NoticiasTrabajo logo Empleadas del hogar: Trabajo quiere acabar con los despidos sin justificar

Empleadas del hogar: Trabajo quiere acabar con los despidos sin justificar

La ministra de Trabajo Yolanda Díaz avanza que limitará el despido arbitrario de las empleadas del hogar y busca "reformular el trabajo doméstico".

Empleadas del hogar: Trabajo quiere acabar con los despidos sin justificar El Ministerio de Trabajo reconoce la puesta en marcha de más derechos para este colectivo
Trinidad Rodríguez
Trinidad Rodríguez
Actualizado a:

2022 supone para las trabajadoras domésticas la conquista de importantes derechos laborales. Parece que tras años de lucha y fuertes reivindicaciones en las calles, ha llegado el esperado momento para este colectivo, tan castigado y vulnerable a lo largo de la historia. Si bien hace dos meses el Gobierno de España anunció que las empleadas del hogar tendrán derecho a solicitar la prestación por desempleo, lo que se conoce por la ciudadanía como cobrar el paro, ahora el Ministerio de Trabajo pone todo su empeño en impulsar una nueva ley.

El objetivo es claro: “reformular” el trabajo doméstico y, a su vez, “extender” sus derechos. Este sería el caso de que se no se les pueda despedir sin justificar el fin del contrato. Así lo anunció esta misma semana la ministra Yolanda Díaz, durante su intervención en el Congreso de los Diputados, que confirmó tan solo un día después en rueda de prensa, coincidiendo con la presentación de los datos del paro para el mes de mayo.

"El planteamiento va a ser más extenso que el propio convenio 189 de la OIT", ha destacado Díaz, que ha asegurado que la norma se aprobará con "carácter inmediato" y, por tanto, se dará a conocer en los próximos días. Estas declaraciones suponen una firme declaración de intenciones que será “una norma ambiciosa” y que “va a tener discusión”. Si bien ya se saben algunas pinceladas de lo que podría ponerse sobre la Mesa de Diálogo en las próximas semanas. 

Las trabajadoras domésticas podrían conseguir mejores condiciones de trabajo

"Vamos a ir al reconocimiento del despido, a la actuación en el desistimiento, a un debate muy profundo", avanzó. A día de hoy las trabajadoras del hogar se encuentran en un régimen especial, según el cual el empleador tiene la opción de invocar el "desistimiento". Consiste en la posibilidad de despedir sin tener que justificar el motivo de dicho despido. 

El empleador solo debe avisar con 20 días de antelación, en el caso de que la trabajadora lleve más de un año trabajando, o de siete días si su antigüedad es inferior. Y con el abono del equivalente a 12 días por año trabajado, con tope de seis mensualidades.

Pero para conocer a fondo esta cuestión, primero hay que ponerse en antecedentes. El Ejecutivo tuvo que ratificar el Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo, decisión motivada tras una sentencia histórica pronunciada por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Los magistrados europeos fueron claros al respecto: “no hay razones para negarles la ayuda a este sector de profesionales”.

Además, se señaló que suponía una discriminación indirecta por razón de sexo. Por otro lado, en el Convenio 189 de la OIT se establece que las trabajadoras del hogar deben tener un sistema de contratación igual que el resto de personas, con derecho a paro, descanso y vacaciones. Algo que, por desgracia, no es una realidad extrapolable al actual mercado laboral. Pero la también vicepresidenta segunda del Gobierno quiere ir un paso más allá.