchas marcas se anuncia un 0% TIN como si no hubiera a existir ningún tipo de interés, pero realmente sí que se van a producir al cobrar el tanto por ciento TAE. A todo esto, también cabe sumarle las posibles comisiones por apertura o cancelación del préstamo bancario, que pueden elevar a su vez el coste total a pagar. 

¿Es rentable pedir este tipo de préstamos?

Teniendo en cuenta lo anterior cabe preguntarse si es realmente rentable pedir un préstamo por el Black Friday 2021. Solo lo será si no se cuenta con tipos de interés o estos son bajos, además de que se trate siempre de un préstamo que corresponda a una necesidad y no a un capricho. Si hay un artículo que necesitamos comprar sí o sí porque da respuesta a una carencia, como puede ser tener un buen colchón, sí puede ser rentable aprovechar las ofertas del “viernes negro” para conseguir el producto en cuestión a un precio menor.

Para que este ahorro sea real y no acabe convirtiéndose en un pago más caro de lo que se pensaba, el presupuesto debe ajustarse a las compras que verdaderamente se necesitan, evitando comprar artículos que no nos hacían falta y que adquirimos simplemente porque tienen aplicados un buen descuento. Al respecto, si finalmente nos decidimos a pedir un préstamo para el Black Friday 2021, habría que tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Ajustar al máximo el préstamo: puesto que se va a tener que pagar casi con total seguridad intereses, se debe intentar que la cantidad a devolver se ajuste lo máximo posible al presupuesto inicial. 
  • Devolver el préstamo cuanto antes: a menor cantidad de plazos, menor será el porcentaje de intereses que habrá que pagar al banco. Asimismo, conviene no retrasar los pagos porque la entidad podría penalizarnos con una subida de interés. 
  • Comparar préstamos: si nos hemos decidido a pedir un préstamo, aunque no sea por el “viernes negro”, conviene que preguntemos en diferentes entidades bancarias para ver en cuál de ellas se nos ofrecen las mejores condiciones. 

Aún siguiendo estos consejos, debemos pensar bien en si de verdad es necesario pedir un préstamo. Para el Black Friday 2021 algunos bancos se suman a las promociones lanzando ofertas en este servicio, pero aun así no se debe olvidar que se está firmando una especie de contrato con la entidad financiera con la que tendremos que ejecutar dicho pago en los plazos acordados. Esto último puede ser un problema porque al pagar a plazos se puede caer en el error de desconocer el valor real y total del artículo comprado, pudiendo ser superior al que inicialmente habíamos pensado.