Sociedad

La DGT revisará la renovación del carnet para mayores de 65 años

La Dirección General de Tráfico aumentará antes de 2023 la periodicidad de las pruebas psicofísicas y la rigurosidad de las pruebas psicotécnicas para las personas de avanzada edad, como recoge la Estrategia de Seguridad Vial 2030.

La DGT revisará la renovación del carnet para mayores de 65 años
Pareja de mayores de 65 años conduciendo
Javier Martín
 

Renovar el carnet para las personas mayores de 65 años conllevará cambios con brevedad, tal y como anunció la Dirección General de Tráfico (DGT) y recoge la Estrategia de Seguridad Vial 2030 como una de las nuevas baterías de medidas a instaurar. De esta manera, los plazos y pruebas pertinentes para este procedimiento en conductores de avanzada edad serán modificados, acortándose.

Era uno de los debates por excelencia y antigüedad que el organismo dirigido por Pere Navarro tenía sobre la mesa y que afronta ahora, con el objetivo de especificar la nueva normativa al respecto antes de que llegue 2023, el plazo límite para ello. Una demanda frecuente desde distintos organismos de seguridad vial, que consideraban que los plazos actuales eran demasiado amplios.

Del mismo modo, consideraban incoherente que las pruebas físicas fueran las mismas para una persona de 18 años que para alguien de 80, cuando, a pesar de la subjetividad de cada caso, es evidente que las facultades para la conducción se van viendo afectadas por la edad. Los test psicotécnicos, igualmente, serán más exhaustivos, como confirmó Tráfico.

DGT: nuevos requisitos para renovar el carnet de conducir para los mayores de 65 

Esta idea, la de acortar los plazos e intensificar las pruebas para los conductores mayores de 65 años, ya se ejecutó en 2009, debiéndose renovar el carnet cada dos años en los mayores de 70. Pero se acabó deshaciendo en favor del cumplimiento de la legislación europea. Actualmente, los mayores de 65 deben renovarlo cada cinco y cada tres en el caso de los profesionales. Ahora, a la espera de concreción, se estudia volver a esos plazos o estrecharlos aún más.

“El seguir conduciendo no depende de la edad, sino del estado de las capacidades y aptitudes que tenga el conductor. A partir de los 65 años y para asegurar que se mantiene intacta la capacidad para conducir, se reduce el periodo de vigencia del permiso de conducir. Lo que se pretende de esta manera es incrementar la frecuencia de las revisiones médicas y de aptitud para que seguir conduciendo sea seguro para todos”, indica la DGT.

María José Aparicio, subdirectora de Educación y Formación Vial de la DGT, puntualizó en ‘El Diario Vasco’ que “un plazo de cinco años para una persona de 90 es mucho". Para ella, la idea es establecer nuevos plazos más congruentes "a la evolución psicofísica de las personas" y subdividir aún más los conductores cuya franja de edad obligará a renovar el carnet con mayor periodicidad.

Un psicotécnico más duro

La prueba que evalúa aspectos como las capacidades visuales y auditivas, así como de coordinación o reflejos, además de un análisis médico general tiene fama de ser un mero trámite, a no ser que se encuentre una valoración absolutamente negativa.

Algo que cambiará para los ‘viejennials’, el término que acuñó la DGT para este colectivo, del que dijo que tiene más probabilidad de cometer infracciones a pesar de mostrar más prudencia al volante. De hecho, el 23% de los fallecidos en accidentes de Tráfico el pasado año eran mayores de 65 años.

Así lo evidencia un estudio de la Fundación Línea Directa, 'Mayores de 65 años al volante: ¿peligro real o mito social?': el 98 % de los conductores afirmaban no haber suspendido nunca un examen psicotécnico. Se valora también incluir un informe médico que subraye las posibles enfermedades al volante o la toma de medicación que dificultarían la conducción.

ARCHIVADO EN: