La pensión que pueden cobrar las empleadas del hogar si no han cotizado

La pensión que pueden cobrar las empleadas del hogar si no han cotizado

Cuantía de la pensión no contributiva de las empleadas del hogar.
Isabel Gómez
Actualizado a:

Las empleadas del hogar no paran de sumar derechos laborales después de que el Gobierno de España ratificara el convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Además de poder cobrar el paro del SEPE en los próximos meses, también van a poder cobrar una pensión de jubilación al cotizar y estar dadas de alta por primera vez en Régimen General de la Seguridad Social. 

Tras la última modificación de la reforma laboral, se está a la espera que los trabajadores del hogar pasen a formar parte del Régimen General contributivo de la Seguridad Social para así poder cobrar una pensión de jubilación cuando lleguen a la edad originaria o legal. Sin embargo, no todas van a poder cobrar una pensión contributiva, ya sea por falta de años de cotización o si no han cotizado en sistema contributivo español.

Para darles una mínima cobertura económica cuando hagan su retiro del mercado laboral, este colectivo de trabajadores podrá acceder a una pensión de jubilación del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso). Se trata de una pensión no contributiva, la cual va a experimentar un incremento del 15% en su cuantía, hasta final de año, tras las últimas decisiones del Gobierno como medidas a la guerra de Ucrania.

Requisitos a cumplir por las empleadas del hogar para cobrar una pensión si no han cotizado

Todas las empleadas del hogar que vaya a solicitar una pensión no contributiva de jubilación del Imserso, van a tener que cumplir con estas condiciones previas que se detallan a continuación para poder cobrarla. Lo primero que se les exigirá será un periodo mínimo de cotización a la Seguridad Social de 15 años, siempre que:

  • Hayan cumplido los 66 años y dos meses y coincidan con edad legal de jubilación fijada por la Seguridad Social. Podrán hacerlo a los 65 años cuando hayan cotizado el mencionado mínimo de tiempo.
  • Demuestren que tienen una carencia de rentas. Un punto que hay que explicar con detenimiento. 

Demostrar una carencia de rentas

Desde el Imserso, se tendrán en cuenta los ingresos anuales que presente cada año los solicitantes de la pensión de jubilación. Para este ejercicio económico 2022, se ha fijado que el límite de rentas que tienen que cumplir las empleadas del hogar es de 5.899,60 euros anuales. También se tendrá en cuenta si viven solas o dentro de una unidad de convivencia. Únicamente se cumplirá con una insuficiencia de rentas cuanto los ingresos anuales sean menores a las siguientes cuantías:

  • Si la solicitante vive en pareja o familiares consanguíneos de segundo grado:
    • Dos convivientes: no se pueden superar los 10.029,32 euros al año.
    • Tres convivientes: no se deben superar los 14.159 euros al año.
    • Cuatro convivientes: no se pueden superar los 18.288,76 euros al año.
  • Si el solicitante vive con alguno de sus progenitores y/o con sus hijos:
    • Dos convivientes: no se pueden superar los 25.073,30 euros al año.
    • Tres convivientes: no se pueden superar los 35.397,60 euros al año.
    • Cuatro convivientes: no se pueden superar los 45.721,90 euros al año.

Entre otros requisitos que serán indispensables se encuentran:

  • Haber residido en España durante un tiempo mínimo de 10 años, desde que se cumplieron los 16 hasta que se llegó a los 65 años.
  • Si el beneficiario estuvo viviendo o trabajando fuera de España, es obligatorio que haya residido en este país durante los dos años inmediatamente anteriores a la fecha de solicitud.

¿Cuánto cobrarán de pensión las empleadas del hogar si no han cotizado?

El importe a percibir por las empleadas del hogar va a depender de su situación familiar, de si viven solas o no. Estas ayuda no contributiva de jubilación tienen un importe básico de media de 421,40 euros, repartidos en 14 pagas, por lo que tienen paga extra. El importe medio con el incremento del 15% va a quedar en los 491,7 euros mensuales.

Una cuantía muy baja todavía, ya que las trabajadoras del hogar que se adhieran a este tipo de pensión no van a poder cobrar ni 500 euros, lo que corresponde como la mitad del Salario Mínimo Interprofesional (SMI).