NoticiasTrabajo logo Así son las casas prefabricadas con contenedores marítimos desde 14.600 euros

Así son las casas prefabricadas con contenedores marítimos desde 14.600 euros

Auténticas viviendas modulares a base de contenedores marítimos usados que permiten una segunda vida como casas prefabricadas.

Casa prefabricada con contenedores
Trini Rodríguez
Trini Rodríguez
Actualizado a:

Cuando hablamos de casas prefabricadas nos viene a la mente todo tipo de viviendas modulares, normalmente construidas con materiales como el hormigón o la madera, pero lo que muchos no se imaginaban es que también pudieran estar fabricadas con contenedores marítimos usados que han transportado mercancías. Pues como la mayoría de las veces la realidad supera la ficción. Además la construcción de este tipo de revolucionarios diseños cuentan con sello español y con un precio a partir de los 14.600 euros. Según fuentes contratadas por este medio con la propia empresa, el coste medio es de 950 euros por metro cuadrado de vivienda, por lo que en cualquier caso el presupuesto final habría que calcularlo en función del tamaño que se desee adquirir. El transporte no está incluído, por lo que en el presupuesto hay que calcularlo aparte. 

La encargada de dar una segunda vida a este tipo de mobiles homes es la compañía con sede en Murcia Roscontainer, que permite alquilar y comprar estos depósitos aprovechando elementos industriales de fácil ensamblaje en un período muy corto de tiempo. Pero la cosa no acaba ahí, porque estos módulos se pueden utilizar incluso como oficinas, gimnasios o hasta para añadirlo a su hogar habitual y así crear un espacio extra en forma de bodega, lugar de estudio o un chiringuito de lo más particular. 

vivienda modular con contenedores marítimos usados

En cuanto a lo que se refiere al tamaño, se encuentran disponibles varias opciones que van desde los 20 hasta los 40 metros cuadrados. En cuanto a los plazos de entrega, van de una semana a 15 días, dependiendo de donde quiera instalarlo el posible comprador. Además, cabe destacar que hay una notable diferencia de coste entre un contenedor nuevo y uno usado, de más de la mitad de precio. 

Los requisitos para vivir en una casa prefabricada con contenedores marítimos

Lo primero que hay que saber es que entre los requisitos para vivir en una casa prefabricada con contenedores marítimos es necesario tener un terreno en propiedad. Además, la parcela debe ser urbanizable. Asimismo, hay que redactar un proyecto de obra, obtener las licencias adecuadas para la construcción y pagar las tasas correspondientes en el ayuntamiento. Además, una vez planteado el encaje y volumen de la vivienda en la parcela por un arquitecto, se deberá redactar un proyecto de la obra a realizar. 

Por otra parte, cabe diferenciar que en España se distinguen entre bienes inmuebles que son aquellas “tierras, edificios, caminos y construcciones de todo género adheridas al suelo”. Por el contrario, se establecen como bienes muebles los que “se pueden transportar de un sitio a otro sin menoscabo de la cosa inmueble a la que estuvieren unidos”. 

Normalmente los contenedores marítimos estarían considerados como bienes muebles, ya que se pueden transportar fácilmente. La razón no es otra que al no disponer de cimientos o de otro tipo de anclaje a los suministros de agua o luz, son consideradas autosuficientes y disponen de suministros propios.

Trámites

  • No se necesita licencia de obra pero es recomendable consultar al ayuntamiento porque en algunos casos en concreto existen ya normativas a este respecto. Este es el caso de La Ley del Suelo de la Comunidad de Madrid, por la que se establece el Reglamento de disciplina urbanística, en el que se recogen las consecuencias por instalar una casa móvil sin licencia en suelo urbano. 

  • En caso contrario, se podría abrir un expediente administrativo de restablecimiento de legalidad y se suspenderán los actos de edificación o uso de suelo. Eso sí, al contrario de los inmuebles, no necesitan estar inscritas en el registro de la propiedad, lo que significa no tener que pasar por la notaria y hacer el correspondiente pago.