NoticiasTrabajo logo Si haces apuestas deportivas, tienes que declararlas a Hacienda

Si haces apuestas deportivas, tienes que declararlas a Hacienda

Las ganancias obtenidas mediante apuestas deportivas se tienen que declarar a Hacienda. Estos son los límites que obligan a hacer la declaración de la Renta por estos beneficios.

Cuándo se declaran las apuestas deportivas a Hacienda Cuándo se declaran las apuestas deportivas a Hacienda
Esperanza Murcia
Esperanza Murcia
Actualizado a:

Las apuestas deportivas no escapan de la Agencia Tributaria. Las ganancias obtenidas en las casas de apuestas están sujetas al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), es decir, obligan a hacer la declaración de la Renta. En concreto, los ingresos obtenidos se consideran a efectos tributarios como ganancias de carácter patrimonial, que es una de las cinco fuentes de renta que establece el organismo. 

Es una norma que, además, no solo se extiende a las apuestas deportivas, sino también a las ganancias obtenidas en el casino o póquer online. De ese modo, todos estos beneficios se suman para saber si se está obligado o no a presentar la declaración de la Renta. Al respecto, ¿cuándo existe dicha obligación? Cuando se superan los límites impuestos por Hacienda para estos casos, que se detallan a continuación. 

Límite de ganancias que obligan a hacer la declaración de la Renta 

Tal como se expone en la Ley 35/2006, si las ganancias obtenidas en las casas de apuestas, como puede ser Bet365, Codere o Willial Hill, superan los límites impuestos por la Agencia Tributaria, se tiene que hacer la declaración de la Renta. Estos son los límites: 

  • Si se obtiene un beneficio anual superior a 1.600 euros en los juegos o apuestas. 
  • Si se obtiene un beneficio anual superior a 1.000 euros en juegos o casas de apuestas, siempre y cuando se hayan percibido rentas procedentes del trabajo por un importe superior a 22.000 euros, o 14.000 euros en el caso de tener dos o más pagadores en un mismo año. 

Hay que tener en cuenta que lo que se declaran son las ganancias netas. ¿Qué quiere decir? Que si se han invertido, por ejemplo, 5.000 euros y se ha ganado un total de 8.000 euros, solo se tributaría por el valor de 3.000 euros, que son los beneficios que se han obtenido. Ahora, ¿qué pasa con los bonos? Estos sí que se tienen que declarar. De ese modo, si se ha recibido un bono de 100 euros y, gracias al mismo, se ha conseguido ganar 1.000 euros, habría que tributar por un total de 1.100 euros, incluyendo ambos. 

Además, destacar que, aunque no se haya retirado el dinero, se tienen que declarar igualmente las ganancias, independientemente de que no se haya sacado ningún importe de las casas de apuestas. Es así porque, para la Agencia Tributaria, se ha contado con ese dinero durante el año fiscal del que se presenta la declaración de la Renta. 

¿En qué casillas se incluyen los beneficios?

Los beneficios obtenidos en las apuestas deportivas, se debe incluir en específico en la casilla 282 del borrador, este año correspondiente al ejercicio 2021, mientras que la suma de todos los rendimientos por las apuesta y juegos online se reflejan en la casilla 290

¿Cuánto se declara con las apuestas deportivas? 

Las cantidades que se pagan por la declaración de la Renta se fijan dependiendo de los ingresos totales del contribuyente (donde se incluyen las apuestas), que se establecen a su vez mediante los llamados tramos del IRPF. Los porcentajes a pagar son los siguientes dependiendo de las ganancias obtenidas: 

  • De 0 a 12.450 euros: 19%.
  • De 12.450 a 20.200 euros: 24%.
  • De 20.200 a 35.200 euros: 30%.
  • De 35.200 a 60.000 euros: 37%.
  • De 60.000 a 300.000 euros: 45%.
  • Más de 300.000 euros: 47%.

Si no se declaran las ganancias conseguidas en las casas de apuestas, Hacienda puede realizar una comprobación tributaria. Y, en caso de verificar que no se han declarado cuando existía la obligación, puede sancionar con multas de hasta el 100% de los ingresos obtenidos.