Derechos del trabajador

¿Se puede solicitar la jornada laboral de 4 días en España?

Hay varias empresas españolas que ya han implantado la jornada laboral de 4 días, todavía en pruebas de estudio. Los resultados adelantan que no supone la pérdida de productividad.

¿Se puede solicitar la jornada laboral de 4 días en España?
Jornada laboral de 4 días
Esperanza Murcia
 

Conciliar vida personal y laboral. Es la principal preocupación, junto al salario, de todos los trabajadores. Con la pandemia, las empresas se vieron obligadas a implantar métodos de trabajo que no habían contemplado hasta la fecha. Algunos se han consolidado, como el teletrabajo, pero a otros se les acaba de abrir la puerta: es lo que ocurre con la jornada laboral de 4 días. Pero, ¿es una realidad en España? 

Actualmente, la jornada laboral de 4 días no está aprobada. Es decir, los trabajadores todavía no pueden solicitarla a sus empresas. Sin embargo, sí que se está probando. Y eso, al menos, es un primer paso. En concreto, el pasado mes de junio comenzaron los trámites del Ministerio de Industria para que más de 100 empresas españolas prueben esta reducción de jornada en sus plantillas. 

Se trata de un programa piloto que surgió del acuerdo del Gobierno de España con Más País en las negociaciones de los Presupuestos del Estado. Aunque en un principio la partida prometida era de 50 millones de euros, actualmente el proyecto está dotado con solamente 10 millones. También se produjeron cambios en cuanto a las horas: la jornada laboral de 4 días se estableció en un primer momento en 32 horas semanales, pero este programa permite que se alargue hasta las 36 horas

¿Se cobra menos con la jornada laboral de 4 días?

No. Ya sea a 32 o 36 horas semanales, se debe de cobrar exactamente lo mismo que se percibía trabajando 40 horas a la semana. En el caso español, esta primera prueba está dirigida a pequeñas y medianas empresas del sector industrial, que deben incorporar “una serie de medidas organizativas y de procesos productivos, así como acciones de formación, que generen una mejora de la productividad” que compense los costes salariales, tal como explicaba en la presentación del proyecto el Ministerio de Industria.

Para respaldar este esfuerzo, el Gobierno concedió ayudas directas de carácter temporal para apoyar los sobrecostes de implantación de la jornada. Asimismo, según se adelantó meses atrás, se estima la realización de un estudio para analizar los posibles beneficios de esta medida en un plazo de dos años, tanto para la productividad como para la conciliación. Para hacerlo posible, se estipuló que las empresas contarán con una “comisión de seguimiento” para evaluar la jornada laboral de 4 días. 

Aplicación de la jornada laboral: casos prácticos 

Siguiendo con el caso español, la Comunidad Valenciana ha sido pionera en implantar la jornada laboral de 4 días. Las empresas con sede en la comunidad pueden solicitar unas ayudas especiales del Gobierno autonómico para pasarse a la jornada de 32 horas semanales o reducir la anterior en un 20%. Pero hay otros ejemplos en el país, siendo uno de los más famosos la empresa jienense Software Delsol, que cuenta con 185 empleados. 

Esta compañía ya la implantó en enero de 2020, tomando la decisión la propia dirección. ¿Consecuencias? Han aumentado su plantilla un 6% y han conseguido reducir el absentismo laboral un 30%, tal como explicó la responsable del departamento de selección y desarrollo de personas de la compañía, Ana Arroyo, al medio de comunicación ‘Cinco Días’. Otros programas fuera del territorio nacional también han dado buena cuenta de sus efectos positivos, como ocurrió en Reino Unido. 

Este mismo verano, más de 3.300 empleados de 70 empresas británicas adaptaron este nuevo modelo de jornada. Los resultados, después de tres meses de trabajo, hablaron por sí solos: casi la mitad de las empresas participantes aseguraron que la productividad se había mantenido, un 34% respondía que había mejorado ligeramente y un 15% que había mejorado de forma sustancial. 

ARCHIVADO EN: