NoticiasTrabajo logo Todo lo que hay que saber sobre la famosa dieta Keto

Adelgazar para verano

Todo lo que hay que saber sobre la famosa dieta Keto

Es un tipo de alimentación que puede ser peligrosa para la salud si no se siguen las indicaciones de un experto en la salud

todo sobre la dieta keto
Gema Fernández
Gema Fernández
Actualizado a:

De todas las dietas que hay, y que se pueden realizar,  la conocida como dieta Keto o cetogénica puede ser buena para perder peso de manera rápida y eficaz. No obstante, hay que saber cuándo y quién puede realizarla. Porque puede poner en riesgo la salud si se realiza mal y durante demasiado tiempo. 

A continuación, se explican los puntos más importantes sobre este tipo de régimen, qué es, y un ejemplo de menú en el caso de que se desee seguir este tipo de alimentación. 

¿Qué es la dieta Keto? 

La dieta keto o cetogénica se basa en cambiar y controlar las proporciones de consumo de comida, es decir, si en un tipo de régimen predominan más las verduras, alimentos a la plancha o cocidos, y las frutas, en la dieta Keto el consumo de grasas es más alto, el de proteínas moderado, mientras que los carbohidratos casi se eliminan de la alimentación.

El objetivo de esta dieta es cambiar el metabolismo del cuerpo e inducir al proceso denominado ‘’cetosis’’. Es un tipo de alimentación que puede hacer perder peso de manera rápida, y que en un principio se creó para pacientes con epilepsia pediátrica. 

alimentos dieta keto

Aunque, es un régimen que tiene muchas variantes, la más estándar incluyen las siguientes proporciones de alimentos al día:

  • Un 55-60% de grasas.

  • Un 30-35% de proteína.

  • Un 5-10% de carbohidratos.

No obstante, para saber por qué se pierde peso tan rápido con esta dieta, conviene saber que sucede con el organismo, y cómo actúa el proceso metabólico llamado cetosis. 

¿Qué es la cetosis?

Al disminuir el consumo de carbohidratos, concretamente a un 5 o 10%, el cuerpo genera menos insulina, y por lo tanto, el organismo entra en un ‘’estado catabólico’’, dando lugar a un proceso metabólico llamado cetogénesis. 

Durante este proceso, los ‘’cuerpos cetónicos’’ reemplazan a la glucosa como fuente principal de energía,  y el organismo desarrolla un estado de cetosis. Durante este estado se produce una pérdida mayor de calorías, y por lo tanto, de peso corporal. 

Los beneficios de esta dieta pueden ser muchos: rápida pérdida de peso, reducción de la hiperinsulinemia y se consigue perder grasa corporal. Sin embargo, también, puede entrañar diversos peligros para la salud si no se hace de forma controlada y bajo supervisión médica. 

¿Cuándo es peligroso realizar la dieta Keto o cetogénica? 

Este tipo de régimen puede hacer que la persona sufra carencia de vitaminas y minerales. Es una dieta muy desequilibrada. Ya que se premia el consumo de grasa y proteínas, y la verdura y la fruta pasa a un segundo plano, por lo que se produce una enorme deficiencia de micronutrientes, como vitaminas y minerales.

Esto puede provocar que la persona se pueda encontrar un poco más cansada de lo habitual, por lo que se aconseja no permanecer con este tipo de alimentación demasiado tiempo. 

mujer haciendo dieta keto

Por otro lado, la cetosis puede hacer que disminuya el pH de la sangre, lo que puede afectar al transporte de oxígeno, una de las peores consecuencias para la salud de una persona.

Entre otras consecuencias negativas que conlleva realizar esta dieta sin supervisión médica destaca padecer pancreatitis, insuficiencia hepática, entre otros efectos secundarios a corto plazo como puede ser fatiga, dolores de cabeza, mareos, náuseas, estreñimiento o vómitos. 

Alimentos que se deben de consumir si se desea realizar la dieta Keto

Como ya se ha mencionado, anteriormente, en este tipo de régimen predominan las grasas, por encima de las proteínas y los carbohidratos.  

Grasas 

Se incluyen todos aquellos alimentos que sean de origen animal: carne, pescado, huevo, marisco, queso o leche entera. También, entran los vegetales altos en grasas, como pueden ser los frutos secos, semillas o el aceite de oliva.

El consumo de grasas puede ascender hasta un 60%, pero deben ser alimentos sanos y no procesados. Es decir, nada de embutidos o bacon.

Proteínas 

Las proteínas en una dieta Keto o cetogénica sería de un 20 o 30% aproximadamente. Se tomarían, también, alimentos de origen animal, como pescado, carne, huevos o leche, que son muy ricos en proteínas.

proteina animal dieta keto

Otras sustancias como el alcohol o los dulces, cabe destacar, que en este tipo de regímenes se eliminan por completo. 

Hidratos de carbono 

En cuanto a los hidratos de carbono, su consumo no debe de sobrepasar el 10%. Entonces, se deben eliminar los cereales y derivados, y también las legumbres. 

La fruta que sí se puede incluir es el aguacate o el coco, ya que poseen un alto índice de grasa en su composición. Otros alimentos que se pueden tomar son las aceitunas o los arándanos. A su vez, se deben de evitar los tubérculos como la patata. 

Ejemplo de menú de dieta Keto

Una vez que se sabe todo sobre esta dieta y las precauciones que se deben de tomar antes de iniciarla, se incluye un ejemplo de dieta keto. Es muy útil hablar con un médico o un experto en nutrición para que haga un seguimiento y asesoramiento correcto. 

Desayuno

Café solo sin leche, ya que este último alimento además de contener grasas es rico en hidratos de carbono. 

Se puede acompañar con algún alimento de origen animal, pero hay que evitar los cereales o el pan.

Media mañana 

Se puede continuar el día con un yogur, tomar frutos secos o un aguacate.

Almuerzo 

Es importante ingerir una receta donde el ingrediente principal sea de origen animal, ya sea carne o pescado. Por ejemplo, un filete de pollo puede ser una buena opción y acompañar con una crema de frutos secos.

Cena

Ensalada de brócoli, ya que resulta ser una de las pocas verduras que se puede consumir y se puede acompañar con langostinos o mahonesa. 

Uno de los motivos por los cuales se pierde peso a través de esta dieta es porque al consumir menos hidratos de carbono, estos no se acumulan en el cuerpo en forma de grasa. 

Además, este tipo de alimentación hace que la persona se sienta más saciada y tenga menos ganas de comer. No obstante, siempre que se desee llevar a cabo este tipo de alimentación es conveniente ponerse en manos de un experto y seguir sus consejos.