NoticiasTrabajo logo La DGT recomienda que no escuches esta música mientras conduces

La DGT recomienda que no escuches esta música mientras conduces

La DGT recomienda que no escuches esta música mientras conduces DGT | Recomendaciones sobre la música a la hora de conducir
Javier Martín
Javier Martín
Actualizado a:

La Dirección General de Tráfico ha elaborado una lista con consejos para escoger la música más adecuada para conducir. La última reforma de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial pretende reducir casi al mínimo la siniestralidad y el número de víctimas en 2050. Para ello, lo hará mediante la sanción y el castigo, preferentemente, con tal de disuadir conductas que aminoren la concentración al volante. Fumar, el GPS, el móvil y también la música. 
 
Según apunta la DGT las canciones más recomendadas, en base a su teórica concepción de seguridad, son aquellas que tienen un tempo o ritmo parecido al de nuestro corazón. Teniendo en cuenta que esto se mide en beats por minuto (BMP) o pulsaciones por minuto (PPM), se estaría hablando de canciones con 60 u 80 pulsos por minuto. El organismo público dirigido por Pere Navarro aconseja apostar por música estimulante o, en cambio, un programa de radio o algún podcast que nos resulte de interés y mantiene nuestros niveles de concentración y atracción elevados.


 Así ayudarán también a evitar la somnolencia y la monotonía. En cuestión de gustos y de géneros no hay una norma escrita pero Tráfico asegura que con el género pop-rock se tiende a conducir más rápido y violento, por ejemplo, que con música clásica. A esto añade que las canciones más relajantes, las tertulias o los cursos de idiomas evitan las reacciones agresivas o nerviosas al volante.

Habla la DGT: a qué volumen se puede llevar la música en el coche

Ahora que sabemos qué deberíamos escuchar mientras conducimos, la DGT establece también cómo hacerlo. Sus informes señalan que llevar el volumen demasiado alto puede afectar a la conducción, ya que podría impedir que escuchemos lo que sucede fuera del vehículo. Por lo tanto, lo más aconsejable es decantarse por un nivel que nos permita percibir las señales acústicas exteriores, sin ser, eso sí, demasiado bajo para que no acabe produciendo el efecto contrario: el de adormilarnos.
 
Hay que tener cuidado con el volumen excesivo porque si un agente de la autoridad considera que llevamos la música demasiado alta nos puede sancionar. ¿Por qué?, ¿lo recoge la ley? Esto es así porque poner un volumen alto es considerado por muchas ordenanzas municipales como contaminación acústica.

Sobre todo, entre las 22:00 y las 08:00 horas, la franja horaria elegida por la mayoría de los consistorios locales. Son, por tanto, los ayuntamientos los que establecen también las multas que castigan a un conductor cuando el volumen de su coche supera los decibelios máximos permitidos.

¿Cuántos decibelios están pemitidos en el coche?

Normalmente se utiliza como frontera permitida los 87 decibelios (db). A partir de ahí, y en función de ese exceso, la cuantía de la sanción a imponer será menor o mayor. Por ejemplo, en algunos ayuntamientos la multa por pasarse cuatro decibelios es de 90 euros.

Sin embargo, esa cifra varía de una localidad a otra y en los casos más extremos puede llegar incluso a los 3.000 euros. En Madrid, por ejemplo, superar el límite en 4dB supone una multa de 90 euros, de 300 con 7 dB de más y de 600 en adelante. Motivarse con el volumen de lo escuchado, por tanto, puede llegar a salir muy caro.