NoticiasTrabajo logo Parte del Gobierno, políticos y las industrias cárnicas piden la dimisión de Garzón

Parte del Gobierno, políticos y las industrias cárnicas piden la dimisión de Garzón

Críticas por parte del Gobierno de España a raíz de las polémicas palabras de Alberto Garzón, ministro de Consumo, sobre la industria cárnica.

 

Parte del Gobierno, políticos y las industrias cárnicas piden la dimisión de Garzón La oposición exige su cese inmediato
Javier Martín
Javier Martín
Actualizado a:

Las palabras de Alberto Garzón cuestionando la calidad de la carne española y el método de las macrogranjas le han convertido en el puching ball de todo tipo de colectivos. Si hace unos meses obligó a intervenir al presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, con su “donde me pongan un chuletón al punto, eso es imbatible”, cuando recomendaba reducir el consumo de productos cárnicos, esta vez ha sido la industria cárnica la protagonista de la polémica.

"Encuentran un pueblo en una parte despoblada de España y ponen 4.000, 5.000 o 10.000 animales. Contaminan el suelo, contaminan el agua y luego exportan esa carne de mala calidad de esos animales maltratados", afirmaba al medio inglés ‘The Guardian’, criticando el impacto negativo de la ganadería intensiva sobre el medioambiente, así como el nivel de garantía de los productos de estas.

Sin embargo, un tsunami de críticas brotadas desde los rincones de todos los colectivos pidiendo la dimisión del ministro de Consumo, amenaza con ahogarle. Aunque, de momento, el Coordinador de Izquierda Unida se mantiene impasible, sin torcer el gesto y reafirmándose en lo que dijo: “Fue impecable. Es un bulo del lobby de la industria cárnica”, trataba de justificar en la Cadena SER, asegurando que pretenden ganarse a la ultraderecha.

Una marabunta contra Garzón: El Gobierno y la industria de la carne en España

“Estamos en un Gobierno de coalición donde hay diferentes actores y puede haber diferencias, como se han expresado en otras materias”, continuaba, vislumbrando lo que iba a ocurrir. Aunque el ministro no se imaginaba tales dimensiones. Parte del Ejecutivo, industria cárnicas, partidos políticos y dirigentes autonómicos han criticado fervientemente sus declaraciones.

Las primas, obviamente, desde la derecha. El Partido Popular (PP), en voz de su presidente, Pablo Casado, ha afirmado que es “inaceptable”, considerándolo “otro ataque a ganaderos y agricultores y a la imagen de nuestro país”, exigiendo “responsabilidades y una rectificación inmediata”.

Para VOX, "no puede seguir ni un segundo más teniendo un cargo público". Lo califican como una muestra de “odio a España”. Ciudadanos, a través de Inés Arrimadas, cree que ha provocado un “daño irreparable” en las empresas cárnicas españolas.

El PSOE también sale a la palestra

Pero también desde sus socios gubernamentales, desmarcándose de sus palabras. “En la entrevista no marca ninguna posición del Gobierno, son a título personal. No es la primera vez que lo hace”, expresaba la ministra de Educación y Formación Profesional, Pilar Alegría.

Y desde el seno del PSOE, con Javier Lambán como protagonista, que considera sus afirmaciones "desgraciadas e insensatas", además de “una agresión directa a una parte importante de la economía aragonesa que se esfuerza por ser competitiva y sostenible”. Para el presidente de Aragón no puede ser ministro de España ni un día más. Es en sí mismo un insulto a la inteligencia.

También las consecuencias llegan desde más allá de las fronteras de la esfera política. El sector se ha posicionado frontalmente, expresando su malestar. La patronal Anafric, el sindicato Unión de Agricultores y Ganaderos de Navarra (UAGN) y la entidad Unións Agrarias (UUAA) reclaman su dimisión y que se retracte.

Unidas Podemos, el refugio de Alberto Garzón en medio del hucarán de críticas

La formación morada ha extendido los brazos a Garzón, recalcando que coinciden con él en su opinión sobre las macrogranjas y cargando contra Lambán. También Alianza Verde, que destaca que los impactos de estas son “tremendos”.

A ese cierre de filas en el partido se ha unido Yolanda Díaz, con un mensaje en Twitter: "Nuestro país debe seguir apostando por la ganadería sostenible y denunciar aquellas prácticas minoritarias que agravan la crisis climática", ha escrito.