NoticiasTrabajo logo Se avecina un mayor desabastecimiento: huelga de transportistas el 14 de marzo

Se avecina un mayor desabastecimiento: huelga de transportistas el 14 de marzo

Los transportistas amenazan con una huelga el 14 de marzo si el Gobierno no se sienta a negociar. Un parón nacional que provocaría un desabastecimiento general en España.

La huelga de transportistas del 14 de marzo amenaza con un desabastecimiento general en toda España Huelga de transportistas el 14 de marzo
Esperanza Murcia
Esperanza Murcia
Actualizado a:

Los transportistas de mercancías estallan de nuevo contra el Gobierno. Entre la espada y la pared, instan a la negociación para encontrar soluciones que acaben con la “precariedad” de todas sus personas trabajadoras. Para ello han amenazado con una huelga el próximo 14 de marzo que implica a “todo tipo de transporte y de toda clase de ámbito”, tal como han manifestado en un comunicado. Las consecuencias inmediatas son claras: un desabastecimiento general en toda España. 

La huelga ha sido convocada por la Plataforma para la Defensa del Sector de Mercancías por Carretera, llamando a un “paro nacional indefinido” a partir de dicha fecha. Los motivos que se esconden detrás, como han publicado desde la organización, justifican una acción de tal envergadura: “El 90% de las empresas de transporte nos encontramos en una situación económica de quiebra total, al igual que las condiciones laborales son de total precariedad en todos los sentidos”, reza el comunicado que han emitido. 

Esto, han continuado explicando, se traduce en “consecuencias que pagan de manera directa todos los conductores asalariados a los cuales defenderemos en las demandas exigidas'', tal como han denunciado desde la plataforma. Además, han solicitado tanto al ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana como al Ministerio de Trabajo y Economía Social distintas reivindicaciones

Entre ellas se encuentran, por ejemplo, que las labores de carga y descarga de los camiones se limiten en un tiempo máximo de 1 hora desde su llegada o desde la hora pactada o la “erradicación de la creación por parte de grandes empresas, que de manera paralela a sus actividades principales, utilizan el modelo cooperativista para reconvertir a sus conductores en falsos autónomos”.

Parón nacional si no hay negociación

La Plataforma Defensa del Sector de Mercancías por Carretera, que reúne a todo tipo de empresas y autónomos de mercancías, han advertido de un parón nacional este 14 de marzo, a partir de las 00.00 horas, a “todos los Ministerios del Estado competentes en las materias de las demandas que se les van a hacer llegar de manera urgente'', pidiendo al Gobierno de Pedro Sánchez que negocien la mejora de condiciones de los transportistas con sus representantes. 

Solo si el Ejecutivo se sienta a negociar desconvocarán la huelga, haciendo un llamamiento claro al Ministerio de Transportes, al mando de Raquel Sánchez Jiménez, y al resto de departamentos competentes: “'Desde este momento y hasta la fecha de inicio del Paro, se le da tiempo a los Ministerios competentes para que se sienten a negociar con los Representantes de esta organización y alcanzar los necesarios acuerdos que sean publicados en el BOE, y sólo de esta manera se desconvocaría dicho parón”. 

No obstante, otras asociaciones importantes del sector, como son el Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC), la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer) y la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM), no se han sumado de momento a la huelga de transportistas, convocada por la plataforma. Se entiende que esta, tras las reivindicaciones presentadas, rechaza el acuerdo establecido en diciembre de 2021, donde también se amenazó con una huelga. 

Más leña al fuego: subida de la gasolina

Por si fuera poco, a la situación actual que están viviendo los transportistas hay que añadir la subida de la gasolina, disparada los últimos meses y que está registrando sus máximos este mes de marzo, como ocurre también con la luz. Una de las medidas que se consiguieron es la revisión del precio del transporte por la variación del gasóleo, recogida en el aprobado decreto-ley del 1 de marzo, que establecía que los transportistas incrementasen sus tarifas al menos un 12%. 

Sin embargo, según han declarado desde la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer), como han publicado en Marca, esta resulta insuficiente para cubrir los costes de explotación. Esto se traduce en la pérdida de poder adquisitivo de los transportistas, algo que ya denunciaron en las negociaciones del pasado diciembre.