NoticiasTrabajo logo Cómo rescatar un plan de pensiones

Cómo rescatar un plan de pensiones

Debido a que influye en la base imponible del IRPF, si el plan de pensiones se rescata de forma estratégica puede suponer un gran ahorro económico.

Cómo rescatar un plan de pensiones Es importante tener en cuenta las posibles penalizaciones que se puedan sufrir
Javier Martín
Javier Martín
Actualizado a:

¿Cómo rescatar el plan de pensiones? Es la pregunta que se realizan los que desean dejar de llevar a cabo ese esfuerzo económico para alimentar esa hucha de ahorro a medio-largo plazo para incrementar los ingresos de los que se dispondrán una vez finalizada la vida laboral. Es decir, focalizar más el presente que el futuro. Sea cual sea el motivo, llegada la hora de ejecutar esa decisión en firme, es debido tener en cuenta una serie de aspectos sobre cuándo y cómo hacerlo para que sea lo más liviana y beneficiosa posible para la cartera. 

El quid de la cuestión es que los planes de pensiones están íntimamente ligados con el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Y, por tanto, hay que planificar la estrategia para que se pueda afinar al máximo, para así, conseguir pagar menos impuestos y ahorrar dinero.

Además, también es importante tener en cuenta las posibles penalizaciones que se puedan sufrir debido al rescate de dicho plan de pensiones. Teniendo que abonar una cierta cantidad económica para poder cobrar aquella otra cuantía que se ha estado guardando en la "hucha de la pensión" del trabajador durante todo el tiempo que haya tenido dicho plan.

Más inversión en plan de pensiones, menos IRPF

El IRPF va de la mano de la inversión económica en un plan de pensiones. Cuanto más dinero se invierta en ellos, por tanto, menor será la base imponible de la declaración de la renta y también, si se consigue, reducir el tramo de retenciones. Se pagará, consecuentemente, menos. Es decir, permiten ahorrar. Estos son los tramos de retenciones del IRPF en 2021:

  • 19 % de retención: de 0 a 12.450 euros anuales.
  • 24 % de retención: de 12.451 a 20.200 euros anuales.
  • 30 % de retención: de 20.201 a 35.200 euros anuales.
  • 37 % de retención: de 35.201 a 60.000 euros anuales.
  • 45 % de retención: de 60.001 a 300.000 euros anuales.
  • 47 % de retención: de 300.001 euros anuales en adelante.

¿Qué formas hay de rescatar un plan de pensiones?

Al igual que si invertimos en un plan de pensiones la base imponible de la declaración de la renta disminuye, si dejamos de hacerlo ésta aumentará, ya que ese dinero se considerará renta de trabajo. Por ello, se pueden optar por tres vías a la hora de rescatar un plan de pensiones:

  • Al completo: como su nombre indica, retirar de una vez todo el capital invertido y la rentabilidad generada. La ‘penalización’, que habrá que pagar, también de una vez, los impuestos correspondientes al tramo del IRPF una vez calculada la suma de la pensión anual bruta junto al importe rescatado.
  • De forma periódica: también denominada en forma de renta, que podrá configurarse mensual, trimestral, semestral o anualmente o conforme a las fluctuaciones del mercado. Sea como fuere la elección, también estará sujeta su tributación a los tramos del IRPF una vez sumada a la pensión.
  • Conjunta: se podrá rescatar una parte del dinero del plan de pensiones de forma directa, mientras que la otra se hará mediante renta periódica. Combina los dos métodos anteriores.

Trucos para ahorrarse impuestos al rescatar un plan de pensiones

Aunque existen asesores financieros o herramientas en las propias páginas web de las entidades donde se pueden realizar simulaciones, existen algunas argucias para pagar menos IRPF. Por ello es tan importante tener claros sus tramos a la hora de elegir la renta, en el caso de optar por el rescate de forma periódica.

Así, se puede subrayar que cuanto mayor sea la cantidad, más beneficioso será realizarlo de forma periódica. O también, como gran clave, tratar de ajustar el rescate lo máximo posible al siguiente año de la jubilación para que el importe no se sume al salario, al ser este último mayor que la pensión. De esta manera minimizamos el impacto fiscal.