Pensiones

Cómo mejorar la nómina de la pensión gracias a la jubilación flexible

El pensionista tiene disponible un método para cobrar más con la pensión de jubilación completa.

Cómo mejorar la nómina de la pensión gracias a la jubilación flexible
Así se podrá cobrar más con la pensión gracias a la jubilación flexible
Diego Fernández
Actualizado a:

Es posible que, cuando una persona alcance la edad de jubilación y tiene una pensión contributiva más bien baja, pueda aumentarla y con ello cobrar un poco más. Pero, ¿cómo? Esto se hace a través de la ampliación de la edad laboral, por lo que seguiría trabajando una vez haya cumplido la edad en la que puede retirarse profesionalmente, algo que hay que hacer teniendo en cuenta una modalidad especial de las prestaciones.

Con respecto a eso, el interesado en aumentar su prestación final tiene que solicitar una pensión contributiva de jubilación flexible, que es la que permite que el pensionista pueda seguir trabajando una vez alcanza la edad de retiro. Se trata de una modalidad especial que ofrece el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) a aquellos profesionales que quieren seguir cotizando y cobrar más dinero una vez terminen definitivamente su etapa profesional.

Para poder acceder a ello es necesario saber que se trata de una pensión contributiva. Algo que quiere decir que para poder solicitarla es necesario tener acumulados, como mínimo, 15 años cotizados como trabajador dado de alta dentro de la Seguridad Social. En el caso de que no se tengan, no solo no podrá pedir una prestación contributiva, sino que no habrá forma de mejorar la pensión, ya que solo se tiene derecho a la no contributiva y esta tiene una cuantía fija de 421,40 euros al mes si se cobra de forma íntegra.

Hay una forma para mejorar la futura pensión de jubilación

Si hay un trabajador que quiere aumentar su pensión de jubilación en el momento de su retirada completa del sector laboral es necesario que solicite al Instituto Nacional de la Seguridad Social una prestación de jubilación flexible. Todo ello con el objetivo de que pueda seguir trabajando en el puesto de trabajo que tiene en el momento en el cumple más allá de la edad de jubilación, aunque eso sí, para que se conceda dicha prestación es necesario que cumpla con una serie de requisitos únicos e imprescindibles, que son los siguientes: 

  • Estar cobrando una pensión de jubilación.
  • Notificar a la Seguridad Social la intención de volver a trabajar.
  • No tener un horario mayor al de la media jornada.
  • No se puede ser autónomo ni trabajar en una administración pública.
  • Cotizar bajo el Régimen General de la Seguridad Social.

Si se dan todas estas condiciones y el pensionista quiere regresar de forma activa al mercado laboral a través de un contrato a jornada parcial como trabajador por cuenta ajena tiene que seguir una serie de sencillos pasos. Estos se pueden conocer mediante la lectura de la guía sobre cómo pedir la jubilación flexible, en el que se explican paso a paso a través de la sede electrónica de la propia Seguridad Social.

En el momento en el que se la conceda el INSS al pensionista interesado, podrá volver al mercado laboral de forma activa. Todo ello a través de un contrato con el que no se supere el 50 % del horario de una jornada completa, es decir, solo puede trabajar 4 horas diarias, la mitad de lo correspondiente a un horario de 8 horas. Con ello seguirá cotizando a la Seguridad Social la parte del empleo que realice, lo que se utilizará para recalcular la pensión una vez ponga el fin definitivo a la vida laboral tras retirarse del todo.

¿Cuánto se cobrará con la pensión de jubilación flexible?

Más allá de lo que hay que hacer para poder saber cómo se puede aumentar lo que se cobrará con la jubilación también es importante conocer cuánto dinero se va a cobrar mientras se sea beneficiario de una jubilación flexible. Esto hay que calcularlo teniendo en cuenta un factor importante, como es que se cobrará tan sólo el 50 % de la pensión, ya que se está jubilado parcialmente. Algo que supondrá que el pensionista reciba la mitad de la pensión que le corresponde y se sumará el otro 50 % correspondiente al sueldo de la jornada parcial que cobre del trabajo. 

En números, quedaría de la siguiente manera. Si a un pensionista le pertenecen de pensión 800 euros al mes, con la jubilación flexible cobraría 400 euros (el 50 %), que se suma al sueldo que esté cobrando, suponiendo que son 600 euros. Esto haría un cobro mensual de 1.000 euros totales, sumando los 400 euros de la pensión y los 600 euros del sueldo.

ARCHIVADO EN: