NoticiasTrabajo logo Seguridad Social: Esta es la documentación para solicitar la jubilación flexible

A la hora de que un jubilado vaya a solicitar la pensión por jubilación flexible se debe entregar una documentación al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS). Más concretamente, son dos los documentos que el solicitante tiene que hacer a la administración pública para poder iniciar el trámite de su concesión y ser beneficiario de la misma. 

Esta jubilación flexible es aquella a la que se puede tener acceso cuando el trabajador ha abandonado su vida profesional y es beneficiario de una pensión por retirada de manera ordinaria. Esto es, no podrá tener acceso aquel que termine su carrera profesional de manera anticipada o si es por sufrir una incapacidad permanente que le ha obligado a jubilarse antes de cumplir la edad mínima para no sufrir penalizaciones.

Además, para poder acceder a esta prestación contributiva, el jubilado que regresa a la actividad laboral debe tener un contrato a media jornada. Es decir, solo se podrá compatibilizar con una jornada de trabajo que no supere el 50% de la completa, ya que, si el contrato refleja que es horario completo, no podrá solicitar esta prestación. Un hecho que también repercutirá en el cobro, ya que recibirá una pensión menor debido a que la complementará con el sueldo mensual de su empleo, reduciéndose la misma cantidad de la que sea la jornada. Para consultar cuánto se va a cobrar se puede ampliar información mediante la lectura del artículo sobre esto es lo que se cobra con la jubilación flexible.

La jubilación flexible solo necesita de 2 documentos

Para poder solicitar la pensión por jubilación flexible es necesario, por un lado, cumplir con una serie de requisitos mínimos. Estos se pueden consultar mediante la lectura de la guía sobre la jubilación flexible, pero no solo es necesario cumplir con dichas obligaciones. También es necesario que el jubilado completo entregue una documentación al Instituto Nacional de la Seguridad Social para poder abandonar el 100% de la inactividad y volver a la vida laboral. Más concretamente, el trabajador que desea regresar al sector profesional debe entregar dos documentos a la administración pública del Estado, que son: 

Con respecto al formulario de solicitud de la pensión de jubilación flexible, se debe tener muy en cuenta que, para acceder a ella, se debe notificar en este documento. Esto es, en el punto 2.4 de la solicitud, se debe indicar que se trata de una ‘Jubilación Flexible’ la nueva pensión que se va a solicitar, para así poder efectuar el cambio de manera correcta. 

¿Por qué solo dos documentos?

Aunque pueda extrañar, son necesarios estos dos documentos por un motivo muy razonable. Para acceder a esta pensión, es necesario que el solicitante sea ya jubilado, y esté cobrando una prestación ordinaria una vez ha cumplido con la edad legal de jubilación, lo que ha hecho realizar diferentes trámites para ser beneficiario de esa primera pensión. Ante eso, el Instituto Nacional de la Seguridad Social, ya tiene los datos restantes del pensionista, como sería la cuenta bancaria donde aparece como titular, Libro de Familia si fuese necesario, entre otros. Lo que hace que, para pasar de una pensión a otra, solo haga falta el formulario de solicitud y el Documento Nacional de Identidad para evitar posibles engaños.

¿Qué se necesita para volver a una jubilación ordinaria?

Una vez que el pensionista decida volver a cobrar el 100% de su pensión contributiva por jubilación, lo primero que será necesario acreditar es que ha abandonado completamente la vida laboral. Tras ello, el solicitante deberá volver a solicitar ,a pensión con el formulario de solicitud que se detalla anteriormente junto el DNI, NIE o pasaporte, y esperar a que, desde la Seguridad Social, se acepte este nuevo cambio en el cobro de la pensión.