NoticiasTrabajo logo CaixaBank suprime las tarjetas de débito de Bankia y empezará a cobrar 36 euros al año

CaixaBank suprime las tarjetas de débito de Bankia y empezará a cobrar 36 euros al año

La entidad resultante de la fusión de ambos bancos (Caixabank y Bankia) aplicará ahora un coste anual de 36 euros por su mantenimiento a partir del 1 de enero de 2022. La tarjeta MyCard, la beneficiada.

CaixaBank suprime las tarjetas de débito de Bankia y empezará a cobrar 36 euros al año
Javier Martín
Javier Martín
Actualizado a:

Los ya antiguos clientes de Bankia tendrán que pagar por tener tarjetas de débito. Así lo ha decidido CaixaBank, nombre resultante final de la fusión entre ambas entidades bancarias, tras decidir la hoja de ruta de integración de los productos que los clientes mantenían contratados en una y otra y cuyos primeros cambios, entre los que se encuentra éste, comenzarán a aplicarse el 12 de noviembre.

De esta manera, y según ha anunciado CaixaBank, los clientes que se beneficiaban sin coste alguno de una tarjeta de débito gracias al programa de Bankia 'Por Ser Tú' tendrán un cargo en sus cuentas de 36 euros anuales en concepto de mantenimiento a partir del 1 de enero de 2022. Aunque hay excepciones. Aquellos que mantengan su suscripción al plan al menos hasta octubre estarán exentos de dicho cargo hasta junio de 2022.

Entre los requisitos para ser parte de Por Ser Tú y, consecuentemente, no tener que pagar nada para seguir disfrutando de las ventajas de la tarjeta de débito se encuentra la de usarla al menos dos veces al mes o la obligación de tres opciones: domiciliar la nómina o contratar un seguro o fondo de inversión.

La condición para no tener comisiones: domiciliar una nómina o ingresar más de 600 euros al mes o 6.000 al año

El pago por tener una tarjeta de débito para los antiguos clientes de Bankia no es el único cambio que ha anunciado la entidad presidida por Gonzalo Gortázar. También se verán afectadas las tarjetas de crédito. De esta manera, la tarjeta Compras Bankia Contactless de este tipo, que nos permitía comprar sin que los importes se nos cargaran a la tarjeta hasta dos días después y con la posibilidad de pagarlo a final del mes, fraccionándolo o aplazándolo con intereses de hasta el 23% TAE, será sustituida por My Card, de CaixaBank.

Esta, cambia levemente estas posibilidades. En lugar del porcentaje correspondiente sobre el importe de un cargo aplazado que se tendría que pagar cada mes se hará con un importe fijo con un mínimo establecido. El pago fraccionado se podrá realizar ahora en todos los comercios antes no, siempre que la compra supere los 40 euros en un plazo de entre dos y doce meses. Si en cambio se superan los 600 euros, podremos esperar a devolver el importe de esa compra hasta dos años.

Todo ello sin cargos de ningún tipo de interés y con la flexibilidad de poderlo hacer en un número elegido de días -cada quince, por ejemplo- o uno concreto al mes, todo para adaptarse a la conveniencia contextual del usuario. 

¿Cuándo recibiré mi nueva tarjeta de crédito CaixaBank tras la fusión?

A pesar de que la implementación de la estrategia correspondiente a seguir de fusión entre los productos de ambas entidades prevista para este final de año ya está clarificada y vayan a tener lugar ciertas modificaciones como las que se han expuesto anteriormente, van a tardar en tener efecto. Por ello, los antiguos usuarios de Bankia no recibirán su nueva tarjeta hasta que la actual no vea vencido su fecha de caducidad.