NoticiasTrabajo logo Huelga de Ryanair: lo motivos que han ocasionado la cancelación de vuelos

Huelga de Ryanair: lo motivos que han ocasionado la cancelación de vuelos

Los TCP de la aerolínea irlandesa de bajo coste se ponen en huelga para conseguir el primer convenio colectivo de la historia de Ryanair y reivindicar la subida de los salarios.

Huelga de Ryanair: lo motivos que han ocasionado la cancelación de vuelos Los empleados de Ryanair: a la conquista del primer convenio colectivo
Trinidad Rodríguez
Trinidad Rodríguez
Actualizado a:

Tercera huelga de los Tripulantes de Cabina de Pasajeros (TCP) de Ryanair en lo que va de año. Estos nuevos paros de los trabajadores de la erolínea de bajo coste por conseguir derechos laborales básicos, se prolongarán durante los próximos seis meses. En concreto, desde el 8 de agosto hasta el próximo 7 de enero, de lunes a jueves, lo que traerá consigo la cancelación de cientos de vuelos y retrasos en los aeropuertos en plena temporada de verano, con agosto a la vuelta de la esquina. 

La multinacional se niega a negociar el que podría ser su primer convenio en la historia de la compañía irlandesa con los sindicatos USO y SITCPLA, así como las mejoras salariales para sus trabajadores en España. Para conocer a fondo cuáles son las reivindicaciones de sus empleados, este medio de comunicación online, especialista en materia de empleo y derecho laboral, entrevista al responsable de vuelo de USO Sector Aéreo, Ernesto Iglesias.

Los empleados de Ryanair: a la conquista del primer convenio colectivo

En lo que respecta a cómo están yendo las negociaciones, el representante sindical afirma que “esta semana hemos tenido una reunión con la Inspección de Trabajo en Madrid. Lo habitual en estos casos es que las partes se sienten. En este caso, Ryanair ni siquiera se ha presentado. En ese punto de desprecio están con los trabajadores y los sindicatos”. 

Preguntado por los motivos de este rechazo, el representante sindical subraya que la low cost “no quiere un convenio al uso, en el que se regulen las reducciones de jornada o los salarios, quieren tener libertad absoluta. Su modelo de negocio se basa en estar fuera de la ley. No tienen ningún pudor, ni siquiera con sus propios pasajeros”. 

A lo que añade que “en su delirante interpretación de la ley, consideran que lo mejor es aplicar la legislación irlandesa. Si se produce el despido improcedente de un trabajador en España, tendría que irse a Irlanda a litigar”. Justo en este sentido, conviene señalar que desde que se convocaron los primeros paros, ya hay 11 trabajadores despedidos por secundar las dos anteriores huelgas, a lo que se suma el hecho de que se han abierto 100 expedientes sancionadores

Salario Mínimo Interprofesional

Una de las grandes denuncias a Ryanair tiene que ver con que algunos de los trabajadores no llegan a cobrar el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), de 1.000 euros al mes, ya que no se les garantiza unas mínimas horas de vuelo.

A todo ello se le une el hecho de que muchos de ellos están contratados por agencias de colocación y no directamente por Ryanair. Una estrategia que usa la empresa para dificultar el acceso a los derechos laborales básicos y dificulta enormemente que se puedan exigir mejoras salariales. 

Reivindicaciones de los TCP 

Entre las principales mejoras que se buscan conseguir durante la negociación, se encuentra un aumento salarial y la garantía de un salario mínimo, así como el bonus de productividad que se eliminó ilegalmente a causa de la pandemia. Al menos, unas 600 horas de vuelo garantizadas y contratos de trabajo directos con Ryanair, sin intermediación de agencias. 

¿Qué papel juega el Ministerio de Trabajo en este asunto?

Otro punto a tener en cuenta tiene que ver con el papel del Gobierno de España. En concreto, atañe directamente al Ministerio de Trabajo y Economía Social, liderado por Yolanda Díaz. 

“En el caso de esta huelga, la ministra ha dejado totalmente desprotegidos a los trabajadores, incluso a los 11 empleados que han sido despedidos y tienen competencias de mediación entre la empresa y los sindicatos. Algo que sí hicieron en otros paros anteriores”.