NoticiasTrabajo logo Las 5 claves infalibles para trabajar y estudiar a la vez

Las 5 claves infalibles para trabajar y estudiar a la vez

Estas son las 5 mejores herramientas en caso de tener que estudiar y trabajar a la vez con las que poder gestionar y planificar tu día a día con éxito y sin agobios.

Las 5 mejores claves para trabajar y estudiar a la vez Cómo gestionar y administrar el tiempo de estudio y trabajo
Trini Rodríguez
Trini Rodríguez
Actualizado a:

Estudiar y trabajar a la vez, es una tarea difícil para cualquiera, incluso para los estudiantes más aplicados. Y es que pueda llegar a agobiarnos, pero no hay nada de lo que preocuparse. Sobre todo si se tiene a mano una serie de 5 claves infalibles para lograrlo con éxito y no terminar abandonando ninguna de estos dos campos, a menudo tan importantes en la vida de todas esas personas que no les queda más remedio que hacerlo.

Para hacernos una idea rápida y general de lo que vamos a ir explicando a través de este artículo, lo primero que hay que tener siempre en mente es que más allá de la actitud que le pongamos, lo cual siempre va a ser una pieza fundamental, también lo es la organización y la preparación exhaustiva de las tareas. Y, cómo no, echar mano de la inteligencia y el sentido común, porque aunque no nos suele gustar en ocasiones es de vital importancia saber priorizar aquello que es  importante de lo relativo. 

Estas son las 5 claves inequívocas para estudiar y trabajar con éxito

Teniendo todo ello en cuenta, es de buen recibo señalar que para hacer las dos cosas a la vez y salir airoso en el intento incluiremos otras herramientas como aprender a dejar de procrastinar o a estudiar mejor. 

A grandes rasgos, a saber cómo no perder el tiempo, porque en estos casos y como dice el refrán, “el tiempo es oro”. Por lo que una vez dicho lo cual, es momento de ponerse manos a la obra. Ahora solo habrá que coger papel y bolígrafo para ir señalando las ideas más importantes. ¡Comenzamos! 

Piensa en cuánto tiempo puedes dedicar a cada tarea y distribúyelo con eficacia 

Es hora de organizar prioridades para una gestión del tiempo más eficiente. A menudo se suele caer en el error de ir de un lado para otro casi sin pensar por falta de organización. Lo principal es saber de cuánto tiempo dispones y cómo lo piensas distribuir a lo largo del día.

Es decir, si tienes un trabajo a jornada partida de 4 horas al día, al que hay que sumar otras 4 horas de estudio diarias, al final suman un total de 8, por lo que es conveniente apuntar en una agenda personal qué tareas o funciones se harán a lo largo de la mañana o la tarde de forma meticulosa. Si no se parte de esta premisa, difícilmente se podrán ejecutar las que vienen a continuación.  

Programar las tareas con la ayuda de planificadores 

De todas formas, si se necesita ayuda porque no se sabe cómo hacerlo, una buena forma es usar calendarios y planificadores que no siempre tienen porque ser físicos, si no que otra buena alternativa pasa por los digitales, lo cual es buena idea para llevarlos siempre encima.

Es el caso de dos plataformas gratuitas para administrar los turnos como es el caso de Google Calendar o Trello, que además van enviando notificaciones minutos antes de tener que llevar a cabo las horas de estudio o trabajo. Esto también servirá, sin lugar a dudas, para no agobiarse pensando en qué hacer a cada instante y saturándose por clases, prácticas o esas llamadas de familiares o amigos. 

Desconectar del móvil 

Todo un reto a día de hoy. Desconectar de internet no parece sencillo, de hecho no lo es ya que los móviles están diseñados para que pasemos el mayor tiempo posible delante de las pantallas. ¿Cómo? Muy sencillo y es que hagamos una reflexión. ¿Cuánto tiempo se pierde revisando nuestras redes sociales?

Teniendo en cuenta que es momento de centrarse en ese instante y por mucho que pueda costar, sobre todo al principio, es recomendable apagar el teléfono o quitarse la conexión al wifi para así poder vivir tranquilos. ¿Cuántas veces se consulta el smartphone para ver la hora y se termina teniendo una conversación de una hora? No cabe duda de que no son pocas. Aunque no se trata de alejarse del mundo, si no de saber cómo relacionarse con él sin caer.

Descansar y dormir bien

Otro aspecto que podría parecer casi inalcanzable para aquellos que se pasan el día trabajando y estudiando. Exacto, nos referimos a eso de descansar y dormir bien. Algo que a día de hoy pocos conocen y que, a pesar de lo que se pueda creer, es fundamental para tener una vida plena. No se trata de establecer un número determinado de horas, ya que se suele pensar que la media tiene que ser de 8 horas, pero esto dependerá de cada uno de nosotros.

Hay gente que necesita estar más tiempo en la cama que otra, por eso es importante conocer nuestras necesidades vitales para adaptarnos a este acelerado ritmo de vida y no ir con ojeras por la calle. Y lo que es peor, lo que nos puede hacer que nuestro cerebro no pueda ejercer todo sus esfuerzos debido a la falta de sueño. Hay que cuidarse, empezando siempre por uno mismo. No queda otra. 

Asume solo las responsabilidades que puedas y no te comprometas

Es momento de priorizar, pensar en cuáles son tus metas y qué se necesita para lograrlas. Y es que aunque pueda parecer egoísta, es recomendable asumir solo aquellas responsabilidades que realmente se puedan alcanzar. Esto viene a colación de no comprometerse y pillarse los dedos con eventos y compromisos, ya sean familiares o de amigos.

Incluso, si no se entiende por parte de estos, quizá sería buena idea explicarles de forma pausada el porqué para ti no es fácil poder confirmar tu asistencia debido a que te encuentras inmerso en otros menesteres. Al principio puede parecer muy complicado, pero con el tiempo todo se va estabilizando de forma que todo el mundo pueda llegar a entenderlo.