NoticiasTrabajo logo ¿Es realmente rentable comprar en el Black Friday?

¿Es realmente rentable comprar en el Black Friday?

Conoce la rentabilidad del Black Friday para descubrir si son reales o no las ofertas que anuncian las grandes marcas. Te contamos si se puede conseguir ahorrar.

¿Es el Black Friday rentable? Descubre la rentabilidad del Black Friday
Esperanza Murcia
Esperanza Murcia
Actualizado a:

El Black Friday se ha convertido en todo un éxito de ventas. Cada año coge más fuerza resultando en un fenómeno comercial que miles de personas protagonizan adelantando las compras navideñas o haciéndose con productos que llevaban persiguiendo desde hace tiempo. Pero, ¿es rentable? La verdad es que no siempre los descuentos son reales, escondiendo algunas marcas en sus ofertas que anuncian a bombo y platillo una trampa escondida. 

Lo cierto es que, entre tantos anuncios, es difícil distinguir las rebajas que son buenas de las que no lo son. Se siembra una confusión entre los consumidores que se intensifica aún más por la duración del “viernes negro”, que aunque oficialmente se celebre el 26 de noviembre comienza desde el lunes y finaliza en el famoso Cyber Monday

Atendiendo a este desconcierto, es importante estar atentos a las ofertas que nos llegan o que se aplican a nuestros artículos de interés, comprobando si el descuento del que disponen es real antes de precipitarnos a su compra. No solo hay que fijarse en el precio, también en la calidad del producto y si proviene de una temporada pasada. Toda precaución es poca, más teniendo en cuenta que no todas las ofertas del Black Friday son rentables. 

Compras en el Black Friday.

Rentabilidad del Black Friday 

El Black Friday 2021 ha comenzado ya en España con numerosas ofertas anticipadas. Son únicamente las primeras de las muchas que se van a suceder en los próximos días. Parte de las mismas son también de duración limitada, llamando las marcas aún más a la acción y motivando las compras precipitadas. Los precios y descuentos que se ofrecen son realmente tentadores, aunque esto no quiere decir que sean auténticos. Tanto es así que la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) sigue muy de cerca este evento comercial, revelando unos datos que poco se corresponden con la realidad que anuncian las principales cadenas de distribución. 

En este sentido, el organismo ha desvelado a través de los análisis de mercado que realizan cada año que durante el 2020 los precios ofrecidos durante el “viernes negro” subieron un 2,6% de media. En relación nos topamos con otro dato bastante desolador, ya que según la OCU el pasado año solo el 18,8% de los productos que analizaron tuvieron su precio mínimo en la llamada “Black Week”. ¿Cómo se produce esto? Algunas marcas suben los precios los días previos, para después aplicar la “rebaja” pareciendo que han aplicado un gran descuento.  

Un escaparate con las ofertas del Black Friday.

Ahora bien, ¿es así en todas las marcas? La respuesta es que no. La misma entidad observó que, de entre los productos que monitorizaron, algunos distribuidores conocidos sí que rebajaron considerablemente sus precios. Por ejemplo, el portal de venta online Amazon bajó más del 30% de sus productos, mientras que El Corte Inglés lo hizo un 25%. Del mismo modo, los descuentos no funcionan igual en todos los artículos, pudiéndose aprovechar algunos más que otros. Al respecto, debes conocer que existen determinados artículos que no debes comprar durante el Black Friday

Cabe recordar que son cifras resultantes de las investigaciones que lleva ejecutando esta organización durante los últimos 6 años, asegurando que aunque pueda ser una buena oportunidad para conseguir alguna ganga generalmente no se producen grandes ofertas. De hecho, declaran que en bastantes ocasiones el porcentaje de los artículos que bajan de precio es menor al de los que los suben. La norma general es que se mantengan los costes, pero tampoco deben de saltar todas las alarmas, pudiendo encontrar chollos si se compra con cabeza. 

Contestando a la pregunta, puede ser rentable comprar en el Black Friday, sin embargo no lo será nunca si no se investigan las ofertas. Un paso vital es comparar siempre el producto que vamos a comprar, no lanzándonos sin más a la primera rebaja que se nos oferta. Hay que recordar que algunas campañas de publicidad son engañosas, por lo que si quieres evitarlas te recomendamos seguir los trucos para ahorrar que hemos elaborado especialmente para aprovechar los descuentos del “viernes negro”.