NoticiasTrabajo logo Así subirán las pensiones de jubilación más altas en 2023 con la subida del IPC

Así subirán las pensiones de jubilación más altas en 2023 con la subida del IPC

Así subirán las pensiones de jubilación más altas en 2023 con la subida del IPC Se prevé que las pensiones suban de cara al 2023 para acomodarse a la subida del IPC.
Isabel Gómez
Isabel Gómez
Actualizado a:

No todos los pensionistas jubilados adquieren la cuantía más alta cuando reciben el cobro de esta ayuda contributiva por parte del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS). Factores como los años de cotización y la base reguladora por la que se haya regulado, serán determinantes para otorgar lo que se percibirá al llegar a la edad de jubilación. 

Sin embargo, con el aumento de la inflación en España, que ha situado el IPC de marzo en un 9,8%, los expertos prevén que para el 2023, las pensiones más altas de la Seguridad Social sufrirán una subida de hasta un 7%, según se está estudiando y se detallará más adelante. Para explicarlo con un ejemplo, si un pensionista jubilado adquiere cada mes los 2.800 euros, la cantidad más alta, el año próximo, podrán llegar a recibir hasta 2.996 euros con estas estipulaciones.

Mientras que los pensionistas cruzan los dedos por la situación económica que atraviesa el país y lo difícil que se está volviendo llenar la cesta de la compra, desde el Gobierno de España se alzan voces tranquilizadoras. Ayer, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, expuso en el Senado que “los ingresos de la Seguridad Social están creciendo como nunca por el dinamismo del empleo y la reforma laboral. Por eso el déficit del sistema se reducirá al 0,5% del PIB este año, y probablemente se sitúe en equilibrio presupuestario al terminar la legislatura.”

Además, Escrivá añadió que las pensiones van a estar garantizadas porque hay una ley que las blinda, pensada justamente para dar certidumbre en momentos como este a los 10 millones de pensionistas actuales, y también a los que lo serán en el futuro.

¿Cuánto subirán las pensiones de jubilación en 2023?

España gasta en pensiones anualmente alrededor de 150.000 millones de euros. Por tanto, de acuerdo con las estimaciones de una subida del 7%, las ayudas por jubilación costaría unos 10.500 millones de euros más en 2023.

Esta sería, realmente, la segunda subida más grande de la historia. La vez anterior fue en el gobierno de Felipe González, cuando subieron un 8% de media y la inflación interanual se situaba en el 7%. Es cierto, que hay muchas diferencias porque el número de pensionistas era un poco más de la mitad que en la actualidad y la cuantía de la pensión rondaba los 300 euros. 

Si se suben las pensiones conforme a un IPC, previsto al 7%, el gasto se comería todo el ahorro que se pensaba conseguir con la aplicación de las medidas de la reforma de la Ley de la Seguridad Social a comienzos de 2022, esa que subió un 2,5% las pensiones contributivas. Para ello, se ha propuesto un pacto de rentas.

Cuando las cuentas del gasto se enviaron a Bruselas, se contemplaba una subida del IPC del 2%, por tanto, subirlo hasta el 7%, desajusta lo previsto para el 2023. La idea es que el Gobierno reforme las pensiones, aunque el gasto sea elevado. Hay expertos que sugieren que el futuro pacto de rentas fije una revalorización de todas las pensiones inferior al IPC medio, al menos para los pensionistas con rentas más altas, a quienes se les compensaría en años posteriores.

¿Cómo se revalorizarán las pensiones mínimas en 2023?

Desde el Banco de España se han pronunciado al respecto. Su gobernador, Hernández de Cos, ha expresado que para aliviar la presión por la subida de precios del consumo para las pensiones bajas, se debería permitir la indiciación al IPC de las pensiones mínimas, pero no las del resto. Además, ha añadido que “a ese reparto de pérdida de renta deberían incorporarse las más altas por el incremento de los precios energéticos.”

Con esta medida, se podría proteger a colectivos más desprotegidos y vulnerables, como los pensionistas. Desde el Banco de España, ven que un pacto de moderación de rentas debe incluir la desvinculación del IPC tanto a en el sector privado pero también en el público.