NoticiasTrabajo logo Horario de invierno: ¿Por qué se cambia la hora en España?

Horario de invierno: ¿Por qué se cambia la hora en España?

El nuevo horario de invierno se hará efectivo la madrugada del 31 de octubre. Descubre por qué se tendrá que retrasar los relojes.

¿Por qué se cambia la hora en España?
Esperanza Murcia
Esperanza Murcia
Actualizado a:

El cambio de hora para adaptarnos al nuevo horario de invierno tendrá lugar el último fin de semana de este mes. En concreto la madrugada del 31 de octubre de 2021, coincidiendo con la festividad de Halloween, se tendrán que retrasar una hora los relojes: a las 03.00 serán las 02.00 horas. Así, se ganaría una hora más de luz.

Se trata de una medida obligatoria que se realiza en todos los países de la Unión Europea. Recogida en la Directiva Europea 200/84CE, el objetivo es adaptar los horarios para beneficiarse de la luz natural a la vez que se consigue un ahorro energético. No obstante, el cambio de horario, tanto el de invierno como el de verano, ha tenido a lo largo de su historia muchos detractores que abogan por su anulación.

De hecho, siempre ha estado ahí la pregunta de si España se encuentra en la franja horaria correcta. Siguiendo este hilo, cabe preguntarse entonces el por qué se estableció en el país el actual huso horario y si actualmente es el más beneficioso para nuestro estilo de vida. A continuación se explican las razones y cómo comenzó a utilizarse.

¿Por qué se realizan los cambios de hora?

Para conocer por qué se cambia la hora en España hay que trasladarse hasta 1940. Fue en dicho año cuando se produjo el primer cambio horario. Llegó con Franco cuando decidió adaptarlo al de Alemania para acercarse más a este país, aunque hasta 1974 no se hizo oficial. Desde aquel momento la polémica siempre ha estado servida, pues existe un gran descontento con los cambios horarios que se producen tanto en verano como en invierno.

Tanto es así que la Comisión Europea realizó una consulta pública a todos los ciudadanos europeos abordando este tema en 2018. Como resultado, más del 80% de los 4,6 millones que formaron parte de la encuesta votaron a favor de la suspensión de estos cambios horarios. El debate se puso sobre la mesa y, en teoría, este año 2021 quedarían anulados. Sin embargo, el cambio de hora que se llevará a cabo el próximo 31 de octubre está lejos de ser el último, ya que es una medida que aún se sigue debatiendo en Europa. No se ha encontrado un consenso sobre la misma y, por ende, tampoco se ha ejecutado ninguna acción al respecto.

En España el debate es aún mayor, ya que existe la creencia de que el actual huso horario no es el que más se adapta al estilo de vida español. En primer lugar, por zona geografía correspondería mantener la misma franja horaria que Portugal y Reino Unido, por la que tendríamos que retrasar una hora los relojes. Lo cierto es que, de ser así, el país estaría más cerca de la cotidianeidad europea.

Sobre este último aspecto, no es desconocido que las costumbres españolas pueden ser algo tardías para el resto de Europa. Las jornadas laborales en España se alargan más, quedando pocas horas del día para disfrutar o descansar en la mayoría de puestos de trabajo, además de que se almuerza y cena más tarde que en los países europeos. Esto atrasa el resto de hábitos, como ocurre con la parrilla televisiva donde la programación en prime time comienza y acaba muy tarde llegando a trastocar los horarios de sueño.

La promoción de este cambio se conoce como la “racionalización de horarios”, existiendo para su defensa la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles (ARHOE). Gracias a esta racionalización horaria se cree que se implantarían jornadas laborales más cortas, con una finalización media a las 18.00 horas, lo que permitiría a los españoles lograr una mayor conciliación entre el trabajo y la vida social. A pesar de todo ello, la suspensión o no de los cambios horarios es todavía una incógnita, a expensas de que la Comisión Europea mueva ficha para resolverla.