Estas son las medidas anticovid para la vuelta al cole en Andalucía

Estas son las medidas anticovid para la vuelta al cole en Andalucía

La Junta de Andalucía mantiene, a excepción de leves retoques, la base del protocolo frente al coronavirus del año pasado para la vuelta al cole.

Javier Martín
Actualizado a:

Las medidas del protocolo anticovid para el curso escolar en Andalucía 2021-22 se acaban de estrenar. Vuelta al cole para miles de alumnos de Primaria y Secundaria en mitad de la quinta ola de coronavirus y vuelta al catálogo de prácticas y recomendaciones sanitarias y de prevención a seguir para seguir blindando con la mayor seguridad la educación en este segundo curso completo conviviendo con la pandemia.

A pesar de la amenaza que supone la alta transmisibilidad de la variante Delta, la Junta de Andalucía seguirá las directrices establecidas en las Instrucciones del 13 de julio de 2021 elaboradas codo a codo entre la Viceconsejería de Educación y Deporte y la de Sanidad, y que, con los matices obvios establecidos en cada autonomía según el nivel de alerta epidemiológico, se vertebra en el documento aprobado a nivel nacional el pasado mayo y reactualizado por el Ministerio de Educación y el de Sanidad hace menos de una semana.

Esos niveles, que marcarán la aplicación de un protocolo flexibilizado y que se irá adaptando según el avance de la pandemia, serán de 1 y 2 con menos de 50.000 casos por 10.000 habitantes y de 3 y 4 con 150 a 250 casos por 100.000 habitantes.

Para ello, y para garantizar la máxima presencialidad, será fundamental que continúe avanzando el proceso de vacunación, en el que el consejero andaluz de Educación y Deportes de la Junta, Javier Imbroda, ha adelantado que se comenzará a inmunizar a la franja de 0 a 11 años desde octubre. Los mayores de 12 que ya tienen una dosis alcanzan el 88,1% del total de los andaluces. 

Las principales medidas anticovid de la vuelta al cole 2021/22 en Andalucía 

-Clases presenciales. Es la principal premisa que se quiere tratar de recuperar. Asegurar el máximo de enseñanza presencial, que será la norma a seguir siempre que lo posibilite el nivel de alerta epidemiológica de la región. Así, si alguien -docente o alumnos- se encuentra en cuarentena o aislamiento o si el número de contagiados fuera tan elevado que obligara a cerrar el colegio, se instauraría las clases virtuales. En ese caso, se podrá optar por un modelo mixto de asistencia sincrónica física-presencial simultánea o la división del grupo, que asistiría en tramos. Aunque para los que no sean tercero y cuarto de la ESO, Bachillerato, Formación Profesional Inicial y Enseñanzas de Régimen Especial se limitará esta docencia virtual.

-Distancia interpersonal de 1.5 metros. Tanto en el interior de las aulas como en el trasiego por el centro educativo. Sin embargo, a nivel nacional se está tratando de reducirla a 1,2 metros, siempre que sea posible, aunque Andalucía, por el momento, mantiene ese ratio de seguridad. Para respetar esa distancia se permite crear desdobles con grupos mixtos o del mismo nivel.

-Grupos burbuja. Se mantiene el establecimiento de grupos de convivencia aislados en caso de notificarse algún positivo o síntomas de infección. Esto es "clave para la limitación del número de contactos y también para facilitar la información relevante en caso de sospecha o confirmación de un caso positivo", afirma la Junta, que afirma del mismo modo que los profesores deberán ser los mínimos posibles en este caso. Por ejemplo, se agrupará en una misma aula a aquellos convivientes que estén en el mismo nivel educativo.

-Agrupación de asignaturas en ámbitos de conocimiento en base a las competencias y la disponibilidad del profesorado del centro.

-Ausencia obligada en caso de presentar síntomas, tanto de alumnos como de personal docente o del centro. Asimismo, si estos son transmitidos o se descubren en el colegio, se avisará a los padres o tutores.

-Mascarilla obligatoria. Obligatoria en todo momento durante su estancia en el centro educativo. Únicamente estarán exentos de su uso los menores de seis años en el interior del aula. Asimismo, se deberá proceder al uso de gel hidroalcohólico antes de entrar al centro y las aulas.

-Ventilación obligatoria. Una vez certificada la evidencia de transmisión del COVID-19 mediante aerosoles, esta pauta se ve reforzada. De esta forma, se deberá ventilar, de forma natural preferentemente y de forma cruzada, aulas, pasillos y zonas comunes antes, durante y después de su uso varias veces al día. Como alternativas se encuentran la ventilación mecánica o los purificadores de aire. Además, habrá preferencia por realizar el máximo número de actividades al aire libre.

-Desaparece la figura del coordinador covid personal. Ahora, la Junta decide que esta responsabilidad de nexo entre las autoridades sanitarias y el centro recaiga sobre la dirección del mismo. Aunque se especifica que se podrá delegar cualquier miembro del cuerpo directivo.

-Flexibilización durante los tres primeros días. Es decir, hasta el próximo lunes, los centros educativos no se regirán estrictamente por los horarios habituales de entrada y salida para favorecer que el alumnado, profesorado y servicio del centro se adapten a las nuevas medidas.