Turismo: se muestra esperanzado con esta Semana Santa

Turismo: el sector se muestra esperanzado con esta Semana Santa

Tras perder cerca de un cuarto de sus empleados, el sector afronta la Semana Santa como el paso decisivo en su recuperación.

Procesión de la Semana Santa de Murcia
Javier Martín
Actualizado a:

No solo los más devotos de las procesiones o los actos religiosos esperaban con fervor la llegada de la Semana Santa tras dos años en ‘stand by’ por la pandemia de Covid-19. También los que aprovechan para realizar una escapada del día a día. Y, por supuesto, los que viven de ello: el sector del turismo, el más dañado por las severas consecuencias de las restricciones sanitarias para su actividad y unas de las principales fuentes de ingresos de la economía nacional.

1.111 hoteles todavía se encuentren cerrados respecto al mes anterior de la llegada del nuevo coronavirus. Esto supone una bajada del 9,03%, según el último informe sobre la ‘Coyuntura Turística Hotelera’ elaborado por el Instituto Nacional de Estadística (INE) el pasado mes de febrero. Madrid, Melilla y Baleares, todas con un 15% de sus establecimientos hoteleros aún inactivos, están a la cabeza.

Además, también señala que se han perdido el 16,92% de los puestos de trabajo. De hecho, más de 13.000 empleados relacionados con el sector turístico aún continuaban en Expediente Temporal de Regulación de Empleo (ERTE) en marzo. De ellos, el 67,7% figuraban con un paro total de su actividad, tal y como apuntan los últimos datos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

La Semana Santa, un antes y un después

Eso es lo que esperan los trabajadores del sector. Que esta Semana Santa sin restricciones, que cuenta con uno de los mayores niveles de ocupación del año, acabe resultando la centrifugadora de un sector con signos de recuperación pero aún estancado. La caída de facturación se minimizó hasta el 15% comparado con 2019, según la patronal Exceltur. Una gran noticia, cuando las previsiones iniciales lo apuntaban al doble.

Ese horizonte de ilusión general se expande con la llegada de la Semana Santa, con la que se espera que se reduzca aún más, hasta el 9%, la caída respecto a antes de la pandemia. Se espera que acabe con niveles de ocupación general del 68%-70%, y del 90% en algunos casos en particular, en comparación a 2019. Incluso, en algunas zonas muy demandadas como Mallorca o los Pirineos, se espera incluso que se superen. Hay ganas de Semana Santa, por todas las partes, como demuestran los datos del primer fin de semana: los españoles están viajando casi igual esta Semana Santa de lo que hicieron antes del Covid.

Las agencias de viajes, tocadas

“Las agencias de viajes aún se ven muy mermadas en su capacidad de venta, porque viven del mercado emisor, y todavía hay vecinos que mantienen restricciones como consecuencia de la pandemia y limitan mucho la actividad de ese segmento, y también el turismo de congresos, el turismo de negocios, se está recuperando a un ritmo más lento”, confirmaba Carlos Abella, director general de la Mesa del Turismo, a la ‘Cadena SER’.