NoticiasTrabajo logo Las jubilaciones comprometen los Fondos Europeos

Las jubilaciones comprometen los Fondos Europeos

La avanzada edad media del Ministerio de Hacienda, de 54 años, pone en riesgo el momento clave de la ejecución del dinero de la Comisión Europea para la recuperación de la pandemia.

Las jubilaciones comprometen los fondos europeos Actualmente la plantilla ronda los 54 años de edad
Javier Martín
Javier Martín
Actualizado a:

El Gobierno de España acumula otro problema más. A medio - largo plazo, pero al fin y al cabo, otro inconveniente que puede hacer torcer complicar los fondos ‘Next Generation’. Y es que la avanzada edad media del Ministerio de Hacienda, de 54 años, pone en riesgo el momento clave de la ejecución del dinero de la Comisión Europea para la recuperación de la pandemia.

Claves para la eficaz y eficiente recuperación económica de la pandemia del COVID-19 y de los que ya ha recibido un adelanto de 9.000 millones de euros y un primer pago semestral de 10.000 millones. Sin embargo, de esa suma de dinero, tan solo se han repartido en forma de ayudas el 2% por el taponamiento en su gestión administrativa, que amenaza con echar al traste gran parte de los 140.000 millones de euros totales que corresponden a España, de los cuales 72.000 millones son ayudas directas.

Una carga sideral de trabajo a la que no contribuye la avanzada edad media del equipo del Ministerio de Hacienda, cifrada en 54,2 años, según ‘El Economista’ y que agrava esta problemática. De hecho, la fase cumbre de la gestión y ejecución de esos fondos europeos, a diez años vista, coincidirá con el grueso de jubilaciones de la Administración Central.

La edad de jubilación de los empleados del Ministerio de Hacienda, el cuarto sector estatal más envejecido 

Tras los Auxiliares del Estado (promedio de 57 años), Auxiliares Informática (56,7 años) y Administrativos del Estado (56,2 años), la plantilla de Hacienda es la cuarta más envejecida del Estado.

Y en sus manos recaerá, ya con los cuellos de botella reconocidos en los procesos de documentación, gestión y ejecución de esa primera partida presupuestaria de la Comisión Europea, la correcta recuperación del país, que depende de estos. Y el arranque, visto lo visto, no es muy esperanzador.

Fondos ‘Next Generation’: Bruselas frunce el ceño

En el seno de la Comisión Europea despierta recelo el control estricto y efectivo de este dinero. Aunque no valoran proyectos, sí que establecen como condición indispensable para repartir el resto de entregas presupuestarias cumplir con las medidas y reformas que enviaron a los distintos estados miembro. Y las de España, algunas de ellas, están a medias.

Es el caso de los nuevos ERTE y las reformas de pensiones y laboral, ya en vigor con la entrada del nuevo año. Aunque lo que más preocupa es el reequilibrio financiero de la Seguridad Social, cuyo primer paquete de medidas se prevé, a los ojos de distintos organismos expertos en la materia como el BCE o el OCDE, contraproducente a corto plazo.

Es decir, desde que se emite esa primera partida de dinero, Bruselas somete a España a un examen periódico. El primero, de carácter bianual, tendrá lugar cada dos meses. Es decir, seis controles anuales durante dos años, con el más fuerte al sexto mes.

El PP exige un organismo de control de los fondos europeos

Si en el tercer control anual el órgano de control de la Comisión alerta de irregularidades en los pactos puede reducir la cuantía de las ayudas. Más grave será si no se cumplen a los 18 meses, cuando podrá incluso requerir la devolución si los proyectos exigidos no se han cumplido

Por ello el Partido Popular ha solicitado al Gobierno de coalición la creación de un organismo específico e independiente con tal de agilizar y asegurar las futuras evaluaciones sobre la eficacia y efectividad de las entregas a los diferentes sectores. 

Sin embargo, todo apunta a que no será el caso, y que serán la Inspección de Hacienda y el resto de personal de la Agencia Tributaria los que se encarguen de esa ‘fiscalización’.