NoticiasTrabajo logo Por qué no cobraré la paguilla de las pensiones: la Seguridad Social lo explica

Por qué no cobraré la paguilla de las pensiones: la Seguridad Social lo explica

Existe un motivo por el que habrá pensionistas que no van a cobrar la última paguilla extra de las pensiones en este mes de enero.

Por qué no cobraré la paguilla de las pensiones: la Seguridad Social lo explica Por esto no se cobrará la paguilla de las pensiones
Diego Fernández
Diego Fernández
Actualizado a:

Este mes de enero de 2022 va a suponer un antes y un después en cuánto a la paguilla extraordinaria de las pensiones, ya que será la última vez que se cobre en la historia. Todo ello después de que el Gobierno de España aprobase la reforma de las pensiones elaborada por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones que dirige José Luis Escrivá.

La gran mayoría de los pensionistas sí van a recibir este pago extra, pero no todos. Y es que hay algunos casos que no tienen derecho a cobrar la paguilla de las pensiones debido a un motivo especial con el que cuentan ciertos pensionistas, un hecho que se explicará a continuación y que afecta a un tipo de pensión especial. Por lo que aquellos que sean beneficiarios de esta deberán prestar atención para saber por qué no cobran esta cuantía extra.

Hay que recordar que esta paguilla es una ayuda extraordinaria que se pagaba todos los años con motivo de la inflación del Índice de Precios de Consumo (IPC) para ayudarles a afrontar diferentes gastos. Algo que acaba en este 2022 con motivo de la revalorización de las pensiones y que supondrá que suban cada año siempre que el IPC sea positivo como pasó el pasado 2021, con una subida del 6,5 % en diciembre.

¿Por qué hay casos en los que no se cobra la paguilla de las pensiones?

El Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) indica que hay un único motivo que puede hacer que un pensionista no cobre en los próximos días la última paguilla de las pensiones. Esto es debido a que estos beneficiarios de una prestación de la Seguridad Social están cobrando una pensión prorrateada. Pero, ¿qué quiere decir esto?

La respuesta es sencilla, se da cuando un pensionista cobra su prestación contributiva en 12 pagas al año, en lugar de en 14. Pero, ¿hay pensiones que se cobran en 12 pagas al año? Sí, existe este caso. Aunque la gran mayoría de las prestaciones que paga la Seguridad Social se hagan en 12 pagas anuales más 2 pagas extraordinarias, hay un único caso en el que esta pensión es prorrateada.

¿Qué pensión no tiene paguilla extra en enero?

De todas las prestaciones contributivas y no contributivas que paga el Instituto Nacional de la Seguridad Social hay solo una que se cobra de manera prorrateada y, por lo tanto, solo se reciben 12 pagas en un año, en lugar de 14. Pero, ¿cuál es? Se trata de aquellos pensionistas que estén cobrando una pensión por incapacidad permanente, aunque cuenta con una singularidad especial.

No todos los beneficiarios de una prestación contributiva de incapacidad permanente van a ser los afectados por este tipo de pagas y, por lo tanto, no van a cobrar la paguilla extra la próxima semana, sino que hay que especificar un dato más concreto. Tanto es así que solo reciben la pensión prorrateada siempre y cuando la causa sea un accidente de trabajo o una enfermedad profesional.

Por lo que si se es un pensionista que cobra la pensión de incapacidad permanente que su causa es en ámbito laboral, no recibirá la paguilla extra de las pensiones. Debido a que recibe 12 pagas al año en lugar de 14, algo que afecta a sus ingresos ya que cobra más al mes de lo que puede cobrar una persona que recibe 14 pagas al año. Es decir, una persona que cobre prestación prorrateada recibirá una pensión mayor, debido a que esas 14 pagas se dividen en 12 y hace que reciba las 2 pagas extras durante los 12 meses del año.

En números esto se traduce de la siguiente manera. Si hay un pensionista que cobra 14 pagas de 1.200 euros cada una de ellas, supone una pensión anual de 16.800 euros. Esto, si se cobra una pensión prorrateada, se trata de una prestación mensual de 1.400 euros, para que en 12 meses se alcancen los 16.800 euros al año.

Por lo tanto, una persona que no tenga pagas extraordinarias en su pensión, como ocurre en este caso, no tiene derecho a cobrar la última paguilla de la historia de estas prestaciones que abona mensualmente la Seguridad Social.