NoticiasTrabajo logo Última hora huelga transportes: en qué situación se encuentra y otras respuestas

Última hora huelga transportes: en qué situación se encuentra y otras respuestas

El quinto día de parón indefinido eleva la tensión al máximo. El Gobierno aprobó un paquete de medidas, pero el riesgo de desabastecimiento de algunos productos se incrementa tras el aumento de las protestas violentas y el parón en algunos sectores industriales.

Última hora huelga transportes: en qué situación se encuentra y otras respuestas Quinto día consecutivo de parón
Javier Martín
Javier Martín
Actualizado a:

El cuarto día de la huelga de carácter indefinido convocado por la Plataforma de Defensa del Sector del Transporte de Mercancías por Carretera Nacional e Internacional, una organización sin representación en el Comité Nacional del Transporte (la patronal), echó el telón con el brazo a torcer del Gobierno, aprobando el paquete de medidas por la que se convocó el parón de antes de Navidad de 2021.

Sin embargo, la sensación reinante en el ambiente en este quinto día parece ser la de un pulso encarnecido entre un sector de transportistas que describen su situación como al límite y que se siente poderosa ante el riesgo creciente de desabastecimiento y un Gobierno entre la espada y la pared y que afirma sentirse chantajeado. El acuerdo que ponga fin a la huelga, por tanto, parece aún lejano pese a los últimos movimientos.

¿Por qué se convoca la huelga de transportes?

El coste de los combustibles, que han crecido más de un 20% desde el estallido del conflicto bélico, suponiendo casi el 50% de costes de la actividad y que se augura que lo haga aún más, y las condiciones laborales, motivo por el que ya se convocó en vísperas de Navidad. El otro punto de reclamo es el de prohibir por ley la contratación de los servicios de transporte de mercancía por carretera por debajo de los costes de explotación. Es decir, que no trabajen perdiendo dinero.

También se reclama la “la limitación de la intermediación en el contrato de transporte a un solo contratista”, así como prohibir por ley que los conductores realicen la carga y descarga y que se establezca un tiempo máximo de una hora desde la llegada o, en su defecto, desde la hora pactada. Del mismo modo, se exige el reconocimiento de las enfermedades profesionales derivadas de la profesión y la jubilación a los 60 años para los conductores.

¿Qué consecuencias está teniendo la huelga de transportistas?

A pesar de que el Gobierno aseguraba que no habría problemas de abastecimiento, los acontecimientos le contradicen. Ahora, como afirmó la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, hay "preocupación". Los numerosos incidentes que están provocando un bloqueo en diferentes rutas nacionales están provocando roturas de la cadena de suministro que ya se comienzan a notar en los supermercados. Lineales vacíos con tarjetas informativas de falta de existencias justificados en la huelga de transportistas.

Los productos frescos como carne, pescado, frutas, verduras y hortalizas son los más afectados. Pero también la leche, la gran afectada de la cuarta jornada y cuyo cartel es la que más está mostrando aquello de ‘no hay existencias’. El sector de los lácteos que está viendo altamente afectada su “capacidad de envasado, de almacenamiento y gestión de un alimento altamente perecedero y esencial para el consumo diario" según informa la Federación Nacional de Industrias Lácteas en un comunicado.

De esta manera, el sector pesquero, en el que se están perdiendo ingentes toneladas de género fresco, así como también el cárnico y el hortofrutícola viven bajo la incertidumbre. Pero no son los únicos. Las consecuencias del parón poseen consecuencias tridemensionales. La industria de la cerámica, cervecera, del agua minera, el de piensos (que acaba afectando al ganadero) e incluso el de las aceitunas. En resumen, todos aquellos productos frescos.

No hay suficientes trabajadores, los que no han secundado el parón, para tratar de salvar los “graves perjuicios” que está sufriendo actores terciarios como estas industrias, los comercios, y en última instancia, los consumidores. Y los que hay, están viendo como los piquetes traspasan la frontera de la reivindicación a la agresividad, tratando de boicotear su trabajo. Los productores de frutas y hortalizas de Almería calculan pérdidas de 10 millones de euros al día en la provincia y la industria láctea ya posee el 70% de la actividad en ‘stand by’.

El Ministerio del Interior mantiene este viernes el dispositivo de seguridad formado por 23.600 agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil para tratar de blindar esos corredores seguros para estos trabajadores. Entre algunos de los incidentes más violentos se han notificado cinco accidentes en la A-6 por lanzar neumáticos en llamas o el lanzamiento de una piedra desde un puente a un camión que transitaba por la N-121-A.

¿Cómo están las negociaciones entre los transportistas y el Gobierno?

El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Planas, recalcó que no negociarán "bajo la violencia y la coacción", calificando de "ilegal e inmoral" este tipo de actos. El Gobierno "nunca se niega a sentarse con nadie, pero no puede ser rehén del chantaje que puedan estar produciendo determinados colectivos", subrayaba la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero. Sin embargo, las industrias y sectores afectados colateralmente piden soluciones rápidas al Gobierno para no comenzar a pensar en los ERTE.

El día de ayer, la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, calificó la huelga de “boicot” por parte de “un grupo de radicales que están actuando con violencia”. Los relacionó incluso con la extrema derecha. Estos, por su parte, contestaron pidiendo su dimisión al grito de "somos transportistas, no terroristas". A su juicio, la huelga está siendo “un éxito”, al tiempo que desde la plataforma convocante han condenado estos hechos “violentos y antidemocráticos”.

El Ejecutivo, entre la espada y la pared, aprobó ayer tres medidas: trasladar al sector transportes el principio de no poder trabajar por debajo del coste que inspira la cadena alimentaria, la aprobación hoy viernes del decreto pactado con el colectivo laboral en diciembre, así como publicar semanalmente (actualmente es mensual) el índice de referencias de los precios de los combustibles. Sin embargo, todavía no parece suficiente.