NoticiasTrabajo logo Inconvenientes de la Jubilación parcial. ¿Quién puede solicitarla?

Inconvenientes de la Jubilación parcial. ¿Quién puede solicitarla?

Inconvenientes de la Jubilación parcial. ¿Quién puede solicitarla?
Paola Vargas López
Paola Vargas López
Actualizado a:

Te contamos las ventajas y los inconvenientes de cobrar una pensión por jubilación parcial mientras sigues siendo un trabajador/a activo/a y recibes un sueldo al mismo tiempo.

El replanteamiento de la edad de jubilación en España, recogida en el Pacto de Toledo, ha hecho que muchos españoles vean más lejano el momento de jubilarse. Esto ha hecho que la alternativa de la jubilación parcial adquiera mucho peso en la actualidad. Pero… ¡vamos por partes!

¿Qué es la jubilación parcial?

La jubilación parcial es un tipo de situación que permite acceder a la pensión por jubilación simultáneamente a una situación laboral a tiempo parcial. Es decir, es la que una persona inicia al cumplir 60 años al mismo tiempo que se encuentra contratada laboralmente a tiempo parcial. Este contrato puede estar vinculado o no a un contrato de relevo celebrado con un trabajador en situación de desempleo, o de tener con la empresa un contrato de duración determinada.

La cantidad económica que el trabajador recibe es el resultado de aplicar el porcentaje de reducción de jornada, al importe de la pensión que le corresponde, teniendo en cuenta los años cotizados a la Seguridad Social. Esto sería: si un trabajador reduce al 50% su jornada laboral, percibiendo el dinero correspondiente a sus horas trabajadas, recibirá también el 50% de su pensión pública, de manera proporcional.

Qué compatibilidades laborales y prestaciones tiene una jubilación parcial

La pensión por jubilación parcial es compatible con:

  • Trabajo a tiempo parcial en una empresa y, en su caso, contratos trabajos a tiempo parcial que sean anteriores a la situación de este tipo de jubilación. La jornada laboral no puede aumentarse a completa, si se diera el caso, esta prestación se suspendería.
  • Trabajos a tiempo parcial concertados después de la situación de jubilación parcial, sin que pueda aumentarse la duración de la jornada realizada hasta entonces.
  • Pensiones de viudedad, prestación por desempleo y otras prestaciones que sustituyan retribuciones que puedan corresponder a trabajos a tiempo parcial que hayan tenido lugar antes de la situación de jubilación.


Incompatibilidades de este tipo de jubilación

La pensión por jubilación parcial no es incompatible con:

  • Pensiones de incapacidad permanente o absoluta y gran invalidez.
  • Pensión de incapacidad permanente total para el trabajo que se preste dentro del contrato que dio lugar a la jubilación parcial.
  • Otra pensión por jubilación que corresponda a otra actividad distinta a la que se realice en el contrato a tiempo parcial.

Requisitos de la jubilación parcial a partir de los 60 años

Si eres trabajador y tienes 60 años cumplidos, puedes solicitar tu jubilación parcial y tener derecho a esta pensión contributiva de la Seguridad Social, que implica compaginar el desempeño de las funciones que se recojan en un contrato a tiempo parcial con el cobro de esta ayuda.

Beneficiarte de ella significa, y teniendo en cuenta las compatibilidades e incompatibilidades de los puntos anteriores; que como trabajador deberás:

  • Reducir tu jornada laboral en entre un 25% y un 50% como máximo.
  • Haber cotizado un mínimo de 15 años a la Seguridad Social. Dos de estos años deberán ser inmediatamente anteriores a tu solicitud de jubilación parcial.
  • Si cuentas con un contrato de relevo a tiempo completo (que implica a dos trabajadores), deberás haber cotizado 34 años y 9 meses a la Seguridad Social como mínimo, y tener una antigüedad en la empresa de al menos 6 años, a contar inmediatamente a la fecha de la solicitud de esta modalidad de jubilación.
  • Reducir la jornada, en el caso de contrato de relevo, entre un 25% y un 50%, o un 75% en el caso de que esta modalidad de contrato fuera a jornada completa y por tiempo indefinido.

Inconvenientes de la jubilación parcial

Los inconvenientes que presenta percibir este tipo de pensión al tiempo que trabajas son los siguientes:

  • Es bastante inaccesible. No todo el mundo tiene acceso a ella, sobre todo en el requisito de la edad y años exigidos de cotización en el caso de contrato de relevo. Son condiciones muy difíciles de cumplir.
  • El sobre coste que implica este tipo de jubilación para el Sistema Público de Pensiones. Al no aplicar coeficientes reductores a los trabajadores, la Tesorería debe afrontar un gasto mayor teniendo en cuenta la esperanza de vida.

Ventajas

  • Permite al trabajador reducir su jornada laboral mientras percibe su porcentaje de pensión por jubilación correspondiente.
  • El importe de la pensión parcial a recibir, no puede ser inferior al importe de la pensión mínima vigente para mayores de 65 años.
  • No se aplican coeficientes reductores a la pensión en función de la edad. Esto significa que no se verá reducida su cuantía como ocurre en el caso de la jubilación anticipada.

Si quieres solicitar tu pensión por jubilación, de la modalidad que sea, te recordamos que primero tienes que pedir cita previa, pincha en este enlace y descubre de manera fácil y rápida cómo realizar este trámite:

https://www.noticiastrabajo.es/cita-previa-pension-jubilacion/