NoticiasTrabajo logo El Gobierno explica por qué solo suben las pensiones no contributivas en julio

El Gobierno explica por qué solo suben las pensiones no contributivas en julio

El Gobierno explica por qué solo suben las pensiones no contributivas en julio Estos son los motivos por lo que suben las pensiones no contributivas en julio.
Isabel Gómez
Isabel Gómez
Actualizado a:

Los pensionistas que reciben una pensión no contributiva del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso) están de suerte. Tras las nuevas medidas anticrisis tomadas por el Gobierno de España, los beneficiarios podrán ver un incremento de sus pensiones del 15% hasta final de año. Sin embargo, esta medida no ha gustado a quienes perciben una pensión contributiva de la Seguridad Social y se preguntan por qué solo suben las pensiones contributivas en julio.

La razón por la que suben estas recae, en primer lugar, en un acuerdo al que llegaron el partido independentista vasco, EH Bildu, junto al Ministerio de la Seguridad Social, para que estas subieran ese porcentaje al ser una cuantía baja. La condición a cambio era que los primeros apoyaran al Gobierno para impulsar el anteproyecto de ley de planes de pensiones de empresas. Tras la abstención de los vascos en la votación en el Congreso, se aprobó la condición de la subida de estas pensiones.

Una medida que volvió a considerarse y se introdujo en el nuevo decreto-ley, aprobado el pasado sábado en un consejo extraordinario de ministros. El objetivo de este era llevar a cabo iniciativas económicas que permitieran que la economía española no se resintiera como consecuencia de la guerra de Ucrania. Por ello, el Ingreso Mínimo Vital (IMV) verá incrementada su cuantía en un 15%.

¿Quiénes pueden cobrar una pensión no contributiva en julio con la subida?

Desde el Imserso aclaran que tendrán derecho a pedir una pensión no contributiva todas las personas que no han cotizado los años suficientes para poder cobrar alguna de la Seguridad Social. Además, tiene que demostrar que presentan una clara carencia de rentas. El límite de ingresos está fijado en los 5.899,60 euros al año.

Actualmente, este tipo de pensiones se dividen en dos tipologías diferentes:

  • Pensión no contributiva de jubilación.
  • Pensión no contributiva de invalidez.

Cada una de ellas presentará unos requisitos previos que habrá que cumplir y que las diferencian. A rasgos generales, se distinguen de las pensiones de la Seguridad Social en las siguientes cuestiones:

  • Para poder cobrar las contributivas, será necesario demostrar que se ha cotizado durante un mínimo de 15 años a la Seguridad Social en alguno de sus regímenes a lo largo de la vida laboral. Las del Imserso están para suplir la falta o nula cotización de las personas que la reciban.
  • Las cuantías entre ambas también van a ser diferentes porque en las no contributivas son fijas, mientras que las contributivas se van a tener en cuenta varios aspectos, aunque siempre haya fijados unos límites máximos y mínimos para cobrar.

¿Cómo quedan las cuantías de las pensiones no contributivas en julio con la subida?

A diferencia de las pensiones contributivas, las que no lo son presentan una cuantía fija cada año por los Presupuestos Generales del Estado. En 2022, la primera subida ya se produjo a comienzos de enero, cuando experimentaron una subida del 3%, tras la reforma de la Ley Escrivá.

La segunda subida del año se produce en este mes y se ha estipulado que sea así hasta el 31 de diciembre. De esta forma, las cuantías que van a recibir los beneficiarios de ambas modalidades no contributivas serán las siguientes con el incremento del 15%:

  • Pensión de jubilación: pasará a ser de 491 euros mensuales.
  • Pensión de invalidez: pasará a ser de 531 euros mensuales.

Como se refleja, han ascendido una media de entre 60 y 120 euros mensuales. Una medida que ayudará a esas personas con bajos ingresos, pero que todavía tiene un inconveniente. De media no llega a superar apenas el 50% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) que hay estipulado en España para 2022. Esto quiere decir que no llega a sobrepasar los 500 euros mensuales.