NoticiasTrabajo logo 5 beneficios que aporta la vitamina E sobre la piel

Vitaminas

5 beneficios que aporta la vitamina E sobre la piel

Incluir esta vitamina en la dieta y rutinas diarias puede aportar grandes resultados en nuestra piel y protegerla de elementos externos, como son los radicales libres

vitamina e piel
Gema Fernández
Gema Fernández
16/06/2021 12:30pm
Estilo de vida

Las vitaminas son compuestos muy necesarios para mantener una vida saludable y estar lleno de energía, sobre todo, ahora que muchas personas buscan combatir el cansancio. Además, no solo tienen propiedades para la salud, sino que también, aportan una gran cantidad de beneficios a la piel, como es el caso de la vitamina E.

En concreto, esta vitamina es muy consumida y recurrida por muchas usuarias con el fin de mantener una piel más joven y saludable. Entre sus cualidades destaca su poder para difuminar las cicatrices, eliminar granos o pequeñas imperfecciones, además de crear una barrera natural que protege la piel de la exposición solar. 

Sin embargo, son cinco las propiedades más importantes que posee para la piel, además de, ser un componente básico para el organismo. 

5 propiedades más destacables de esta vitamina sobre la piel

Aparte de la vitamina C y A, la vitamina E también es muy usada en los cosméticos para reducir la inflamación de los tejidos y evitar la oxidación celular. 

No obstante, entre todas las cualidades que puede aportar la vitamina E, ya sea a través de la alimentación o mediante una crema, las más destacables son los siguientes: 

1. El mejor antioxidante para la piel 

Se recurre mucho a este tipo de vitamina para la elaboración de diversos productos gracias a su poder antioxidante, que protege a la piel de los radicales libres y del envejecimiento prematuro de la piel. 

piel mujer

 

Los conocidos radicales libres son perjudiciales, y se producen principalmente por los siguientes factores:

  • Endógenos, como el estrés, la deshidratación celular, o demasiado ejercicio físico. 

  • Exógenos, como la radiación solar o la contaminación ambiental.  

Estos radicales se ‘’acumulan’’ en nuestro organismo y atacan al colágeno y la elastina, eliminado la pérdida de elasticidad y firmeza. 

2. Adiós a las arrugas y las líneas de expresión 

El envejecimiento de la piel es una consecuencia natural de la edad. No obstante, si se puede alargar el proceso y mantener la piel lo más saludable posible, con productos ricos en vitamina E y otros compuestos, es una gran opción. 

En especial, la vitamina E ayuda a mantener la piel hidratada, y es muy recomendada para las pieles más secas.

3. Potente acción antiinflamatoria 

Una de sus principales cualidades es la de calmar y regenerar las pieles más dañadas. Incluso, algunos expertos recomiendan la vitamina E para la piel de aquellas personas que han padecido de piel acneica o con cicatrices. 

vitamina e acne

Además, si se combina con la vitamina C, su refuerzo antioxidante se potencia, y ayuda a reducir  las manchas de la piel. 

4. Combatir las estrías 

Entre todas sus propiedades beneficiosas para la piel, las marcas causadas por las estrías, muy presente en la rosa mosqueta, ayuda a reducir visiblemente su apariencia.

Cuando muchas mujeres comienzan el periodo de embarazo se conciencian en aplicarse diariamente alguna crema o ampolla de esta vitamina para prevenir su posterior aparición. Además, es un compuesto que ayuda a regenerar la piel dañada y que su recuperación sea mucho más rápida de lo normal. 

vitamina e crema manos

5. Es el componente perfecto para evitar los efectos nocivos del sol 

La vitamina E al combatir los radicales libres causados por la exposición solar puede ser el aliado perfecto para reducir las quemaduras solares y recuperar, posteriormente, la zona cutánea. 

No obstante, hay que saber bien qué cremas utilizar y, también, combinarla con una buena rutina de alimentación y hábitos saludables. También, se puede tomar alimentos ricos en vitamina E, para así potenciar sus efectos sobre la piel.

Los alimentos que la contienen son los aceites vegetales, como el de trigo, el de girasol o el de soja. Por otro lado, los frutos secos o vegetales de hoja verde pueden aportan una cantidad importante de este nutriente a la persona.