NoticiasTrabajo logo Pablo Iglesias, el ‘chivo expiatorio’ de Podemos que deja la política con un sueldo de 5.000 euros

Pablo Iglesias, el ‘chivo expiatorio’ de Podemos que deja la política con un sueldo de 5.000 euros

El candidato a la presidencia de Madrid de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, abandona la política tras el mal resultado electoral, pero cobrará 5.316 euros durante 14 meses

Pablo Iglesias, el ‘chivo expiatorio’ de Podemos que deja la política con un sueldo de 5.000 euros
Berta F. Quintanilla
Berta F. Quintanilla
06/05/2021 09:47am
Política

Pablo Iglesias deja la política porque no quiere ser el “chivo expiatorio que moviliza los efectos más contrarios a la democracia”. Pero, tras cerrar la puerta al salir, como le indicó la recién reelegida presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, deja una estela de preguntas. ¿Cuál será el sueldo de Pablo Iglesias? Hay que recordar que antes de candidato fue vicepresidente segundo del Gobierno de Sánchez.

Según la Ley, le corresponde cobrar la indemnización de 5.316 euros mensuales. Esta cantidad no es vitalicia, y la recibirá durante un año y dos meses, que es el tiempo que permaneció en el cargo. Esta cuantía, establece la norma, se puede percibir durante un máximo de dos años, y hay que ajustarla según el tiempo en que ha permanecido en el cargo.

Es 5,6 veces mayor que el Salario Mínimo Interprofesional actualmente en vigor en España, que es de 950 euros y que se espera subir en dos años hasta los 1.200. 

La salida de Iglesias de UP se produce después de la debacle sufrida por su partido en las elecciones en Madrid. Inmediatamente después abandonó su puesto de diputado en la asamblea de Madrid así como todos sus cargos en la política española.

¿Y a qué se dedicará ahora? En principio se habla de que para Pablo Iglesias, la televisión podría ser una de las salidas. Ya hizo sus pinitos con La Tuerka y no se descarta que pueda regresar a los platós.

También ha sido profesor en la Universidad. Podría volver a ocupar este cargo público.

El objetivo electoral del Partido Popular y Vox

Iglesias se considera el chivo expiatorio del Partido Popular y la ultraderecha. Esta afirmación tan tajante forma parte del discurso que pronunció tras las elecciones del 4M. Ahora, tras la aplicación de la Ley 3/2015, tiene derecho a cobrar durante 14 meses, un 80% de su sueldo. De modo que recibirá un salario de 5.316 euros mensuales, lo que corresponde a los altos cargos.

La obligatoriedad de un Portal de Transparencia, hace que todos los ciudadanos puedan saber cuánto cobra cada uno de los miembros del Gobierno. Iglesias recibía 79.746,24 euros al año.

Y aplicando el porcentaje que corresponde le queda un sueldo de más de 5.000 euros. Durante su comparecencia ante los medios tras los resultados electorales, aseguró sentirse el centro de “una agresividad sin precedentes, tanto por parte de la derecha como de la ultraderecha así como de una normalización sin precedentes del discurso del odio”.

Y aquí habría que meter los escraches que tanto él como su familia han denunciado. Su chalé de Galapagar continuaba como foco de los ataques de los más radicales. Una situación que ha superado a la persona.

Deja la política, al igual que dejó el Gobierno de Sánchez, abandona todos los cargos públicos. Pablo Iglesias sorprendió a todos en la noche del 4 de mayo con esta decisión que deja muchas incógnitas en el aire.

Sueldo vitalicio: no le corresponde por su cargo

A Pablo Iglesias el sueldo vitalicio no le corresponde. El motivo es que está reservado para los ex presidentes del Gobierno. En su caso, ha sido vicepresidente primero y ministro pero la presidencia la ostenta Pedro Sánchez.

El sueldo vitalicio es el que se cobra durante toda la vida. Es decir, cuando un presidente deja su cargo, recibe una cantidad a cargo de las arcas del estado hasta que fallezca. 

Su intención de desaparecer de la vida política la anunció tras el descalabro electoral de Podemos. Con solo 10 escaños y el 7,2% de los votos, el gran revulsivo que esperaba el partido con la presencia de su líder que dejó el Ejecutivo por este proyecto, se vino abajo.

Superado por su ex amigo y ex compañero de partido Íñigo Errejón y por el candidato del PSOE, Ángel Gabilondo, Iglesias podrá cobrar ahora el sueldo que le corresponde por ley.

No está infringiendo la norma, pero sí el Código Ético de Podemos. El partido cuenta con un documento en el que aclara en el artículo 12 que “los cargos públicos del partido que dejen su cargo no tienen derecho a remuneración ni cesantías una vez que termine su trabajo”.

Pero Iglesias siempre ha defendido que este sueldo de 5.316 euros al mes es algo suyo, que le corresponde por haber formado parte del Gobierno de España y que no rechazará esta retribución que provenga de su puesto de trabajo.

¿Con qué es compatible el sueldo de Pablo Iglesias?

La asignación mensual de Iglesias durante 14 meses es incompatible con cobrar un sueldo público o privado. De esta manera, el ex vicepresidente y candidato fallido a la presidencia de Madrid, podrá recibir este salario al cesar en su acta en la Asamblea de Madrid.

Tampoco podrá recibir este dinero a cargo de las arcas públicas cuando consiga un nuevo ingreso procedente de cualquier actividad privada. Este punto tiene algunas excepciones. Por ejemplo, podrá publicar artículos o libros, estar en ponencias, charlas o congresos o trabajar para mejorar la creación artística, científica o técnica. 

Iglesias abandona el Congreso de los Diputados, pero no se queda en paro. Tiene muchos proyectos y muchas actuaciones que ir desarrollando gracias al extenso currículum que Iglesias tiene. 

Muchos compañeros de partido, entre ellos la ministra Yolanda Díaz, le han deseado suerte en su nueva etapa. Precisamente, la vicepresidenta tercera se postula como una de las figuras políticas pertenecientes a Unidas Podemos con más relevancia en el Gobierno.